Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información

 
×

Escolares de la provincia participan en un taller de inteligencia emocional en La Noria con motivo del Día de la Felicidad

Diputación de Málaga
Noticias

Escolares de la provincia participan en un taller de inteligencia emocional en La Noria con motivo del Día de la Felicidad

La Fundación Mi Mundo en colaboración con la Diputación de Málaga pone en marcha hoy una campaña dirigida a 1.000 niños de la provincia

Un total de 39 niños de la provincia de Málaga han visitado hoy viernes el centro de innovación social de la Diputación de Málaga, La Noria, para participar en un taller de inteligencia emocional impartido por la Fundación Mi Mundo.

Con motivo del Dîa de la Felicidad, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2013, la fundación ha elegido La Noria para la celebración de la primera de las sesiones de su nueva campaña ‘Inteligencia emocional en apoyo al rendimiento escolar’ dirigida a 1.000 escolares de municipios menores de 20.000 habitantes.

La vicepresidenta de la Diputación y diputada de Derechos Sociales, Ana Mata,  junto al profesor Cêsar Bona, ha dado la bienvenida a los escolares del colegio La Fuensanta de Pizarra que hoy se han trasladado a La Noria. “Este centro es un ejemplo del compromiso de la institución con la infancia y la juventud, impulsando proyectos sociales dirigidos a este sector, contribuyendo a un mejor futuro”.

“Desde el centro seguimos trabajando en el compromiso con la infancia y juventud, impulsando proyectos sociales destinado a niños, jóvenes y a sus familias, contribuyendo un futuro más feliz y un mejor futuro”, ha expresado.

Mata ha anunciado que la campaña ‘Inteligencia emocional en apoyo al rendimiento escolar’, en colaboración con la Diputación de Málaga, recorrerá a partir de hoy centros escolares de los municipios de Monda, Fuente de Piedra, Colmenar y Algatocîn, para impartir talleres a niños de edades comprendidas entre los 3 y 11 años.

Las clases estarán adaptadas a sus edades y participarán en actividades centradas en la percepción, comprensión, asimilación y regulación de las emociones, tanto propias como ajenas, lo que redundará en un mayor rendimiento escolar y personal, favoreciendo un mejor ambiente en el colegio.

“Las emociones y los pensamientos se encuentran fusionados y si sabemos utilizar las emociones al servicio del pensamiento, estas nos ayudarán  a razonar de forma más inteligente y tomar mejores decisiones”, ha explicado Mata.

Por su parte, Bona, uno de los diez finalistas del Global Teacher Prize, considerado el premio Nobel de los profesores, ha informado que en los talleres de hoy los alumnos van a aprender como dar un paso adelante para que se sientan participes de la sociedad y que no se conviertan en seres pasivos. “Trabajaremos  la comunicación, fundamental para que los niños expresen sus emociones, pensamientos, defiendan sus argumentos y luchen por ellos y terminaremos rompiendo la barrera de la vergüenza”, ha añadido.

El profesor, además, sostiene que la educación es mucho más que meter datos en la cabeza a los niños, siendo el respeto la base. “Cuando sales de la escuela lo primero que te quieres encontrar es a una persona respetuosa con todo lo de tu alrededor. Por eso consideramos tan importante trabajar la empatîa y la sensibilidad. La inteligencia emocional que ahora falta y que habrîa introducir en las escuelas es la clave en la educación", ha concluido.