Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

La Diputación premia proyectos de mujeres sobre agroturismo en una granja de chivos, educación nutricional y recuperación de tradiciones

Diputación de Málaga

Noticias


La Diputación premia proyectos de mujeres sobre agroturismo en una granja de chivos, educación nutricional y recuperación de tradiciones

Juan Rosas destaca el papel de las empresarias en el ámbito rural contribuyendo al dinamismo y el desarrollo de los pequeños municipios

Se han galardonado iniciativas para la reactivación de zonas despobladas, para la innovación y el emprendimiento social y para la recuperación de costumbres

La Diputación de Málaga ha dado a conocer hoy las ganadoras de las tres modalidades del II Premio Mujer Emprendedora, convocado por la institución provincial a través del servicio de Empleo. Las galardonadas son Raquel Subirana, de Júzcar, por un proyecto intergeneracional de recuperación de tradiciones; Beatriz Angulo, de Algatocín, por una iniciativa de educación nutricional; y Lorena Jurado, de Almogía, por un proyecto de agroturismo en una granja de chivos.

El vicepresidente de Desarrollo Económico y Social, Juan Rosas, ha explicado hoy, durante el acto de entrega de los premios, que una treintena de mujeres emprendedoras, empresarias y profesionales autónomas de municipios menores de 50.000 habitantes han participado en la segunda edición de este galardón. Y ha añadido que es una iniciativa de la Diputación para contribuir al reconocimiento, visibilidad y promoción de empresas, negocios y actividades creativas, innovadoras y generadoras de empleo realizadas por mujeres.

“Ha habido que elegir tres ganadoras, pero hay muchos proyectos de gran interés, puestos en marcha o planteados por mujeres, para fomentar el dinamismo y el desarrollo de los municipios más pequeños, contribuyendo así a luchar contra la despoblación, y para recuperar tradiciones y costumbres”, ha destacado Juan Rosas.

Los proyectos presentados se encuadran en actividades tan diversas como hostelería, turismo rural y sostenible, educación, salud, alimentación, artesanía, agricultura y ganadería, y se trata de iniciativas de negocios de Alhaurin el Grande, Alozaina, Júzcar, Alfarnate, Periana, Parauta, Colmenar, Montejaque, Frigiliana, Algatocín, Ronda, Archidona, Cártama, Teba, Álora, Coín, Villanueva de Algaidas, Almogía y Cuevas Bajas.

En esta nueva edición se han concedido premios en tres categorías diferentes dotados con 3.000 euros cada uno.

Proyectos premiados

Por un lado, el Premio Mujer Emprendedora 2023 por la reactivación de las zonas despobladas de la provincia de Málaga ha recaído en Raquel Subirana por un proyecto educativo intergeneracional de pedagogía activa y vivencial para el desarrollo sostenible en Júzcar, incluyendo la recuperación de tradiciones, juegos y canciones.

El Premio Mujer Emprendedora 2023 a la innovación y el emprendimiento social ha sido para Beatriz  Angulo, cuyo proyecto es la realización de talleres teórico-prácticos de divulgación de la cocina saludable y pautas nutricionales en Algatocín. Se trata de ‘residencias gastroculturales’, unas jornadas de carácter intergeneracional e intercultural en las que, a través de los conocimientos y tradiciones de los que son portadoras las personas mayores, se ponen en valor los recursos naturales y culinarios de la comarca.

Y el Premio Mujer Emprendedora 2023 por la recuperación y conservación de las tradiciones y la cultura de la zona se ha otorgado a Lorena Jurado por el proyecto ‘Ganadería la niña del río”, que ofrece actividades de agroturismo y alojamiento en Almogía, colaborando con el ordeño, dando el biberón a los chivitos y pastoreando a la cabaña ganadera.

El jurado del II Premio Mujer Emprendedora ha estado formado por representantes de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores de Andalucía, la Confederación de Empresarios de Málaga, la Agrupación Malacitana de Jóvenes Empresarios y la Diputación de Málaga.

En la valoración de los proyectos presentados se han tenido en cuenta, entre otros criterios, la originalidad y creatividad del proyecto, que el producto o servicio aborda una necesidad o desafío social, la capacidad del modelo de negocio para crecer e internacionalizarse y que el producto o servicio aborde el mantenimiento o recuperación de las tradiciones y cultura de la provincia.

Igualmente, otros aspectos también valorados han sido viabilidad técnica y económica del proyecto, así como que se ejecute o sirva para el fomento del crecimiento económico y social en las zonas despobladas de la provincia, y que contribuya al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.