Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Más de 150 empresas y entidades participan el I Foro de Silver Economy de la Diputación de Málaga

Diputación de Málaga
Noticias

Más de 150 empresas y entidades participan el I Foro de Silver Economy de la Diputación de Málaga

Natacha Rivas considera necesaria la concienciación de la sociedad sobre la inversión de impacto social “para acelerar esta tendencia que en Europa ya es una realidad”

La Silver Economy trabaja en el impulso de un ecosistema que favorezca el desarrollo de iniciativas de emprendimiento vinculadas a los recursos y servicios para mayores

Un total de 150 empresas y entidades han participado desde el pasado martes, 23 de marzo, hasta hoy en la primera edición del Foro Silver Economy de la Diputación de Málaga. La vicepresidenta cuarta y diputada de Ciudadanía y Atención al Despoblamiento del Territorio, Natacha Rivas, ha sido la encargada de moderar la última jornada de este encuentro online que durante cuatro días ha reunido a expertos de toda España en economía senior y que han compartido sus experiencias.


“El desarrollo de la economía plateada va a suponer un antes y un después desde el punto de vista demográfico y de oportunidades para el mundo rural en los 103 pueblos de Málaga gracias al impulso que le ha dado la Diputación con la organización de este I Foro”, ha señalado Rivas. La jornada de hoy ha girado en torno al tema de la financiación e inversión de impacto en la economía senior.


Rivas ha destacado la importancia de trabajar en la concienciación sobre la inversión de impacto social “para acelerar esta tendencia que en Europa es ya una realidad”. Asimismo, considera que las administraciones públicas tienen que cumplir un papel fundamental como facilitadores y apoyo en las fases tempranas de emprendedores sociales.


Impacto social, tecnología de malla descentralizada e inversión sostenible

El primer ponente de hoy ha sido Stefan Mathesius, jefe de la Unidad Instrumentos Financieros de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, dependiente de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidad de la Junta de Andalucía quien ha dicho que “el gran handicup de las cooperativas y de las empresas de economía social es medir el impacto social” y ha expuesto las líneas maestras de estos fondos de inversión en Andalucía.

Por su parte, Montse Guardia, directora general del consorcio Alastria, asociación sin ánimo de lucro que fomenta la economía digital a través del desarrollo de tecnologías de registro descentralizadas/Blockchain ha dicho que “podemos mejorar la vida rural y las profesiones que se creen en torno a la Silver Economy a través de la tecnología de malla descentralizada, que nos permitirá dotar de valor y micromedir lo que estamos intercambiando para hacerlo sostenible y aplicables a la vida cotidiana”.

Como proyectos financiables dentro de la Silver Economy, Francisco Javier Garayoa Arriti, director general de Spainfif, plataforma de encuentro y referencia en materia de inversión sostenible y responsable en España, formada por 91 entidades, que fomenta la integración de criterios ambientales, sociales y de buen gobierno en las políticas de inversión contribuyendo al desarrollo sostenible, ha enumerado los relacionados con la salud física y la dependencia, los productos y servicios que generan las empresas adaptados a las necesidades de personas mayores, las nuevas tecnologías, los modelos asistenciales en nutrición o cuidados o los nuevos modelos de vivienda y creación de espacios que aporten bienestar.

Durante cuatro días de ponencia, se ha abordado la Silver Economy desde cuatro grandes bloques de análisis.
Cuidados a mayores desde el emprendimiento , libro Verde de la UE y red de agentes.

El la inauguración de las jornadas el pasado martes, 24 de marzo, el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, resaltó que “tenemos el compromiso de buscar alianzas y apoyar a las entidades sociales y las empresas para que, en su día a día, piensen en generar proyectos que ayuden al envejecimiento activo para hacer más fácil la vida de las personas mayores y las que tengan distinto grado de dependencia”. Para ello, destacó, “contamos con el liderazgo de los Ayuntamientos para lograr que nuestros 103 pueblos de Málaga puedan ser el germen de muchas iniciativas para que cuenten con un “manual” que les permitirá trabajar de forma transversal desde todas sus delegaciones desde la perspectiva de la edad en cuantos proyectos desarrollen”.

Ese mismo día, en el foro se abordó las oportunidades que brinda la Silver Economy a las zonas rurales y despobladas que se recogerán en el ‘Libro Verde sobre el Envejecimiento’, presentado recientemente por la Comisión Europea para iniciar un amplio debate político sobre los retos demográfico. Está en consulta pública para que los ciudadanos de los 27 países de la UE puedan expresar sus puntos de vista hasta el próximo 21 de abril.

Petra Goran, responsable de políticas en la Dirección General de Política Regional y Urbana de la Comisión Europea explico durante su intervención que: “la edad de la jubilación trae nuevas oportunidades y desafíos porque muchas personas mayores pueden realizar una valiosa contribución a la sociedad y la economía y, por otro lado, hay que satisfacer las necesidades crecientes de una población cada vez más envejecida en aspectos como la salud y los cuidados a largo plazo, la movilidad, la conectividad y accesibilidad. Se trata de encontrar el equilibrio adecuado entre las soluciones sostenibles para nuestros sistemas de protección social y el refuerzo de la solidaridad intergeneracional”.

Según la Comisión Europea, en la UE en 2060 una de cada tres personas tendrá más de 65 años. “Esto significa que se necesitarán más cuidados, más actividades de ocio para ellos y, por tanto, se crearán más puestos de trabajo. Los negocios que contemplan las necesidades de los mayores de 50 años generarán 88 millones de empleos en Europa”, ha explicado Goran.

Como ejemplo de buenas prácticas, Karmele Acedo, CEO de Servicios Sociales Integrados, SSI, un grupo cooperativo que lleva 34 años trabajando en municipios de Euskadi con personas mayores y las que están en situación de dependencia, crearon en 2015 una red de agentes de la Silver Economy de Euskadi, con el apoyo de la Diputación Foral de Vizcaya, que ya ha mentorizado más de 60 proyectos y a 300 personas logrando consolidar 15 proyectos cooperativos y 41 programas de acompañamiento para personas que quieran emprender en el ámbito del sector de los mayores.

Nuevos modelos habitacionales y la adaptación de vivienda y los entornos a las necesidades de las personas mayores

El miércoles 25 de marzo, Francisco Javier Pomares Fuertes, teniente de Alcalde nº 7, Concejal Delegado del Área Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad, Políticas Inclusivas y Vivienda del Ayuntamiento de Málaga, fue el encargado de moderar esta segunda jornada en la que expuso que “la vivienda tiene que ver con la parte emocional, la felicidad y bienestar de nuestros mayores y está demostrado que continuar viviendo en la propia casa y en su entorno es una muy buena opción para disfrutar de un envejecimiento activo, saludable y una buena calidad de vida y, para ello, nuestros mayores necesitan de espacios de encuentros y convivencia que la arquitectura y las administraciones les pueden facilitar”.

Una jornada que contó con las voces expertas de tres arquitectos. Paz Martín Rodríguez, de la Fundación Arquitectura y Sociedad, expuso que “la longevidad es el gran reto para la arquitectura de este milenio y para ello, hay que procurarle calidad de vida a nuestros mayores”.

Por su parte, el arquitecto José Carlos Mariñas, expuso que “frente a los desafíos de una sociedad más envejecida, se están llevando diseños de formas alternativas y más innovadoras de viviendas para mayores, cada una de ellas relacionada con el grado de fragilidad y dependencia de los mismos y la colaboración público-privada es fundamental”.

La alcaldesa del Ayuntamiento de Frailes, en Jaén, Encarnación Bienvenida Castro Cano, expuso el proyecto pionero en la apuesta por el ‘Senior Cohousing’ como motor de cambio con el proyecto balneario-residencia que está en su fase final. 

En cuanto a Antonio Serrano, arquitecto integrante del equipo de ‘Aldea Sénior’, desarrolló las líneas maestras de este proyecto de la Diputación de Málaga que facilita una innovadora herramienta ideada para la lucha contra la despoblación de las zonas rurales y que ayuda desarrollar soluciones para las personas mayores.

La tecnología adaptada y al servicio de la atención de las personas mayores

El diputado de Mayores, Tercer Sector y Cooperación Internacional de la Diputación de Málaga, Francisco José Martín, fue el encargado de moderar esta tercera jornada y expuso que “las nuevas tecnologías tienen que estar al servicio de todos los cuidados y sobre todo de las personas mayores, pero hay que cubrir la brecha digital que los grupos de personas de más edad sufren”. Explicó que la informática permite infinitos servicios como la teleasistencia, telemedicina, teletrabajo (que permite llevar población joven a las áreas rurales. “Es fundamental estos espacios para darlos a conocer. Desde Diputación tenemos un programa contra la soledad de los mayores, en el que se trabajan los aspectos informáticos, pero también el aspecto humano”, añadió.
Por su parte, Rafael Serrano, CEO de Beprevent, una empresa andaluza de Internet de las “Cosas Cotidianas", especializada en la monitorización y análisis del patrón de conducta de las personas mayores explicó que “la tecnología tiene que hacer el esfuerzo para adaptarse a la persona mayor de forma sencilla e intuitiva”.

“Podemos convertir en inteligente a cualquier objeto del entorno/hogar para hacerlo protector y que nos hable de cuál es el comportamiento de la persona y de su bienestar, si cumple con su rutina o muestra algún cambio extraño sin interferir en su intimidad. Los beneficios para las familias es que sus mayores están cuidados sin tener que estar permanentemente en el hogar y para la administración le ahorra costes y control sobre los servicios que se ofrecen”, añadió.

Por su parte, Gonzalo Castellanos López, Director Comercial para el Sur de Europa y América de NeatGroup, grupo multinacional tecnológico del sector sociosanitario que opera actualmente en más de 40 países en los 5 continentes, explicó que “los servicios sociales son los únicos medios para fijar la población mayor en los pueblos, sus lugares de origen y, en ocasiones, dinamizar las economías locales creando empleo y atrayendo a la población activa y profesionales a los entornos rurales. Los retos del sector sociosanitario son la atención integral centrada en la persona, los servicios de proximidad y la promoción de la autonomía”.

Por último, intervino Alfonso Campoy, responsable de Soluciones Avanzadas de Vodafone para Andalucía y Extremadura. “La tecnología es un habilitador y lo importante son las personas. Queremos tecnología para la independencia, no para la dependencia. La alta esperanza de vida crea una serie de retos nuevos que hay que abordar, ya no solo de salud o terapéuticos, sino también sobre la soledad o la autonomía de las personas mayores”, explicó.

La compañía ha puesto en marcha cuatro experiencias de éxito: La creación de un “avatar del nieto” que avisaba de tomar la pastilla o apagar el fuego de la cocina para ayudar en sus rutinas diarias a personas mayores que están habitualmente solas, incluida en la Red 5G de Andalucía; el pulsador de teleasistencia, usado por más de 8.000 personas mayores en Andalucía y el proyecto el piloto ‘Hogar Digital’ con Diputación de Málaga en 10 hogares en Torrox y 10 en Manilva, enfocado a la autonomía no invasiva con la instalación de dispositivos para controlar hábitos de salud y seguridad del mayor y ‘Connected Living’, enfocado a personas con síndrome de Down.