Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

La Diputación invertirá tres millones de euros en mejorar el acceso a la Sierra de las Nieves a través de El Burgo

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación invertirá tres millones de euros en mejorar el acceso a la Sierra de las Nieves a través de El Burgo

Se ensancharán tramos de la MA-5401, se construirá un nuevo puente en la entrada a la localidad y se arreglará un tramo urbano de la carretera

Francisco Salado destaca que la institución provincial realizará un esfuerzo para contar con una óptima red viaria que permita acceder al futuro Parque Nacional

Actualmente, se invierten en esta vía casi 750.000 euros en la mejora del pavimento, la construcción de muros de escollera y la reposición de cunetas

La Diputación de Málaga ha redactado proyectos, por importe de tres millones de euros, para la realización de importantes mejoras en el acceso a El Burgo por la carretera MA-5401 (que une esta localidad con Casarabonela), que unida a la MA-5402 (acceso desde Ardales), que se encuentra completamente arreglada, permitirá una vía rápida al futuro Parque Nacional Sierra de las Nieves desde el Guadalhorce (a través de la A-357, de Campillos a Málaga).

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, ha explicado que se trata de una actuación que mejorará los tiempos el acceso al municipio de El Burgo desde los pueblos cercanos y reducirá en 20 minutos el acceso desde la capital. Este es uno de los puntos clave del plan contra la despoblación que de manera trasversal pone en marcha la Diputación de Málaga y en el que juega un papel muy importante la mejora de la conectividad por carretera entre los pueblos de interior.

Así lo ha anunciado hoy Francisco Salado, que ha visitado, junto al alcalde de El Burgo, José Joaquín García, el municipio y las obras que se están ejecutando en esta vía para reparar los desperfectos ocasionados por las inundaciones de 2018.

La carretera entre El Burgo y Casarabonela tiene una longitud total de 20,9 kilómetros, con dos tramos bien diferenciados: desde el kilómetro 0 hasta el 8,5 (intersección con la carretera MA-5402, hacia Ardales) y desde el kilómetro 8,5 hasta el 20,9.

La mayor parte del primer tramo (salvo la zona comprendida entre los puntos kilométricos 1 y 2,5) se encuentra en mal estado y, al respecto, Francisco Salado ha explicado que en breve se licitará, por un importe de un millón de euros, el arreglo de dos kilómetros de esta vía (entre los puntos kilométricos 2,560 y 4,485), procediendo a ensanchar la calzada e instalar cunetas transitables.

Paralelamente, también se ha concluido la redacción del proyecto de un nuevo puente de acceso a El Burgo (en el punto kilométrico 0,900) y el acondicionamiento del primer kilómetro de la MA-5401, que transcurre como tramo urbano de la localidad. En este caso, el presupuesto de licitación será de 1.465.564,95 euros y su ejecución está pendiente de expropiaciones para disponer los terrenos necesarios para el nuevo puente y de permisos de la Junta de Andalucía.

Además, Salado ha añadido que también se contempla este año el refuerzo y mejora del firme de otros cuatro kilómetros, entre los kilómetros 4,485 y 8,5, con una inversión prevista de 400.000 euros. Más adelante, hay programada una inversión de otros tres millones de euros para el ensanche de esos cuatro kilómetros, que requieren tramitación ambiental.

El presidente de la Diputación ha destacado que estos proyectos reflejan el compromiso de la institución provincial para mejorar la red viaria provincial y, en este caso concreto, la carretera de acceso a El Burgo, que tendrá gran protagonismo en los próximos años, ya que se convertirá en una de las puertas de entrada al futuro Parque Nacional de la Sierra de las Nieves.

Reparaciones de cunetas y taludes

Y respecto al segundo tramo de la MA-5401, desde el cruce hacia Ardales hasta Casarabonela, se están realizando reparaciones por los daños ocasionados por diversos temporales, que dejarán la vía en buenas condiciones de servicio.

Francisco Salado ha visitado precisamente las obras que se ejecutan actualmente, con una inversión de 748.013,91 euros, para reparar el deterioro ocasionado por las lluvias de octubre de 2018 en la vía. Se está procediendo a la construcción de muros de escollera para estabilizar taludes, la reposición de cunetas erosionadas, la instalación de tuberías de hormigón para mejorar el drenaje y la mejora del pavimento.

Igualmente, se encuentran en proceso de licitación otros arreglos de los daños ocasionados en la carretera por las lluvias de septiembre de 2019. En este caso, se contempla una inversión de 400.000 euros para actuar en 7,5 kilómetros, entre los puntos kilométricos 8,500 y 16,000, con la construcción de muros de escollera, la reparación de cunetas erosionadas y la rehabilitación del pavimento deteriorado.

Final de las obras del acceso desde Ardales

Por otro lado, Salado ha recordado que la Diputación de Málaga también ha terminado el arreglo de la carretera MA-5402 (que une la MA-5401 con Ardales), con una inversión de 370.550 euros, financiada a través del proyecto europeo de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI) Caminito del Rey, que ejecuta la Diputación de Málaga con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Esta vía facilita el acceso desde la carretera del Guadalhorce hasta la Sierra de las Nieves.

El proyecto ha consistido en la rehabilitación estructural del firme de la carretera en los cuatro primeros kilómetros, dejando de esta forma la totalidad de la vía en condiciones óptimas de uso.

Uno de los aspectos más destacados es que para el asfaltado se ha utilizado hormigón bituminoso con betún modificado con polvo de caucho, que no solo mejora la seguridad al permitir con mayor eficacia la evacuación del agua en condiciones de lluvia en la superficie de la carretera, sino que también permite el reciclaje de unos 9.000 neumáticos fuera de uso. Además, disminuye el nivel de la contaminación sónica, ya que el caucho reduce el ruido por contacto en unos cinco decibelios. Y este tipo de pavimento es más resistente y requiere mantenimientos menos frecuentes.