Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

La Diputación y la Fundación “la Caixa” apuestan por la innovación y el emprendimiento social para hacer frente a la despoblación

Diputación de Málaga
Notas de prensa

La Diputación y la Fundación “la Caixa” apuestan por la innovación y el emprendimiento social para hacer frente a la despoblación

La reducción de la brecha digital en el mundo rural y la puesta en valor de los recursos naturales de la provincia, se plantean como nuevos retos de La Noria para 2022

Un total de 23 entidades sociales desarrollarán sus iniciativas con una aportación de 300.000 euros

Salado destaca que los proyectos buscarán la implicación del sector privado para conseguir una economía responsable y sostenible al servicio de las personas y el planeta

Un total de 23 entidades sociales de la provincia de Málaga desarrollarán sus proyectos de innovación social gracias a la Diputación de Málaga a través de su centro de innovación social La Noria y de la Fundación ‘la Caixa’, que gracias a la nueva edición del ‘Programa de apoyo a la implementación de proyectos de innovación social’ destinarán 300.000 euros para apostar por la innovación social y el emprendimiento social como herramienta para hacer frente al reto demográfico en la provincia. Asimismo, esta convocatoria plantea nuevos retos como la reducción de la brecha digital a través de la formación o la generación de emprendimiento social mediante la puesta en valor de los recursos naturales del territorio de forma sostenible, entre otros.

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, junto a la vicepresidenta cuarta y diputada de Innovación Social y Despoblamiento, Natacha Rivas; el  subdirector general de la Fundación “la Caixa” Marc Simón y el director territorial de Andalucia Oriental en CaixaBank, Juan Ignacio Zafra, ha dado la bienvenida a los nuevos “inquilinos” del centro de innovación social, La Noria, que desde el mismo y a través de sus distintos nodos en la provincia, trabajarán para ofrecer soluciones a los desafíos de la sociedad malagueña, desarrollando actuaciones en los municipios menores de 20.000 habitantes, con especial incidencia en aquellos con riesgo de despoblación.

Salado ha destacado la alianza que mantienen la institución provincial y “la Caixa” desde el año 2013 para conseguir este objetivo, lo que los convierte en “todo un ejemplo de colaboración público-privada que ha permitido que las entidades sociales cuenten con los recursos económicos para poner en marcha un total de 158 proyectos para la mejora social y económica de la provincia, convirtiendo al centro de La Noria en un referente internacional”. Por tanto, ha agradecido a la Fundación “la Caixa” y CaixaBank “estos ocho años de convivencia, de camino juntos, que nos han permitido no solo desarrollar proyectos para la mejora económica y social de la provincia; si no contar con el respaldo de una entidad como la vuestra con una larga trayectoria, única y referente de lo social”.

Salado, ha adelantado que especialmente este año, las entidades sociales incidirán en el trabajo conjunto y la colaboración privada en el desarrollo de los proyectos. “Es necesario trabajar y potenciar la relación entre empresas y entidades sociales para conseguir una economía responsable y sostenible al servicio de las personas y el planeta”, ha señalado Salado.

El presidente ha explicado que con esta convocatoria “buscamos posicionar la innovación y la generación e impulso del emprendimiento social como herramienta y apoyo al reto demográfico, con el que Diputación está más comprometida que nunca”. “No nos cabe duda que los emprendedores en general, y en particular los emprendedores sociales, se encuentran en simbiosis con nuestro medio rural y con las oportunidades que desde nuestra provincia pueden desarrollarse. Y eso hay que aprovecharlo”, ha incidido.

Por tanto, en este sentido y como novedad en el nuevo ejercicio, se impulsarán proyectos que generen emprendimiento social en la provincia a partir de los recursos naturales del territorio y acciones innovadoras. Todo esto desde la agricultura, la ganadería y el medioambiente. Emprendimientos que además de valor económico, también producirán un impacto positivo en la sociedad. También se incorporarán proyectos de formación para la reducción la brecha digital en el medio rural.

La lucha contra la despoblación, a través de acciones que promocionen la identidad rural y el asentamiento de los jóvenes en el territorio o las acciones encaminadas a la inclusión social y empleabilidad de personas con diversidad funcional, se mantienen como retos esta temporada. Estas últimas contarán con la ayuda de empresas de los municipios donde desarrollen sus iniciativas de acompañamiento a la insercción laboral.

Las entidades sociales que formarán parte de La Noria serán: Asociación Cultural Malavaina, Asociación Ecoherencia, Amma Almijara, Grupo Extiercol, Asociación Sirona, Cooperativa Circula, Asociación Arrabal, Talento y Naturaleza, Federación de Asociaciones de Mujeres de Sierra de las Nieves, Asociación Rooral, Asociación para el Desarrollo del Turismo Rural y su Cultura ‘El Pasero’, Asociación Amigos de Europa, Fundación Marcelino Champagnat, Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce, Asociación de Padres de Niños y Adultos Autistas, Fundación Tutelar y de Asistencia Personal, Asociación Ciudadana Antisida de Málaga, Fundación Asprodisis, COAG Málaga, Asociación Naim, Asociación Veracruz para la Defensa de la Cultura y las Tradiciones de Benarrabá y Acción contra el Hambre.

En este acto también han participado una veintena del alumnos del Instituto de Educación Secundaria Ben Gabirol, que han asistido a través del ciclo de Animación Sociocultural y Turística, y de la asignatura Iniciativa Emprendedora.

Escuela de Impacto Social y nodos comarcales

La Escuela de Impacto Social de La Noria, ha recordado Salado, seguirá siendo el punto de encuentro para la capacitación de entidades sociales y su consecución de la eficiencia y sostenibilidad económica; así como los nodos de innovación social de los que dispone La Noria por comarcas para el impulso y promoción de la innovación social en la provincia. En activo se encuentran en Pizarra (edificio de La Huerta); Marbella (Cortijo Miraflores del Ayuntamiento); Vélez-Málaga (edificio de Empresa y Empleo del Ayuntamiento).

Estos nodos se encuentran en el edificio de La Huerta en Pizarra, el Cortijo Miraflores del Ayuntamiento de Marbella, en el Edificio de Empresa y Empleo del Ayuntamiento de Vélez-Málaga; a los que se ha sumado recientemente el nodo especializado en economía azul del Rincón de la Victoria ubicado en el Cortijo Lo Cea; y a los que se sumarán pronto otros en las comarcas de la Axarquía, Antequera y Ronda.

Retos, entidades sociales y proyectos

Reto para la puesta en valor de los recursos naturales del territorio de forma sostenible

El sector primario será el protagonista en este reto en el que a través de acciones innovadoras se potenciará el emprendimiento social en torno a la ganadería, la agricultura y el medioambiente.

Así, la Asociación Cultural Malavaina trabajará la implicación de las Organizaciones de Ayuda Alimentaria, la generación de canales de venta directa y la orientación para garantizar un reparto más equitativo de la producción alimentaria y la generación de empleo inclusivo. Todo ello interactuando con los pequeños productores para el beneficio y rentabilidad de la explotación agrícola.

La Asociación Ecoherencia pondrá en valor las iniciativas agroecológicas de la provincia analizando su capacidad de resiliencia ante la emergencia climática y dará microfinanciación a cuatro iniciativas de valor social para facilitar su consolidación.

La entidad social Almijara, potenciará los valores patrimoniales, naturales y turísticos de las Cuevas de San Marcos a través de acciones innovadoras en torno al agroturismo sostenible y la zootecnia.

La primera Escuela Rural de Agroecología para la formación de la juventud será puesta en marcha por la Asociación Extiercol, persigue el objetivo de fomentar el emprendimiento y el asentamiento de los jóvenes en el medio rural.

La Asociación Sirona llevará a cabo una planta piloto de producción sostenible de organismos acuáticos y vegetales para formar personas y promocionar el emprendimiento sostenible en municipios menores.

El proyecto de Circula SCA construirá con madera reciclada dos huertos urbanos con diez mesas de cultivo en atura en cada uno de ellos, para ser disfrutados por personas mayores e instalados en Casabermeja y Riogordo.

La Asociación Arrabal trabajará en torno al sector caprino formando a personas en situación de vulnerabilidad para su inclusión rural y laboral.

Reto para hacer frente al despoblamiento de las zonas rurales

La convocatoria abordará este reto a través de acciones que ayuden a reforzar el sentimiento y la pertenencia al territorio, revalorizando el mundo rural, favoreciendo el asentamiento de los jóvenes en el territorio y demostrando la capacidad de generar nuevas iniciativas vinculadas a un desarrollo sostenible.

El proyecto ‘Pueblo Acogedor’ de la entidad Talento y Naturaleza creará vínculos emocionales estables entre la población rural y la población urbana para que consideren a los pueblos como lugares donde vivir experiencias y desarrollarse como personas. Como novedad, este año pondrá en marcha ‘Pueblo Escuela’ para jóvenes y mujeres de pueblos acogedores.

La Federación de Asociaciones de Mujeres de Sierra de las Nieves formará a jóvenes, mujeres y personas discapacitadas en experiencias de emprendimiento verde que puedan ser susceptibles al autoempleo de cara a las oportunidades que ofrece el Parque Nacional Sierra de las Nieves.

La Asociación Rooral realizará un diagnóstico de 45 municipios en riesgo de despoblación para conocer las necesidades de cada pueblo y cuáles son las estrategias con más potencial para atraer a los teletrabajadores o nómadas rurales.

La Asociación para el Desarrollo del Turismo Rural y su Cultura ‘El Pasero’ trabajará en la profesionalización y la puesta en valor del cultivo y manejo de la uva pasa moscatel, así como su uso en el turismo, la arquitectura y la agronomía, como herramienta para el fomento del emprendimiento social.

‘La Corte 2.0’ de la Asociación Amigos de Europa, nace con la idea de de recuperar el hoy abandonado camping municipal ‘Las Camaretas’ ubicado en Cortes de la Frontera, para ofrecer un espacio para el desarrollo de proyectos de innovación social y educación que beneficie a sus habitantes y a su comarca.

La Fundación Marcelino Champagnat partirá de las conclusiones de su investigación de la industria textil en la provincia para realizar diferentes acciones como la formación integral en diseño, patronaje, moda sostenible, diseño y nuevas tendencias. Además formará al alumnado para emprender.

‘Málaga Activa en Rural’ de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores propone la creación de una plataforma e-learning enfocada en el autoempleo, donde facilitarán las herramientas básicas para la puesta en marcha de ideas de emprendedores sociales del medio rural.

El Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce trabajará en la promoción del emprendimiento social y en la generación de ideas creativas, y acercará los recursos e iniciativas empresariales de la comarca para sensibilizar y vincular a la población joven a su territorio.
Reto para la inclusión social y laboral de las personas con diversidad funcional
El presente reto trabajará la inclusión social y la empleabilidad de personas con diversidad funcional con la ayuda y colaboración de empresas de los municipios que van a llevar a cabo iniciativas de acompañamiento a la inserción laboral.

La Asociación Autismo Málaga ofrecerá talleres que den soluciones reales y novedosas a jóvenes entre 16 y 25 años con TEA de nivel 1, con la finalidad de proporcionar orientación vocacional, formación y facilitarles la integración laboral a los jóvenes de Pizarra, Casares y Álora.

La Fundación Tutelar y de Asistencia Personal pondrá en marcha una granja de caracoles y ofrecerá formación sobre su comercialización y puesta en marcha a personas con diversidad funcional del Valle del Guadalhorce.

También trabajará en este reto la Asociación Ciudadana Antisida de Málaga que busca aumentar la empleabilidad de las personas en riesgo de exclusión social a través de la incrementación de creación de productos de la marca social ‘Hilo Doble’ y su comercialización en Algarrobo Costa, Torrox y Frigiliana.
Asprodisis pondrá en marcha un programa donde un grupo de personas con discapacidad intelectual de la comarca de Ronda adquirirá los conocimientos necesarios en el ámbito de la cosmética natural para elaborar productos que posteriormente serán comercializados con empresas del sector servicios de la zona.

Reto para la reducción de la brecha digital en el medio rural

La Noria con esta convocatoria trabajará en la reducción de la brecha digital en el medio rural a través de la formación.

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Málaga (COAG) formará a agricultores y ganaderos en conceptos básicos electrónicos, manejo de aplicaciones telemáticas, APPs y uso de redes sociales, todo ello para la mejora y modernización de sus explotaciones y generación de emprendimiento rural.

La Asociación Naim propone una iniciativa que busca mitigar la migración del talento en las zonas rurales a través de la formación en competencias digitales y programación para jóvenes del territorio con titulación de grado superior o universitario. Posteriormente desarrollarán proyectos propuestos por entidades y empresas locales para aplicar esos conocimientos.

La Asociación Veracruz para la Defensa de la Cultura y las Tradiciones de Benarrabá pondrá en marcha un programa de innovación y emprendimiento social para establecer un nodo en la comarca, a través del cual pondrá en valor el Valle del Genal como oportunidad para generar proyectos innovadores.

Reto para alcanzar la eficiencia y sostenibilidad económica de las entidades

La entidad Acción contra el Hambre con la Escuela de Impacto Social como referencia, será quien aborde este reto a través de un programa de formación y consultas especializadas e individualizadas para la implantación práctica del proceso de cambio hacia la mejora y sostenibilidad de las entidades y sus proyectos.