Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Cineclub del 27 Proyección de La escuadrilla deshecha (The Lost Squadron. G. Archainbaud, EEUU,1932)

Diputación de Málaga

Cineclub del 27 Proyección de La escuadrilla deshecha (The Lost Squadron. G. Archainbaud, EEUU,1932)

Versión original subtitulada en español.

Ésta no es una película más de aviación de la Primera Guerra Mundial. Estamos ante una película pionera del minigénero que trata el cine dentro del cine que nos daría cintas como Cautivos del Mal, La noche americana o Dos semanas en otra ciudad, aunque quizá la que se vea más influida por ésta sea la muy posterior El especialista…

Tres amigos, veteranos de la misma escuadrilla en Francia, son desmovilizados para encontrar en su regreso a su país que las expectativas de inserción en la sociedad civil escasean. Un golpe de suerte los introduce en el mundo del cine como pilotos de arriesgadas acrobacias para el rodaje de un film bélico cuyo director siempre exige más…

La película funciona como homenaje a toda una generación de aviadores que tras jugarse la piel en los cielos de Europa debieron buscarse la vida civil como pilotos de cine y exhibiciones aéreas. De esos espectáculos dan memoria cintas como Los ángeles sin brillo o El carnaval de las águilas.

El triunfo de Alas (W. Wellman, 1928) en la primera entrega de Oscars no fue ajeno a este interés del público, como no lo fue el enorme éxito de Los ángeles del Infierno (H. Hughes, 1930) en cuyo accidentado rodaje se centra buena parte de la película El aviador (M. Scorsese, 2004). En pos de una realización espectacular y cada vez más vistosa, tres aviadores y un operador de cámara perdieron la vida.  A esta profesión solitaria y arriesgada está dedicada esta cinta.

El reparto es notable: el protagonista es Richard Dix, estrella de entonces hoy olvidada, pero que el año anterior había protagonizada el espectacular western Cimarron que se había alzado con la estatuilla a la Mejor Película de 1931. Le acompaña el fornido Robert Armstrong que aquel año trabajaría en ocho cintas antes de protagonizar al siguiente la inolvidable King Kong y un juvenil Joel McCre con un gran porvenir. Les acompaña la gran Mary Astor como el interés amoroso que desata la rivalidad entre los personajes.

Mención especial merece el personaje del despótico director Von Furts (un genio inhumano que dirige a los hombres al desastre para conseguir el escalofrío supremo, según una frase publicitaria) interpretado por Erich von Stroheim en una encarnación casi autoparódica que llegó a motivar las protestas del embajador alemán por las negras tintas con que se pintaba a un compatriota.

La producción es de David O. Selznick, flamante ejecutivo en RKO dispuesto a darle un marchamo de calidad con cintas como ésta. Para ello contó con un Max Steiner (no acreditado) casi recién llegado a Hollywood y que antes de terminar la década pondría música a su obra magna Lo que el viento se llevó. El director  George Archainbaud era conocido por su eficacia, rodando once títulos para RKO en menos de tres años. De origen francés y curtido en docenas de rodajes en el cine mudo, reemplazó al primer director escogido y aumentó el número y originalidad de las secuencias aéreas a petición de Selznick. Como en la misma película que dirigía en aquel momento.

Facebook:@Generaciondel27
Twitter:@Generaciondel27
Instagram:@Generaciondel27
Web:malaga.es@generaciondel27

20:00 h
Entrada libre hasta completar aforo
Centro Cultural MVA. Málaga.
Calle Ollerías 34, 29012.
Actividad Generación del 27
10/10/202210/10/2022Europe/MadridCineclub del 27 Proyección de La escuadrilla deshecha (The Lost Squadron. G. Archainbaud, EEUU,1932)Diputación de Málaga

Versión original subtitulada en español.

Ésta no es una película más de aviación de la Primera Guerra Mundial. Estamos ante una película pionera del minigénero que trata el cine dentro del cine que nos daría cintas como Cautivos del Mal, La noche americana o Dos semanas en otra ciudad, aunque quizá la que se vea más influida por ésta sea la muy posterior El especialista…

Tres amigos, veteranos de la misma escuadrilla en Francia, son desmovilizados para encontrar en su regreso a su país que las expectativas de inserción en la sociedad civil escasean. Un golpe de suerte los introduce en el mundo del cine como pilotos de arriesgadas acrobacias para el rodaje de un film bélico cuyo director siempre exige más…

La película funciona como homenaje a toda una generación de aviadores que tras jugarse la piel en los cielos de Europa debieron buscarse la vida civil como pilotos de cine y exhibiciones aéreas. De esos espectáculos dan memoria cintas como Los ángeles sin brillo o El carnaval de las águilas.

El triunfo de Alas (W. Wellman, 1928) en la primera entrega de Oscars no fue ajeno a este interés del público, como no lo fue el enorme éxito de Los ángeles del Infierno (H. Hughes, 1930) en cuyo accidentado rodaje se centra buena parte de la película El aviador (M. Scorsese, 2004). En pos de una realización espectacular y cada vez más vistosa, tres aviadores y un operador de cámara perdieron la vida.  A esta profesión solitaria y arriesgada está dedicada esta cinta.

El reparto es notable: el protagonista es Richard Dix, estrella de entonces hoy olvidada, pero que el año anterior había protagonizada el espectacular western Cimarron que se había alzado con la estatuilla a la Mejor Película de 1931. Le acompaña el fornido Robert Armstrong que aquel año trabajaría en ocho cintas antes de protagonizar al siguiente la inolvidable King Kong y un juvenil Joel McCre con un gran porvenir. Les acompaña la gran Mary Astor como el interés amoroso que desata la rivalidad entre los personajes.

Mención especial merece el personaje del despótico director Von Furts (un genio inhumano que dirige a los hombres al desastre para conseguir el escalofrío supremo, según una frase publicitaria) interpretado por Erich von Stroheim en una encarnación casi autoparódica que llegó a motivar las protestas del embajador alemán por las negras tintas con que se pintaba a un compatriota.

La producción es de David O. Selznick, flamante ejecutivo en RKO dispuesto a darle un marchamo de calidad con cintas como ésta. Para ello contó con un Max Steiner (no acreditado) casi recién llegado a Hollywood y que antes de terminar la década pondría música a su obra magna Lo que el viento se llevó. El director  George Archainbaud era conocido por su eficacia, rodando once títulos para RKO en menos de tres años. De origen francés y curtido en docenas de rodajes en el cine mudo, reemplazó al primer director escogido y aumentó el número y originalidad de las secuencias aéreas a petición de Selznick. Como en la misma película que dirigía en aquel momento.

Facebook:@Generaciondel27
Twitter:@Generaciondel27
Instagram:@Generaciondel27
Web:malaga.es@generaciondel27

Centro Cultural MVA. Málaga, Calle Ollerías 34, 29012.