Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Château - Cimetière, Álora

Diputación de Málaga

Vidéos


Château - Cimetière, Álora

(Imágenes obtenidas del vídeo subido a Youtube por Andalucía es de Cine, Carmen Ocaña/Beni Lorenzo y Patronato de Turismo de la Costa del Sol). Situado en el Cerro de Las Torres, desde donde se puede disfrutar de unas extraordinarias vistas del Valle del Guadalhorce, el castillo fue declarado monumento nacional en el año 1931. Fue construido por los árabes, durante la Edad Media, aunque sus orígenes son fenicios y romanos. Su construcción se realizó en diversas etapas: la parte más sólida durante el Emirato; la elevación de la construcción durante los Califatos, y la parte más frágil durante los Reinos de Taifas. La torre de la puerta de ingreso da entrada al recinto amurallado, a la cual se accede por un arco de herradura, único en occidente. En el castillo se distinguen dos recintos diferenciados. El primero, regular y homogéneo (recinto superior) con 6 torres cuadradas, construido en la época Califal. Por el contrario, el segundo recinto es mucho más irregular. Debió de estar formado por muros que rodeaban al primer recinto. Casi todos han desaparecido. Entre ambos recintos, nos encontramos una torre cuadrada llamada Torre de la Vela con planta cuadrada y dividida en tres cuerpos que van decreciendo en altura a medida que van subiendo. Destaca en este castillo la Capilla del Nazareno, cuya peculiar trayectoria histórica la sitúa en la principal mezquita en época árabe. Tras la conquista en época cristiana fue convertida en la iglesia dedicada a la advocación de Nuestra Señora de la Encarnación. La primitiva parroquia empezó a construirse tras la conquista y para 1492 ya estaba construida totalmente. La reunión en la que se efectuaron los repartimiento de Álora tuvo lugar en la citada iglesia. Esta antigua parroquia es de estilo gótico y estaría compuesta por tres naves. Lo que nos ha llegado hasta nuestros días de aquella primera iglesia parroquial ha sido el altar mayor que es de planta cuadrada con pilares inundados de junquillos y nervaduras que ascienden para desembocar en una bóveda estrellada. Utilizado durante más de doscientos años como cementerio, éste fue trasladado hace años a una nueva zona del municipio. En febrero de 2009 culminaron once años de trámites para la clausura del camposanto, iniciando el Ayuntamiento los trabajos de demolición de los nichos que alberga el recinto.