Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Javier Ojeda & Su Banda. Decantando

Diputación de Málaga

Javier Ojeda & Su Banda. Decantando

DeCantando. Javier Ojeda & Su Banda.

Duración: 90'

Nacido en Málaga, proveniente de una familia de clase media destacó como estudiante de primaria y secundaria en los colegios Rosario Moreno y Los Olivos, aunque nada hacía presagiar su vocación posterior. Estudió más tarde Filología Inglesa en la Universidad de Málaga, aunque su auténtica vocación era la de periodista. Durante estos años comienza a frecuentar los ambientes musicales de su ciudad y hace amistad con Ricardo Texidó y Francisco Conde, fundadores de las bandas Sociedad Anónima y Cámara a las que él sigue como aficionado y eventual colaborador.
Esos años de formación serán vitales para la carrera de este músico melómano especialista en versiones ajenas del más variado pelaje.

Ojeda entra en Danza Invisible en febrero de 1982, cuando la banda ya llevaba unos seis meses funcionando. Eran un grupo de amigos y conocidos formados alrededor de Ricardo Texidó, que se alió con el bajista Chris Navas y el guitarrista Manolo Rubio, antiguos componentes de la banda Adrenalina. Poco tiempo antes de la entrada de Ojeda la formación se había ampliado con la entrada del guitarrista Antonio Luis Gil, el más veterano y experimentado del grupo. Esta sería la banda que grabase los primeros discos del conjunto.
El primer éxito de Danza Invisible fue "Al amanecer", al que seguirían numerosos sencillos y álbumes de gran popularidad, con Ojeda siempre como vocalista y co-compositor y el resto de la banda con Antonio Gil a la cabeza dando respaldo sonoro a sus interpretaciones. Ricardo Texidó deja la banda a finales de 1994, dejando a Gil y Ojeda como cabezas visibles en el aspecto musical.

Ojeda iniciaría una carrera en solitario paralela desde el 1999, realizando inicialmente versiones de viejos clásicos que posteriormente iría esparciendo en discos como "Tía Lucía" (2010) o "Reversos" (2011), ambos beneficiados de gran reconocimiento crítico. Pero mucho antes Danza Invisible había gozado las mieles del éxito masivo con álbumes como "A tu alcance" o "1984-1989", ambos galardonados con sendos discos de platino y presentados con una sucesión interminable de conciertos a lo largo de todo el país. A partir de entonces Ojeda se hace mayormente responsable de aportar material nuevo ayudado mayormente por las partituras de Antonio Gil. En este periodo la banda publica tres discos, "Catalina" (1990), "Bazar" (1992) y "Clima raro" (1994), que siguen manteniendo al grupo en lo más alto de las listas de ventas, aunque a partir de ese momento su éxito comercial empezara a declinar.
Danza Invisible vuelven a su antiguo método de composición (todos juntos trabajando codo con codo en el local) en 1996, con Ojeda, Gil, Navas y Rubio ya como miembros fijos tras la salida de Texidó. La banda grabó "Por ahora" (1996), "En equilibrio" (1998) y "Efectos personales" (2000), los dos primeros volviendo a encaramarse en lo más alto de las listas de radio. El tema "Por ahí se va…" se convierte en su último sencillo que llega al número 1 de las listas, amparado por un videoclip muy cosmopolita filmado en las calles de Nueva York.

Después de 18 años extenuantes de giras ininterrumpidas Ojeda comienza a desarrollar su carrera de solista con el cambio de siglo, buscando volver a capturar la magia de los recintos pequeños y la excitación de presentar material nuevo. Danza Invisible seguirá funcionando como grupo de directo, no obstante sus grabaciones serán ya mucho más espaciadas.
Solo y con Danza Invisible (2002 hasta la fecha), Ojeda continuó grabando, y se dispuso a preparar el primer disco bajo su nombre en 2002, tras haber estado girando acompañado de una banda a la que llamó El Tercer Mundo. Finalmente el proyecto quedó inconcluso al preferir la discográfica Warner que el disco que se editase fuese bajo el nombre de Danza Invisible, por lo que Ojeda utilizó buena parte de ese material para Pura Danza, finalmente publicado en 2003.

Tras la exitosa gira subsiguiente Ojeda vuelve a trabajar en solitario apoyándose en la dirección musical de Isaac Aguilera, con quien maquetará hasta 20 canciones que acabarán figurando en posteriores grabaciones del cantante. El proceso compositivo continúa y allá por 2005 graba una última sucesión de temas con Miguel Paredes, a quien había conocido tras su famosísima colaboración con el grupo Efecto Mariposa en No me crees. No fue este el primero de los dúos del cantante en alcanzar la cima de las emisoras de radio, pero a partir de entonces ha sido requerido en innumerables ocasiones para participar en duetos de todo pelaje a los que aporta su peculiar timbre vocal.

Después de la edición de Polo Sur (2006) Ojeda gira sin cesar en todo tipo de formatos sin dejar sus conciertos junto a Danza Invisible, desarrollando una interesantísima faceta de escritor con una exhaustiva historia del pop malagueño y comunicador en directo que le ayudará muchísimo en el futuro para gestionar eventos colectivos como "Hijos de Torremolinos / Tributo a Los Íberos" o "Las canciones de Marisol / Homenaje a Pepa Flores", por no hablar de la presentación músico-teatral de Barrio de La Paz Acto 1, un triple salto mortal para el que se apoyó en un combo hispano cubano de ritmos poderosos y sedosos a la vez (si tal cosa fuera posible), junto al desparpajo teatral de ese trío hilarante que responde a Caramala, fieles a un guion que hizo las delicias de propios y extraños a ese Barrio de La Paz.
El subtítulo de Acto 1 para este disco ya hizo suponer que la continuación estaba en marcha, de hecho durante esa semana de espectáculos en el Teatro Echegaray de Málaga se anticiparon temas de un hipotético Acto 2 que finalmente acabó denominándose "Barrio La Paz Actos 2 & 3", combinando también los temas originales con las versiones y otra vez bajo la atenta batuta en la producción de Miguel Paredes.
En 2018, Ojeda ha grabado los EP "Soledades Escogidas" y "Días de vino y cosas", este último una colección de canciones de los 50. En 2021 regresó con su siguiente álbum de estudio DeCantando, grabado durante el año de la pandemia, que contiene un par de canciones co-escritas con Antonio L. Gil de Danza Invisible.

Javier Ojeda presenta en exclusiva su nuevo álbum ("DeCantando", a publicar en marzo de 2021) junto a una selección de éxitos de sus 39 años de carrera.

23:30 h
Plaza Alameda.
Coín
Concierto
12/23/202212/23/2022Europe/MadridJavier Ojeda & Su Banda. DecantandoDiputación de Málaga

DeCantando. Javier Ojeda & Su Banda.

Duración: 90'

Nacido en Málaga, proveniente de una familia de clase media destacó como estudiante de primaria y secundaria en los colegios Rosario Moreno y Los Olivos, aunque nada hacía presagiar su vocación posterior. Estudió más tarde Filología Inglesa en la Universidad de Málaga, aunque su auténtica vocación era la de periodista. Durante estos años comienza a frecuentar los ambientes musicales de su ciudad y hace amistad con Ricardo Texidó y Francisco Conde, fundadores de las bandas Sociedad Anónima y Cámara a las que él sigue como aficionado y eventual colaborador.
Esos años de formación serán vitales para la carrera de este músico melómano especialista en versiones ajenas del más variado pelaje.

Ojeda entra en Danza Invisible en febrero de 1982, cuando la banda ya llevaba unos seis meses funcionando. Eran un grupo de amigos y conocidos formados alrededor de Ricardo Texidó, que se alió con el bajista Chris Navas y el guitarrista Manolo Rubio, antiguos componentes de la banda Adrenalina. Poco tiempo antes de la entrada de Ojeda la formación se había ampliado con la entrada del guitarrista Antonio Luis Gil, el más veterano y experimentado del grupo. Esta sería la banda que grabase los primeros discos del conjunto.
El primer éxito de Danza Invisible fue "Al amanecer", al que seguirían numerosos sencillos y álbumes de gran popularidad, con Ojeda siempre como vocalista y co-compositor y el resto de la banda con Antonio Gil a la cabeza dando respaldo sonoro a sus interpretaciones. Ricardo Texidó deja la banda a finales de 1994, dejando a Gil y Ojeda como cabezas visibles en el aspecto musical.

Ojeda iniciaría una carrera en solitario paralela desde el 1999, realizando inicialmente versiones de viejos clásicos que posteriormente iría esparciendo en discos como "Tía Lucía" (2010) o "Reversos" (2011), ambos beneficiados de gran reconocimiento crítico. Pero mucho antes Danza Invisible había gozado las mieles del éxito masivo con álbumes como "A tu alcance" o "1984-1989", ambos galardonados con sendos discos de platino y presentados con una sucesión interminable de conciertos a lo largo de todo el país. A partir de entonces Ojeda se hace mayormente responsable de aportar material nuevo ayudado mayormente por las partituras de Antonio Gil. En este periodo la banda publica tres discos, "Catalina" (1990), "Bazar" (1992) y "Clima raro" (1994), que siguen manteniendo al grupo en lo más alto de las listas de ventas, aunque a partir de ese momento su éxito comercial empezara a declinar.
Danza Invisible vuelven a su antiguo método de composición (todos juntos trabajando codo con codo en el local) en 1996, con Ojeda, Gil, Navas y Rubio ya como miembros fijos tras la salida de Texidó. La banda grabó "Por ahora" (1996), "En equilibrio" (1998) y "Efectos personales" (2000), los dos primeros volviendo a encaramarse en lo más alto de las listas de radio. El tema "Por ahí se va…" se convierte en su último sencillo que llega al número 1 de las listas, amparado por un videoclip muy cosmopolita filmado en las calles de Nueva York.

Después de 18 años extenuantes de giras ininterrumpidas Ojeda comienza a desarrollar su carrera de solista con el cambio de siglo, buscando volver a capturar la magia de los recintos pequeños y la excitación de presentar material nuevo. Danza Invisible seguirá funcionando como grupo de directo, no obstante sus grabaciones serán ya mucho más espaciadas.
Solo y con Danza Invisible (2002 hasta la fecha), Ojeda continuó grabando, y se dispuso a preparar el primer disco bajo su nombre en 2002, tras haber estado girando acompañado de una banda a la que llamó El Tercer Mundo. Finalmente el proyecto quedó inconcluso al preferir la discográfica Warner que el disco que se editase fuese bajo el nombre de Danza Invisible, por lo que Ojeda utilizó buena parte de ese material para Pura Danza, finalmente publicado en 2003.

Tras la exitosa gira subsiguiente Ojeda vuelve a trabajar en solitario apoyándose en la dirección musical de Isaac Aguilera, con quien maquetará hasta 20 canciones que acabarán figurando en posteriores grabaciones del cantante. El proceso compositivo continúa y allá por 2005 graba una última sucesión de temas con Miguel Paredes, a quien había conocido tras su famosísima colaboración con el grupo Efecto Mariposa en No me crees. No fue este el primero de los dúos del cantante en alcanzar la cima de las emisoras de radio, pero a partir de entonces ha sido requerido en innumerables ocasiones para participar en duetos de todo pelaje a los que aporta su peculiar timbre vocal.

Después de la edición de Polo Sur (2006) Ojeda gira sin cesar en todo tipo de formatos sin dejar sus conciertos junto a Danza Invisible, desarrollando una interesantísima faceta de escritor con una exhaustiva historia del pop malagueño y comunicador en directo que le ayudará muchísimo en el futuro para gestionar eventos colectivos como "Hijos de Torremolinos / Tributo a Los Íberos" o "Las canciones de Marisol / Homenaje a Pepa Flores", por no hablar de la presentación músico-teatral de Barrio de La Paz Acto 1, un triple salto mortal para el que se apoyó en un combo hispano cubano de ritmos poderosos y sedosos a la vez (si tal cosa fuera posible), junto al desparpajo teatral de ese trío hilarante que responde a Caramala, fieles a un guion que hizo las delicias de propios y extraños a ese Barrio de La Paz.
El subtítulo de Acto 1 para este disco ya hizo suponer que la continuación estaba en marcha, de hecho durante esa semana de espectáculos en el Teatro Echegaray de Málaga se anticiparon temas de un hipotético Acto 2 que finalmente acabó denominándose "Barrio La Paz Actos 2 & 3", combinando también los temas originales con las versiones y otra vez bajo la atenta batuta en la producción de Miguel Paredes.
En 2018, Ojeda ha grabado los EP "Soledades Escogidas" y "Días de vino y cosas", este último una colección de canciones de los 50. En 2021 regresó con su siguiente álbum de estudio DeCantando, grabado durante el año de la pandemia, que contiene un par de canciones co-escritas con Antonio L. Gil de Danza Invisible.

Javier Ojeda presenta en exclusiva su nuevo álbum ("DeCantando", a publicar en marzo de 2021) junto a una selección de éxitos de sus 39 años de carrera.

Plaza Alameda, Coín