Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

La Diputación garantiza la atención a los mayores de la residencia de Colmenar, que incumple los requisitos de la Ley de Dependencia

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación garantiza la atención a los mayores de la residencia de Colmenar, que incumple los requisitos de la Ley de Dependencia

El centro, que atiende a 15 usuarios, cuenta además con informes negativos de Bomberos y del área de Arquitectura y Urbanismo

La Diputación de Málaga asegura que seguirá atendiendo a los usuarios de la residencia de mayores Los Montes, en el municipio de Colmenar, a pesar de que existen informes têcnicos que evidencian que estas instalaciones no cumplen los requisitos de la Ley de Dependencia ni de la de Prevención de Riesgos Laborales. Además, las instalaciones tampoco han superado los informes del Consorcio Provincial de Bomberos ni del área de Arquitectura y Urbanismo, que han detectado importantes deficiencias.

La vicepresidenta tercera y responsable de Derechos Sociales, Ana Mata, ha señalado que la institución provincial busca fórmulas para subsanar estos problemas, toda vez que, al no superar los mînimos establecidos por las normativas, el centro no puede ser conveniado con la Junta de Andalucîa.

“Actualmente se barajan varias opciones, con el principal objetivo de ofrecer un mejor servicio a los mayores que se alojan en la residencia”, ha señalado Mata, quien ha apuntado que las instalaciones tienen capacidad para 34 usuarios, pero que actualmente sólo están cubiertas 15. Desde el año 2007 no se ha producido ninguna entrada con carácter estable en esta residencia.

Respecto a los trabajadores, un total de 26, la Diputación ha abierto un proceso negociador con los sindicatos para conocer su opinión y valorar cada una de las posibilidades de actuación.

“Una de las posibilidades es reubicar a los usuarios en las residencias de Antequera o y Archidona”, ha señalado Mata, “ya que están en mejores condiciones y pueden dar un servicio más completo a los mayores, aunque es un asunto que todavîa estamos estudiando”.

La residencia de mayores abrió sus puertas en 1981 en un edificio antiguo que se habîa construido para acoger un hotel. Supone un coste anual de 1,5 millones de euros anuales para la institución provincial, a pesar de que las competencias en esta materia corresponden a la Junta de Andalucîa.

Deficiencias

Un reciente informe realizado por el Consorcio Provincial de Bomberos concluye que el edificio no se adapta a la normativa en cuanto a seguridad en caso de incendio y afirma que no puede utilizar como residencia de ancianos. “Son muy limitados los usos a los que se puede destinar”, sostiene, “como ejemplo de uso serîa administrativo, docente (academias), siempre que la ocupación no exija unos anchos de pasillos y escaleras mayores a los existentes”.

Otro informe, en este caso del área de Arquitectura y Urbanismo de la Diputación, asegura que “el edificio no fue concebido para el uso al que se destina en la actualidad, por lo que no se puede adaptar a las normativas concurrentes para una residencia geriátrica”.

En el documento se explica que las condiciones de accesibilidad no son adecuadas –la rampa de entrar en el edificio tiene una pendiente del 9%, incumpliendo las normativas vigentes- y que ni siquiera las puertas de las habitaciones tienen el ancho mînimo exigido. Además, el edificio se ubica en una parcela de terreno de arcillas expansivas y hay árboles muy próximos, por lo que se producen “un gran número de grietas debidas a las variaciones de humedad que de forma natural se producen en el terreno dado su carácter arcilloso”.

Por otra parte, la residencia incumple la orden de 5 de noviembre de 2007 que regula el procedimiento y requisitos para la acreditación de centros para personas mayores en situación de dependencia. Entre otras cuestiones, incumple el espacio y dimensiones de las habitaciones.

Tampoco cumple con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales ya que, entre otras deficiencias, presenta grietas, problemas en las salidas de emergencia de la segunda planta y las baldosas exteriores están en mal estado.

En este contexto, la vicepresidenta ha criticado que el anterior equipo de gobierno “ha condenado al abandono esta residencia, ya que PSOE e IU no hicieron nada durante años para adecuarla a la Ley de Dependencia y han ignorado la mala situación en que se encuentra el edificio”.