Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Turismo Costa del Sol y Diputación muestran en la British Birdwatching Fair el potencial ornitológico de la provincia

Diputación de Málaga
Noticias

Turismo Costa del Sol y Diputación muestran en la British Birdwatching Fair el potencial ornitológico de la provincia

Esta importante cita tiene lugar entre los próximos días 18 al 20 de agosto en la Rutland Water Nature Reserve

Turismo Costa del Sol acudirá, un año más, a la que es la mayor feria ornitológica del mundo, la British Birdwatching Fair, junto con la Diputación de Málaga y bajo el paraguas de Turismo Andaluz.

La British Birdwatching Fair es la mayor Feria Internacional de Turismo Ornitológico existente a nivel internacional. Celebra su vigésimo novena edición en la Rutland Water Nature Reserve, ubicada en Egleton,  Inglaterra, entre los próximos días 18 al 20 de Agosto 2017.

Se viene celebrando desde el año 1989 y recibe cada año a más de 20.000 visitantes que acuden a esta cita a conocer de primera mano lo que ofrecen los más de 300 stands presentes en la muestra.

Según ha indiacdo el director general de Turismo Costa del Sol, Arturo Bernal, “para un destino con un potencial como el nuestro, es vital estar presente en esta importante acción promocional”.

Así las cosas, esta feria está dedicada a promocionar cualquier aspecto relacionado con la ornitología (conservación, publicaciones, material óptico…), pero destaca el elevado número de expositores relacionados con el turismo ornitológico, tanto pertenecientes a empresas especializadas en la organización de viajes para el avistamiento de pájaros, como de diferentes destinos turísticos que muestran la biodiversidad de su territorio como recurso para la atracción de este tipo de turistas.

Nuestro objetivo es, según ha indicado, Arturo Bernal, “poder mostrar, junto con la Diputación, la oferta y el potencial de nuestra provincia en materia de avistamiento de aves, en particular, y en turismo de naturaleza en general, aprovechando que Málaga-Costa del Sol es un destino preferente para los británicos, así como de otras nacionalidades asistentes a este evento”, dijo Arturo Bernal.

Del mismo modo, se pretende la creación de nuevos contactos con touroperadores y agencias especializadas, así como mantener los ya establecidos en ediciones anteriores.

En el trancurso de la feria, y aprovechando el conocimiento de este evento y los contactos realizados por la entidad en ediciones anteriores, “aprovecharemos para intentar coordinar con las diferentes instituciones un posible fam trip especifico de este segmento y exclusivo para la Costa del Sol”.

El avistamiento de aves cada año mueve a miles de turistas que encuentran en esta afición un motivo ideal para viajar a otros países. La ornitología es una afición muy extendida en todos los países del norte y el centro de Europa, especialmente en el Reino Unido, donde una parte importante de la población es aficionada a lo que ellos llaman el ‘birdwatching’.

Un dato que puede ayudar a comprender el volumen de aficionados que hay en Reino Unido es el número de socios con los que cuentan las dos principales sociedades ornitológicas del país: la RSPB (Royal Society for the Proteccion of Birds) y la BTO (British Trust for Ornithology), que suman en torno a 1,3 millones de asociados. En España, la asociación equivalente es la SEO (Sociedad Española de Ornitología), que cuenta con unos 12.000 socios.

La presencia de la Costa del Sol en esta feria pretende “convertir a nuestro destino en un referente a nivel internacional”, ha dicho Bernal.


Proyecto Birdingmálaga

Un turista británico que elija la provincia de Málaga como destino para un Birdwatching Tour “tendrá la oportunidad de ver unas 80 especies de aves que no puede ver en su tierra, lo que supone para este tipo de turistas una gran motivación”, ha expuesto Jacobo Florido, consejero delegado de Turismo Costa del Sol.

De hecho, una buena parte del territorio de la provincia de Málaga está declarada ZEPA (Zona para la Especial Protección de las Aves).

La variedad de hábitats que aportan estos ecosistemas resulta, según ha indicado Florido, “un factor clave para que en nuestra provincia se puedan avistar fácilmente unas 250 especies de aves diferentes a lo largo de todo el año”, entre las que figuran aves acuáticas, rapaces, esteparias y un número importante de paseriformes (pájaros pequeños).

Destaca, asimismo, la gran concentración de aves rapaces que se da en las zonas montañosas -probablemente una de las zonas con mayor concentración de aves rapaces de toda Europa- y los humedales del norte de la provincia, que son el lugar ideal para la concentración de aves acuáticas.

En general, toda la provincia es un lugar ideal para la observación de aves, ya que en el territorio se pueden encontrar diferentes tipos de ecosistemas entre los que figuran zonas de montaña, bosques, humedales, zonas de cultivos, de matorral, dehesas, zonas urbanas, riberas, desembocaduras de ríos, etc.

En definitiva, se trata de un tipo de turismo que contribuye a dinamizar la economía en las comarcas del interior de la provincia y en el litoral, sobre todo en las desembocaduras de los ríos, como el Guadalmedina y el Guadalhorce en la capital.

Gracias a la calidad de nuestra oferta turística y a la gran cantidad de vuelos que a diario conectan todo el Reino Unido con el aeropuerto de Málaga, la provincia es un destino ideal para los ‘birdwatchers’ británicos, por lo que Diputación de Málaga y Turismo Costa del Sol están convencidas de la necesidad de seguir promocionando este importante segmento.


Perfil turista

El perfil del turista británico que viene a ver pájaros es muy interesante desde el punto de vista empresarial, ya que estos viajes suelen tener una duración de 6 ó 7 noches y los turistas realizan un gasto en destino muy superior al que emplean otros perfiles que se dan en nuestra provincia.

Suelen ser personas mayores de 45 años a los que, además del avistamiento de las aves, les interesa conocer la flora y las condiciones ambientales del destino que visitan.

Se organizan en grupos reducidos (de 10 a 15 personas) y, además de los servicios de empresas especializadas (guías de naturaleza y guías ornitológicos), demandan servicios de calidad a la hora de elegir sus alojamientos y servicios complementarios.