Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Canelas y Pañeros

Diputación de Málaga

Canelas y Pañeros

Cante: José Canela y Perico Pañero, y Fernando Canela y José Pañero.              

Baile: Pepe Torres.                                  

Guitarras: Pepe de Pura y Rubén Lara + 2 palmas.

CANELAS Y PAÑEROS

El Campo de Gibraltar constituye una de las comarcas más importantes en el mundo del flamenco. De los ocho municipios que la componen los cuatro que conforman la bahía son los que mayor relevancia han tenido en este arte: Algeciras, San Roque, La Línea y, en menor medida, Los Barrios. La nómina de figuras que ha salido de esta zona de la provincia de Cádiz (junto a Ceuta) abruma: Paco de Lucía y sus hermanos Pepe y Ramón, Antonio el Chaqueta y su larga familia, los Jarrito, Rafael el Tuerto, Pansequito, Quino Román, Chato Méndez, Antonio el Rubio y toda su descendencia, Agustín el Gitano, Gabriel Cortés, Flores el Gaditano, Perico Montoya, Tío Frasco, Antonio Arenas, Antonio Madreles, Juan el Africano, Tío Mollino, Churrurú de La Línea, el Gitano Blanco y una larguísima nómina que incluye a otras dos familias cantaoras, los Canelas y los Pañeros.
                Los Canelas tienen como estandarte al recordado Canela de San Roque, un cantaor que crujía los huesos cantando por soleá y por seguiriyas. En esta familia el cante es algo natural y cualquier reunión es excusa para que salgan a relucir unos cantes que queman como el azogue. Hoy en día son los hermanos José y Fernando los que mejor defienden el pabellón de su casa. José es digno sucesor de su padre Alejandro y hace gala de un gran poderío en las interpretaciones de los estilos de su extenso repertorio. En su hermano Fernando tenemos un cantaor de corte más intimista, dueño de un metal que es puro arrope.
                En la familia de los Pañeros no ha habido profesionales hasta ahora pero el flamenco forma parte de su idiosincrasia desde hace al menos cinco generaciones con cantaores oriundos de Triana y Algeciras. El Pañero padre pese a no buscarse el sustento en este arte es muy respetado en la comarca y ha transmitido sus vastos conocimientos del cante y el baile a sus dos hijos. En Perico encontramos a un profundo cantaor de marcado clasicismo que encandila a los buenos aficionados por su depurado concepto del cante. José, por su parte, conoce a la perfección todos los estilos pero destaca en su faceta de cantaor y bailaor festero en la que desprende una gracia particular.
                Aunque tienen referentes comunes los cuatro cantaores han desarrollado una personalidad muy marcada. Esto hace que sus interpretaciones sean radicalmente diferentes aunque aborden los mismos cantes. Sus voces estarán arropadas por las guitarras de dos tocaores jóvenes que han alcanzado el grado de maestría. Nos referimos al chiclanero José de Pura, familia de Rancapino, y al malagueño Rubén Lara, sobrino de Pepe de Cañete. Ambos poseen un toque flamenquísimo que sirve de inspiración a los cantaores que suelen acompañar. El compás de las palmas prestará justeza a todo el concierto y estará a cargo de Fernando Segovia, sobrino de los hermanos Canela, y de José Rubichi, perteneciente a una larga saga de flamencos jerezanos.
Y el baile no podía faltar en un espectáculo de estas características. Para ello tendremos la ocasión de contar con Pepe Torres. No pecamos de exagerados al considerar a este artista moronero, sobrino nieto del legendario Diego del Gastor y nieto de Joselero, como uno de los máximos exponentes del baile gitano. Su arte es muy valorado por los aficionados más exigentes y nunca defrauda.
  Con estos mimbres es seguro que el público disfrutará de un programa en el que tonás, alegrías, soleares, fandangos, bulerías por soleá, romances, seguiriyas, tangos y bulerías se mostrarán en números en solitario, a dúo y con los cuatro cantaores en escena, para darle ritmo interno al espectáculo. El buen aficionado encontrará referencias sonoras y visuales de grandes maestros como Antonio Mairena, Tomás y Pastora Pavón, don Antonio Chacón, Manuel Torre, Juan Talega, Juanito Mojama, Camarón de la Isla, Ramón Montoya, Niño Ricardo, Melchor de Marchena, Diego del Gastor, Pepe Ríos, Andorrano y un largo etcétera. Con este espectáculo tanto el aficionado neófito como el más entendido podrá deleitarse con las formas clásicas de este arte pero sin acartonamiento ninguno. Los nueve artistas que componen el elenco son jóvenes de este tiempo que conocen como pocos la tradición del flamenco y la han amasado lentamente hasta darle un nuevo impulso. Con ellos el futuro de este arte está en buenas manos.

21:00h
Casabermeja.
Polideportivo Antonio Sánchez Fernández
Espectáculo Flamenco
7/11/20217/11/2021Europe/MadridCanelas y PañerosDiputación de Málaga

Cante: José Canela y Perico Pañero, y Fernando Canela y José Pañero.              

Baile: Pepe Torres.                                  

Guitarras: Pepe de Pura y Rubén Lara + 2 palmas.

CANELAS Y PAÑEROS

El Campo de Gibraltar constituye una de las comarcas más importantes en el mundo del flamenco. De los ocho municipios que la componen los cuatro que conforman la bahía son los que mayor relevancia han tenido en este arte: Algeciras, San Roque, La Línea y, en menor medida, Los Barrios. La nómina de figuras que ha salido de esta zona de la provincia de Cádiz (junto a Ceuta) abruma: Paco de Lucía y sus hermanos Pepe y Ramón, Antonio el Chaqueta y su larga familia, los Jarrito, Rafael el Tuerto, Pansequito, Quino Román, Chato Méndez, Antonio el Rubio y toda su descendencia, Agustín el Gitano, Gabriel Cortés, Flores el Gaditano, Perico Montoya, Tío Frasco, Antonio Arenas, Antonio Madreles, Juan el Africano, Tío Mollino, Churrurú de La Línea, el Gitano Blanco y una larguísima nómina que incluye a otras dos familias cantaoras, los Canelas y los Pañeros.
                Los Canelas tienen como estandarte al recordado Canela de San Roque, un cantaor que crujía los huesos cantando por soleá y por seguiriyas. En esta familia el cante es algo natural y cualquier reunión es excusa para que salgan a relucir unos cantes que queman como el azogue. Hoy en día son los hermanos José y Fernando los que mejor defienden el pabellón de su casa. José es digno sucesor de su padre Alejandro y hace gala de un gran poderío en las interpretaciones de los estilos de su extenso repertorio. En su hermano Fernando tenemos un cantaor de corte más intimista, dueño de un metal que es puro arrope.
                En la familia de los Pañeros no ha habido profesionales hasta ahora pero el flamenco forma parte de su idiosincrasia desde hace al menos cinco generaciones con cantaores oriundos de Triana y Algeciras. El Pañero padre pese a no buscarse el sustento en este arte es muy respetado en la comarca y ha transmitido sus vastos conocimientos del cante y el baile a sus dos hijos. En Perico encontramos a un profundo cantaor de marcado clasicismo que encandila a los buenos aficionados por su depurado concepto del cante. José, por su parte, conoce a la perfección todos los estilos pero destaca en su faceta de cantaor y bailaor festero en la que desprende una gracia particular.
                Aunque tienen referentes comunes los cuatro cantaores han desarrollado una personalidad muy marcada. Esto hace que sus interpretaciones sean radicalmente diferentes aunque aborden los mismos cantes. Sus voces estarán arropadas por las guitarras de dos tocaores jóvenes que han alcanzado el grado de maestría. Nos referimos al chiclanero José de Pura, familia de Rancapino, y al malagueño Rubén Lara, sobrino de Pepe de Cañete. Ambos poseen un toque flamenquísimo que sirve de inspiración a los cantaores que suelen acompañar. El compás de las palmas prestará justeza a todo el concierto y estará a cargo de Fernando Segovia, sobrino de los hermanos Canela, y de José Rubichi, perteneciente a una larga saga de flamencos jerezanos.
Y el baile no podía faltar en un espectáculo de estas características. Para ello tendremos la ocasión de contar con Pepe Torres. No pecamos de exagerados al considerar a este artista moronero, sobrino nieto del legendario Diego del Gastor y nieto de Joselero, como uno de los máximos exponentes del baile gitano. Su arte es muy valorado por los aficionados más exigentes y nunca defrauda.
  Con estos mimbres es seguro que el público disfrutará de un programa en el que tonás, alegrías, soleares, fandangos, bulerías por soleá, romances, seguiriyas, tangos y bulerías se mostrarán en números en solitario, a dúo y con los cuatro cantaores en escena, para darle ritmo interno al espectáculo. El buen aficionado encontrará referencias sonoras y visuales de grandes maestros como Antonio Mairena, Tomás y Pastora Pavón, don Antonio Chacón, Manuel Torre, Juan Talega, Juanito Mojama, Camarón de la Isla, Ramón Montoya, Niño Ricardo, Melchor de Marchena, Diego del Gastor, Pepe Ríos, Andorrano y un largo etcétera. Con este espectáculo tanto el aficionado neófito como el más entendido podrá deleitarse con las formas clásicas de este arte pero sin acartonamiento ninguno. Los nueve artistas que componen el elenco son jóvenes de este tiempo que conocen como pocos la tradición del flamenco y la han amasado lentamente hasta darle un nuevo impulso. Con ellos el futuro de este arte está en buenas manos.

Casabermeja, Polideportivo Antonio Sánchez Fernández