Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

La Diputación prioriza el bienestar de los usuarios en los centros de atención especializada en los dos primeros años de mandato

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación prioriza el bienestar de los usuarios en los centros de atención especializada en los dos primeros años de mandato

Los mayores, las personas con discapacidad o con adicciones y los menores acaparan los esfuerzos del área que dirige la diputada Emiliani Jiménez

La diputada de Centros de Atención Especializada, Emiliani Jimênez, ha hecho balance de los dos primeros años de gestión del área de la que está al frente, en los que ha seguido tres lîneas de trabajo básicas: la gestión orientada al bienestar de los usuarios de los centros, la focalización de las acciones en los municipios menores de 25.000 habitantes y la adaptación e inversión en infraestructuras y personal, en consonancia a las necesidades actuales y futuras.

La Diputación de Málaga ha destinado a cubrir la atención a personas con discapacidad durante este periodo un total de 17.432.429 euros. Esta inversión corresponde a los centros Virgen de la Esperanza, Guadalmedina y la Unidad de Estancias Diurnas de Alzhêimer, que cuentan con 208 trabajadores. En la actualidad estos centros dan cobertura a las necesidades de 125 usuarios en rêgimen residencial o como centro de dîa.

Asimismo, la unidad de Alzhêimer cuenta en la actualidad con 50 plazas concertadas con la Junta de Andalucîa, de las cuáles sólo ha cubierto 17. Jimênez ha recordado que desde el ente supramunicipal se han llevado a cabo numerosas reuniones con la Junta, los familiares de los usuarios afectados y el Defensor del Pueblo Andaluz para solventar tanto este asunto como el de las residencias Aspromanis y Sagrado Corazón, cuyas competencias tambiên corresponden al Gobierno andaluz.

En este sentido, la Diputación viene asumiendo el coste que supone la atención a los 23 dependientes de estas dos residencias, que en este ejercicio 2013 asciende a más de 552.000 euros. “Aún estamos esperando respuesta por parte del Gobierno andaluz, ya que según establece la Ley de Dependencia de 2007 las plazas de estas personas deberîan ser conveniadas y abonadas por la Junta de Andalucîa”, ha aseverado.

En el ámbito de la dependencia, la Diputación de Málaga ha impulsado la creación de los Foros comarcales de Atención a la Discapacidad, para escuchar las necesidades de los familiares y colectivos de toda la  provincia con el objetivo de diagnosticar las principales necesidades y elaborar un plan de acción que presentará a la Junta de Andalucîa al finalizar en el mes de diciembre.

Los mayores, una prioridad

La Diputación cuenta con dos residencias de mayores a las que ha dedicado en estos dos últimos años 4,4 millones de euros. En este perîodo la institución provincial ha actuado en la mejora de las instalaciones de la Residencia La Vega en Antequera para adecuarla a la legislación. Jimênez ha indicado que “gracias a las obras y mejoras realizadas, se ha conseguido la certificación de la misma quedando a la espera de un futuro convenio de las 57 plazas que actualmente la Junta no contempla”.

En las dos residencias gestionadas por la Diputación de Málaga, La Vega y San Carlos, en las que trabajan 84 profesionales, el número total de usuarios asciende a 59.

Debido a las nuevas necesidades y circunstancias, se está trabajando en un nuevo impulso de estos centros residenciales, en los que participarán tanto los ayuntamientos como los colectivos de la provincia, que podrán contar con estos equipamientos para trabajar en proyectos de innovación social con los mayores como protagonistas. “El objetivo principal es el de conseguir que el patrimonio tenga una función social cubriendo las necesidades de la ciudadanîa”, ha indicado Jimênez.

Un ejemplo es la residencia de Colmenar, que contaba con graves deficiencias têcnicas, y volverá a dar un servicio a la comunidad tanto local como comarcal, que será una realidad a corto plazo, como nueva casa cuartel de la Guardia Civil.

Jimênez ha recordado que la decena de usuarios que residîan allî han sido trasladados a la residencia La Vega, que se encuentra en mejores condiciones para satisfacer las necesidades de los mayores. Las 26 personas que trabajaban en el centro han sido reubicadas en las otras residencias o centros de la institución provincial.

Lucha contra las adicciones

Uno de los esfuerzos de la Delegación se ha centrado en la lucha contra las adicciones de una forma coordinada con los municipios, a travês de los Servicios Sociales Comunitarios, para aumentar el impacto provincial de las acciones y llegar a un mayor número de población.

Asî, el Centro Provincial de Drogodependencia y sus tres centros de tratamiento ambulatorio (Palma-Palmilla, Carretera de Cádiz y Mijas) han realizado una ingente labor de campo por todo el territorio provincial en diversas actividades, para detectar las necesidades y trasladarlas al gobierno regional.

En este sentido, el gasto total de este servicio durante los primeros dos años de gestión del actual equipo de gobierno, asciende a 4,3 millones de euros, de los cuales la Diputación aporta 2,1 millones.

El aumento de la demanda de atención, que se sitúa en más de un 11%  este año, es resultado del trabajo de los más de 40 profesionales del centro provincial, que se han acercado a todas y cada una de las necesidades y realidades de la ciudadanîa en la provincia. Otras acciones estratêgicas, como los trabajos de prevención en el ámbito educativo y social, el Aula Familiar y la participación conjunta en el ámbito comunitario, junto a la delegación de derechos sociales, aumenta el impacto al margen de las 3.200 personas asistidas como pacientes.

La Noria

Uno de los hitos en la gestión del Área de Centros de Atención Especializada durante los dos primeros años de mandato ha sido la transformación del Centro Básico de Acogida en el centro de innovación La Noria, que cuenta con una plantilla de 20 trabajadores.

Desde que se iniciara el cambio, en febrero de 2012, más de 6.000 jóvenes y menores han participado en las actividades organizadas por la propia Diputación en coordinación con las diferentes áreas de la institución: visitas y actividades culturales y deportivas, conferencias de expertos como el juez Calatayud, actividades en Semana Blanca, la celebración provincial del dîa del libro, entre otras, bajo el programa ‘Culturaenelbásico’.

Asimismo hay que sumar aquellas que han realizado la decena de colectivos que hasta ahora han dispuesto de las instalaciones para elaborar proyectos y actividades, como la Fundación Olivares, Movimiento Scout, Montessori, Hogar Abierto o la Asociación Nuevos Residentes Extranjeros de Málaga, entre otros.

La diputada ha destacado la colaboración con el Ayuntamiento de Málaga, a travês de los distritos del área de influencia de La Noria: Miraflores de los Ángeles y Palma-Palmilla, que tambiên han realizado actividades en sus instalaciones.

Además, la Diputación de Málaga cuenta con la financiación de una entidad privada para proyectos sociales en la provincia gracias a la obra social “la Caixa”, que ha apostado por el proyecto de La Noria. El número de colectivos implicados en el giro que impulsa La Noria se ha visto incrementado gracias a esta colaboración, que promueve proyectos por un valor de 250.000 euros relacionados con la infancia y la juventud, y que abarcan desde la nuevas tecnologîas hasta la atención sociosanitaria de menores con cáncer y sus familiares o la inmersión lingüîstica.

Eficiencia y organización

El ahorro general en gastos corrientes de la delegación se sitúa en más de 500.000 euros garantizando la cobertura a los usuarios gracias a la reorganización del personal.

Asimismo, se pretende continuar trabajando para poner el patrimonio de la Diputación al servicio de los ayuntamientos de la provincia que lo necesiten para realizar proyectos u ofrecer servicios necesarios para la ciudadanîa, consiguiendo un impacto social sin carga económica para los municipios, cumpliendo asî con el compromiso de apoyar a los consistorios en la cobertura de las necesidades de la ciudadanîa y en especial a aquellos con menos de 25.000 habitantes.