Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

La Noche en Blanco 2024 - Exposición de Ángeles Sioli 'Acrobáticas'

Diputación de Málaga

La Noche en Blanco 2024 - Exposición de Ángeles Sioli 'Acrobáticas'

El proyecto 'Acrobáticas' propone una reflexión sobre el papel múltiple que se le exige a las mujeres en la sociedad actual y las consecuencias de no educar en igualdad 

HORARIO ESPECIAL NOCHE EN BLANCO 2024 - SÁBADO 18 DE MAYO

ABIERTO DE 18.00 A 22.00 H - ENTRADA LIBRE 

Las acrobacias son propias de las libélulas, criaturas de vuelo metálico. El batir de sus cuatro alas se produce de manera independiente en cada una de ellas con respecto a las otras, inspirando el diseño de muchas de las tecnologías del presente y las que se orientan al futuro.

La libélulas son seres acrobáticos. El vuelo de estos ancestrales odonatos es potente y ágil, siendo capaces de alcanzar velocidades altas; girar bruscamente; cernir e incluso volar hacia atrás. Mis libélulas van saliendo de su vítrea atadura y desde su cápsula transparente vuelan, se posan y continúan meciéndose en sus equilibrios. En el vaivén baten las alas en una suerte de balanza, pero ya no volverán atrás. Solo las libélulas reales vuelan hacia atrás...

Las mujeres, con su doble, triple y “acrobática multipresencia”, obligada para unas jornadas multitarea interminables, son quienes han inspirado la elección de esta metáfora; libélulas, al fin y al cabo, en sus equilibrios y vuelos acrobáticos.

Este proyecto hace referencia a la doble carga de trabajo en un mismo espacio, tiempo y jornada, realizado por la mujer y que podríamos denominar interminable. El desdoblamiento a que obliga esa presencia y la carga mental que la acompaña es un fenómeno que sufren de forma mayoritaria, teniendo repercusiones negativas en la salud física y mental, a causa del estrés, la ansiedad y la insatisfacción.

Podríamos hablar de multipresencia si a lo anterior añadimos, dentro de la esfera doméstica, su papel en el trabajo reproductivo, insoslayable, y el que desempeña en la estabilidad de su entorno y en los cuidados, imprescindible; y si tenemos en cuenta, en la pública, su participación en el ámbito laboral y en el sociopolítico, a las que tiene pleno derecho. De las primeras cargas y responsabilidades, educacionalmente impuestas en solitario y socialmente no resueltas por una falta de voluntad política y de insolidaridad en el ámbito íntimo, devienen situaciones de imposible conciliación con su desempeño en el público, a causa de las cuales las mujeres ven limitado el disfrute de sus derechos y cercenadas las oportunidades laborales, al no producirse en condiciones de equidad con los hombres. Hete aquí la desigualdad de genero.

Esta estructura patriarcal que tiende a considerar el genero femenino como un todo homogéneo, nada mas lejos, es el caldo de cultivo donde se se genera la resistencia del masculino a perder sus privilegios.


Acrobáticas propone una reflexión dirigida a cómo se interrelacionan las múltiples actividades de las mujeres, y sus jornadas interminables. Entre estas actividades, están la remuneradas y las no remuneradas, y la construcción de afectos que se gestan entre las dos anteriores. Cuidadoras y anónimas, en un anonimato que es alienante, una especie de privación de la existencia plena y autónoma. Una vida de trabajo y entrega a los demás; una opción de vida no elegida, en la sombra, abusiva, invisible y no reconocida.

María Angeles Duran Heras, acuñó la expresión ¨jornada interminable¨, título de uno de sus libros, publicado en España en 1986, poniendo en negro sobre blanco la voz y el lamento de generaciones de mujeres, de las que se encuentra rastro desde muchos siglos atrás. Este tema tiene plena vigencia hoy día. Generaciones siguientes a la suya lo continuan desarrollando y denunciando, verbalmente y en sus publicaciones.

Indiscutiblemente, es una cuestión de derechos humanos. Vamos camino del cambio pero no podemos pensar sólo en nuestro mundo cercano, el planeta entero no vive en iguales tiempos, ritmos y oportunidades para las mujeres, que son mas de la mitad de los sujetos que componen la especie humana. Es como un bucle en el que a pesar de ello hay que llegar a saber que tuvo una entrada pero que también tiene o tendrá una salida.

La idea de bucle, en un sentido mas amplio, se sugiere también a partir de la realidad mundial actual en la que se encuentran las mujeres con respecto a la aplicación de sus derechos, mas bien a su vulnerabilidad de conjunto,viviendo en diferentes circunstancias sociales, en distintas situaciones geopolíticas, en distintas temporalidades, y a distintos ritmos que conllevan distintas oportunidades.
La toma de conciencia de todo esto tiene que llevarnos a la acción. Hay que educar en igualdad.

Hay que conectar las esperanzas de las mujeres del mundo, dejar de ser libélulas, dejar de ser acrobáticas y ser mujeres libres.

18.00 h a 22.00 h.
Entrada libre
Centro Cultural Provincial MVA.
Ollerías, 34. Málaga
Exposición
5/18/20245/18/2024Europe/MadridLa Noche en Blanco 2024 - Exposición de Ángeles Sioli 'Acrobáticas'Diputación de Málaga

El proyecto 'Acrobáticas' propone una reflexión sobre el papel múltiple que se le exige a las mujeres en la sociedad actual y las consecuencias de no educar en igualdad 

HORARIO ESPECIAL NOCHE EN BLANCO 2024 - SÁBADO 18 DE MAYO

ABIERTO DE 18.00 A 22.00 H - ENTRADA LIBRE 

Las acrobacias son propias de las libélulas, criaturas de vuelo metálico. El batir de sus cuatro alas se produce de manera independiente en cada una de ellas con respecto a las otras, inspirando el diseño de muchas de las tecnologías del presente y las que se orientan al futuro.

La libélulas son seres acrobáticos. El vuelo de estos ancestrales odonatos es potente y ágil, siendo capaces de alcanzar velocidades altas; girar bruscamente; cernir e incluso volar hacia atrás. Mis libélulas van saliendo de su vítrea atadura y desde su cápsula transparente vuelan, se posan y continúan meciéndose en sus equilibrios. En el vaivén baten las alas en una suerte de balanza, pero ya no volverán atrás. Solo las libélulas reales vuelan hacia atrás...

Las mujeres, con su doble, triple y “acrobática multipresencia”, obligada para unas jornadas multitarea interminables, son quienes han inspirado la elección de esta metáfora; libélulas, al fin y al cabo, en sus equilibrios y vuelos acrobáticos.

Este proyecto hace referencia a la doble carga de trabajo en un mismo espacio, tiempo y jornada, realizado por la mujer y que podríamos denominar interminable. El desdoblamiento a que obliga esa presencia y la carga mental que la acompaña es un fenómeno que sufren de forma mayoritaria, teniendo repercusiones negativas en la salud física y mental, a causa del estrés, la ansiedad y la insatisfacción.

Podríamos hablar de multipresencia si a lo anterior añadimos, dentro de la esfera doméstica, su papel en el trabajo reproductivo, insoslayable, y el que desempeña en la estabilidad de su entorno y en los cuidados, imprescindible; y si tenemos en cuenta, en la pública, su participación en el ámbito laboral y en el sociopolítico, a las que tiene pleno derecho. De las primeras cargas y responsabilidades, educacionalmente impuestas en solitario y socialmente no resueltas por una falta de voluntad política y de insolidaridad en el ámbito íntimo, devienen situaciones de imposible conciliación con su desempeño en el público, a causa de las cuales las mujeres ven limitado el disfrute de sus derechos y cercenadas las oportunidades laborales, al no producirse en condiciones de equidad con los hombres. Hete aquí la desigualdad de genero.

Esta estructura patriarcal que tiende a considerar el genero femenino como un todo homogéneo, nada mas lejos, es el caldo de cultivo donde se se genera la resistencia del masculino a perder sus privilegios.


Acrobáticas propone una reflexión dirigida a cómo se interrelacionan las múltiples actividades de las mujeres, y sus jornadas interminables. Entre estas actividades, están la remuneradas y las no remuneradas, y la construcción de afectos que se gestan entre las dos anteriores. Cuidadoras y anónimas, en un anonimato que es alienante, una especie de privación de la existencia plena y autónoma. Una vida de trabajo y entrega a los demás; una opción de vida no elegida, en la sombra, abusiva, invisible y no reconocida.

María Angeles Duran Heras, acuñó la expresión ¨jornada interminable¨, título de uno de sus libros, publicado en España en 1986, poniendo en negro sobre blanco la voz y el lamento de generaciones de mujeres, de las que se encuentra rastro desde muchos siglos atrás. Este tema tiene plena vigencia hoy día. Generaciones siguientes a la suya lo continuan desarrollando y denunciando, verbalmente y en sus publicaciones.

Indiscutiblemente, es una cuestión de derechos humanos. Vamos camino del cambio pero no podemos pensar sólo en nuestro mundo cercano, el planeta entero no vive en iguales tiempos, ritmos y oportunidades para las mujeres, que son mas de la mitad de los sujetos que componen la especie humana. Es como un bucle en el que a pesar de ello hay que llegar a saber que tuvo una entrada pero que también tiene o tendrá una salida.

La idea de bucle, en un sentido mas amplio, se sugiere también a partir de la realidad mundial actual en la que se encuentran las mujeres con respecto a la aplicación de sus derechos, mas bien a su vulnerabilidad de conjunto,viviendo en diferentes circunstancias sociales, en distintas situaciones geopolíticas, en distintas temporalidades, y a distintos ritmos que conllevan distintas oportunidades.
La toma de conciencia de todo esto tiene que llevarnos a la acción. Hay que educar en igualdad.

Hay que conectar las esperanzas de las mujeres del mundo, dejar de ser libélulas, dejar de ser acrobáticas y ser mujeres libres.

Centro Cultural Provincial MVA, Ollerías, 34. Málaga