Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Bendodo asegura que Málaga está viviendo su “gran momento de esplendor”, pero recuerda los retos pendientes

Diputación de Málaga

Bendodo asegura que Málaga está viviendo su “gran momento de esplendor”, pero recuerda los retos pendientes

El impulso al desarrollo industrial de la provincia, uno de los asuntos más importantes que ha abordado el presidente de la Diputación en el foro del Círculo Mercantil

La reducción de la tasa de paro por debajo del 10%, uno de los objetivos de la institución provincial

El presidente sitúa al Caminito del Rey como un gran ejemplo de la colaboración entre administraciones

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha asegurado que Málaga está viviendo su “gran momento de esplendor”, “sin olvidar los retos pendientes para los próximos años”. Así lo ha afirmado en el foro organizado hoy miércoles 26 de mayo por el Círculo Mercantil celebrado en el restaurante Limonar 40 de la capital.

El presidente ha puesto en valor el dinamismo y empuje de la ciudad y de la provincia, así como el posicionamiento internacional de la Costa del Sol y de la revolución que ha experimentado el territorio en la última década “gracias a la pujanza de nuestras empresas, pero también a la apuesta inversora que han hecho las administraciones públicas”. En este sentido, Bendodo considera que el papel de las administraciones públicas es de amparar a la sociedad civil, eliminando trabas administrativas a los emprendedores, con el fin de conseguir una Andalucía más atractiva para la inversión y la actividad económica.

Desarrollo industrial de la provincia

El desarrollo industrial de la provincia de Málaga es uno de los asuntos más importantes que ha abordado el presidente de la Diputación en el foro celebrado hoy.

Bendodo considera el progreso tiene que ir ligado tanto al turismo como a la agricultura. En cuanto al turismo, afirma haber acertado en el desarrollo del modelo turístico en la provincia, “nuestro gran motor económico”, y ha hablado de la importancia de seguir creciendo en otros sectores en “los que tenemos mucho campo para crecer: la agricultura y la industria”.

La agricultura representa el 2% del empleo en la provincia, con unos 13.000 ocupados y un porcentaje similar en el PIB. En cuanto a la industria, representa en 4,4% de los empleos y el 6% del PIB en Málaga. El objetivo es, según ha afirmado Bendodo, que la industria, especialmente la agroalimentaria tenga un peso similar en nuestro PIB y actividad económica al del turismo.

Además, reducir la tasa de paro en la provincia de Málaga por debajo del 10% es uno de los grandes objetivos de la institución provincial, “sin necesidad de burbujas que luego nos pasen doloras facturas, sin depender tanto de la construcción”, ha aseverado el presidente. Para ello, considera necesario la aplicación de políticas de estímulo adecuadas entre todas las administraciones, haciendo un llamamiento a la colaboración entre ellas.

Como muestra de esa colaboración, el presidente ha hablado del éxito del Caminito del Rey, “un ejemplo de cooperación” entre la Diputación, los ayuntamientos, la Junta de Andalucía, el Gobierno Central y la iniciativa privada. “Tenemos que aprovechar nuestro patrimonio histórico único, porque es otra oportunidad para generar empleo y riqueza”, ha puntualizado.

Retos para seguir creciendo

Otro de los grandes retos que persigue la Diputación de Málaga es ayudar al impulso de la industria agroalimentaria, consiguiendo que el potente canal HORECA de la Costa del Sol demanden más productos malagueños, convirtiendo a los turistas en clientes de la despensa malagueña.

Para ello, el presidente ha reivindicado la necesidad de tender una mano a las cooperativas agrarias para ganar tamaño y músculo, siendo imprescindibles acometer mejoras fiscales, administrativas y medidas e incentivos, lo que les permitirá afrontar inversiones industriales. Asimismo, también ha hecho referencia al aprovechamiento de los recursos hídricos y a la necesidad de completar “una vez por todas” la interconexión entre la cuenca occidental y oriental de la provincia.

Bendodo ha explicado que la industria agroalimentaria es “la gran apuesta”, pero no la única, y ha hecho referencia a la posibilidad de convertir a Málaga de nuevo en un gran polo industrial, pues la provincia cuenta con una amplia oferta de suelo productivo, así como “una red de comunicaciones única e intermodal como pocos sitios en Europa”.

En este sentido, el presidente ha hablado del papel de Antequera como capital logística  de Andalucía que se multiplicará cuando el Gobierno ponga en marcha el servicio AVE Granada-Antequera y cuando mejore la conexión con Algeciras. Además, ha señalado que es necesario que la administración autonómica agilice el puerto seco, “tras diez años de anuncios y ninguna medida”.

La ampliación y la mejora de la carratera del arco, y un avance en el proyecto de aeropuerto de carga y mercancías de la Axarquía, el desbloqueo de la Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre, son otras de las reivindicaciones al gobierno regional que el presidente de la Diputación ha puesto sobre la mesa.

No obstante, Bendodo ha hecho referencia al “lugar privilegiado en materia de transportes” en el que se encuentra la provincia de Málaga, convirtiéndose en uno de los grandes nodos de transporte en Europa gracias a la transformación de las infraestructuras como el puerto, la modernización y ampliación del aeropuerto y la conclusión de la autovía del Mediterráneo.

Sin embargo, ha reivindicado la necesidad de completarlas, poniendo como ejemplos de “grandes retos en materia de infraestructuras” el corredor ferroviario del Meditérraneo y del tren de la Costa del Sol, “dos viejos proyectos fundamentales para articular mejor la provincia y hacernos mucho más competitivos”, por lo que considera que los ritmos deben ser “más rápidos y la apuesta más decidida” al respecto.

Por último Bendodo ha considerado que la clave del éxito de Málaga está en “que todos juntos busquemos la excelencia. En un mundo competitivo y globalizado, tenemos que aspirar a ser los mejores en las cosas que hagamos. Como lo estamos siendo en el turismo. Como lo pretendemos ser en la gastronomía, ampliando las posibilidades de formación y especialización de los trabajadores de la hostelería. En este sentido, ha recordado la llegada a Málaga del Basque Culinary Center.