Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La Diputación concede 377.000 euros en ayudas a asociaciones agrarias y ganaderas

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación concede 377.000 euros en ayudas a asociaciones agrarias y ganaderas

ASAJA, COAG y UPA recibirán subvenciones para la puesta en marcha de diferentes proyectos de teleformación y asesoramiento

Francisco Salado destaca que el apoyo al sector agroalimentario es fundamental para la lucha contra la despoblación y para el equilibrio territorial y socioeconómico de la provincia

Juan Carlos Maldonado resalta que es la primera vez que, desde la Delegación de Desarrollo Económico Sostenible, se conceden subvenciones nominativas a las tres organizaciones agrarias más importantes de la provincia

La Diputación de Málaga ha concedido este año subvenciones nominativas por un importe global de 377.000 euros a diferentes asociaciones agrarias y ganaderas como respaldo a un sector prioritario para la institución provincial como es el agroalimentario. Se trata de ayudas que, principalmente, se destinarán a formación y asesoramiento de agricultores y ganaderos aunque también se han facilitado ayudas directas a entidades para impulsar productos malagueños.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, y el vicepresidente primero y diputado de Desarrollo Económico Sostenible de la Diputación de Málaga, Juan Carlos Maldonado, han presentado hoy las subvenciones concedidas a asociaciones agrarias y ganaderas de la provincia de Málaga. En el acto han participado también representantes de las principales entidades representativas del sector: el presidente de ASAJA Málaga, Baldomero Bellido; el secretario provincial de COAG, Antonio Rodríguez; y el secretario provincial de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Francisco Moscoso.

Salado ha destacado que las explotaciones agrarias y ganaderas son imprescindibles para la vida del interior, de los pueblos medianos y pequeños, indicando que son la principal razón de ser de la Diputación, porque dan trabajo, ingresos y futuro a miles de familias malagueñas.

“Sin apoyo al sector agrario y ganadero -ha añadido-, no puede haber una política seria de lucha contra la despoblación, ni equilibrio territorial y socioeconómico. Ese apoyo lo concreta la Diputación, año tras año, en numerosas líneas de actuación e inversiones”.

Y se ha referido a que ese respaldo se materializa en obras y mejoras en el entorno rural, en carreteras y caminos, en la urbanización y mejora de nuevos polígonos que sirven de base a muchas de esas explotaciones agrarias, en obras hidráulicas de abastecimiento, depuración y reutilización de aguas residuales y en ‘Sabor a Málaga’, la gran marca de promoción de la Diputación.

Salado ha indicado que ASAJA, COAG y UPA llevan a cabo una importante labor en la formación, asesoramiento, modernización y acceso a ayudas europeas y gestión de la PAC en el campo malagueño. “Tienen un papel protagonista y su trabajo es de enorme importancia para sostener al tejido de pymes, cooperativas y familias que viven de la agricultura y ganadería en nuestra provincia”, ha valorado.

Esfuerzo de agricultores y ganaderos

Por su lado, Juan Carlos Maldonado ha destacado que, es la primera vez, que desde la Delegación de Desarrollo Económico Sostenible, se conceden subvenciones nominativas a las tres organizaciones agrarias más importantes de la provincia. “Estas entidades, en años anteriores, sólo podían optar a subvenciones que se concedían por concurrencia competitiva. Por eso, a la hora de elaborar la reestructuración de los presupuestos en el Plan Málaga, decidimos fijar subvenciones nominativas para cada una de ellas, al entender como vital el trabajo que realizan, para la economía de nuestra provincia y, máxime, en unas circunstancias tan excepcionales como las que estamos viviendo en este año marcado por el Covid_19”

Maldonado ha incidido en que el momento el que se declaró la pandemia coincidió con un momento clave para los ingresos anuales de las explotaciones agrarias como es la tramitación de los expedientes de la PAC. “La gran parte de estos expedientes -ha explicado- se han podido tramitar gracias al esfuerzo realizado por el teletrabajo que han desempeñado estas entidades, pero, al igual que ha ocurrido en otros sectores, estas entidades también se han acogido a ertes para sus trabajadores y otras gestiones complementarias, pero necesarias para nuestros campos, se han quedado en el tintero, como labores de asesoramiento; la realización de las copias de las facturas de insumos; visitas técnicas; elaboración de informes o cursos de formación que ya estaban planteados”.

“Todo este trabajo, que por el COVID no han podido efectuar, ha supuesto un enorme daño para nuestros agricultores y ganaderos que, no debemos olvidar, la mayoría de ellos tiene una edad avanzada y de un nivel educativo básico. Pero también, como digo, ha supuesto una merma en los ingresos de estas organizaciones, cuya trabajo es vital para evitar el despoblamiento de nuestros pueblos y garantizar la economía de muestro medio rural, muy ligada a la agricultura y ganadería”, ha señalado el vicepresidente primero.

“Por eso – ha incidido - hemos querido subvencionar en su totalidad los proyectos que nos han hecho llegar las tres organizaciones, porque les permitirá continuar con su labor para con el campo malagueño y, a la vez, contribuir a su propia supervivencia, permitiéndoles recuperar a su personal e incluso contratar a nuevos técnicos”.

Entidades y proyectos que han recibido las ayudas

Por un  lado, se han concedido 114.418 euros a un proyecto de ASAJA, CAMPUSAGRARIO, una plataforma de formación online que contará con 280 cursos, que irán desde el mantenimiento y manejo de tractores o el control de la salud y sanidad avícola, hasta la elaboración de planes de negocios para microempresas, gestión contable, marketing, inglés o manejo de redes sociales. Están destinados a entre 1.300 y 1.500 participantes del ámbito rural, con especial atención a las mujeres, para fomentar la igualdad de oportunidades y enfocados, fundamentalmente, los municipios con menor población de la provincia.

También se han asignado 69.190 euros a COAG para el desarrollo de una iniciativa de asesoramiento a agricultores y ganaderos en cuestiones como la regularización de pozos o naves ganaderas o la tramitación de seguros agrarios. Todo ello, que permitirá contratar a siete personas, estará centrado en pequeños municipios de las zonas rurales, con el fin de hacer sus explotaciones más rentables y sostenibles y, a la vez, fomentar así la fijación de la población a sus municipios.

Y UPA recibirá 53.392 euros para poner en marcha una plataforma de teleformación, con la contratación de cuatro personas, para tareas de asesoramiento, visitas técnicas o los cambios en el Sistema de Información Geográfica de parcelas agrícolas cursos. También se podrá agilizar la tramitación de expedientes administrativos pendientes por culpa del covid.

Además, Maldonado ha detallado otras ayudas concedidas, como los 40.000 euros al Consejo Denominador de la Aceituna Aloreña; otros 40.000 para Cabrama, la Asociación Española de Cuidadores de la Cabra Malagueña; y 60.000 euros al Consejo Regulador del Vino.

Y ha recordado que estas subvenciones se unen a los más de tres millones de euros en ayudas directas que, desde la Delegación de Desarrollo Económico Sostenible, dentro del Plan Málaga, se han destinado a empresas agroalimentarias, comercios de alimentación y para el sector hostelero de nuestra provincia. Igualmente, se han dedicado 3.780.000 euros al pago de la cuota de autónomos y para el apoyo a la contratación, de los que también se han beneficiado el tejido agroalimentario y ganadero de la provincia.