Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Cuento y leyenda de Canillas de Aceituno

Diputación de Málaga

Cuento y leyenda de Canillas de Aceituno

La significación del nombre de Canillas de Aceituno aludiendo a sus muchos olivares, es la interpretación generalmente divulgada. Sin embargo, el hecho de que en este pueblo, los musulmanes desarrollaran una  destacada actividad en la producción y el comercio de la seda durante más de ocho siglos, da pie a sostener la teorîa de que CANILLAS se refiere a “la cañita pequeña en la cual los tejedores devanan la seda o hilo para ponerla luego dentro de la lanzadera”, y por otra parte ACEITUNÍ se define como “tela muy rica de oriente”.

La importancia de esta producción, hizo que los mismos musulmanes llamaran AL-ZAYTÚN al tejido de seda que ellos mismos elaboraban. Todo esto lleva a pensar que la relevancia del trabajo de la seda en Canillas de Aceituno, fue algo más que una simple producción artesanal.

  • Gentilicio:

Canilleros.

  • Personajes destacados:

Como personaje más conocido y pintoresco, la leyenda cuenta con Andrês Xorairán, más conocido como El Salteador de Canillas de Aceituno, hombre exaltado que promovió algunos de los hechos más conocidos de las revueltas moriscas en 1.569. Asaltó comboyes y  atacó pueblos y ciudades del entorno.

  • Leyenda:

Antonio de Canillas. Antonio Jimênez González, nace en 1.929. Natural e Hijo Predilecto de Canillas de Aceituno, está considerado como el más veterano de los cantaores malagueños. Lleva más de cuarenta años dedicado al cante flamenco y cuenta en su haber con numerosos premios nacionales de cante. Posee la Lámpara Minera del VI Concurso del Cante de Las Minas de La Unión (Murcia). Es un gran saetero y a êl se le atribuye la creación de la saeta malagueña. La interpretación de cada uno de los palos vernáculos es, en su voz, magistral. Son muy consideradas por los aficionados sus colaboraciones en Rito y geografîa del Cante, Magna Antologîa del Cante Flamenco, Cultura Jonda y Sabor a Málaga. Los años, más que mermar, han acrecentado su calidad interpretativa, conservando sus registros con la nitidez y el esplendor que siempre le ha caracterizado. La veteranîa y dominio de este laureado cantaor malagueño ha sido uno de los importantes reclamos del espectáculo ‘Paisanos’, una producción estrenada en la I Edición del Festival ‘Málaga en Flamenco’ organizado por la Diputación de Málaga.

Según recogen las crónicas, un morisco llamado Al Muezzîn, que ayudó a los alpujarreños en la famosa sublevación del siglo XVI, llegó a Canillas en busca de su mujer, a la sazón esclava de un cristiano. Al Muezzîn promovió el levantamiento en Canillas de Aceituno, y algunos de sus hombres, envalentonados por la causa, dieron muerte a ocho cristianos que se encontraban en una venta. El juez de Vêlez, informado del suceso, metió en prisión a un indeterminado número de moriscos, a los que torturó y despojó de sus posesiones, lo que generalizó el levantamiento. Una vez sofocado, los moriscos fueron expulsados del pueblo y el castillo fue destruido por orden de Felipe II.

Forma parte de la leyenda la historia que, transmitida por tradición oral de padres a hijos, cuenta que la imagen de la Virgen de la Cabeza, patrona de Canillas de Aceituno, habîa salido de las manos de San Lucas evangelista en la ciudad de Antioquîa, tallando la verdadera cara de la Virgen, a la que habîa conocido personalmente en Palestina. La imagen fue llevada por San Pedro en su visita a Andújar allá por el año 50. Escondida en el monte durante casi 500 años en tiempos de la dominación árabe, fue encontrada despuês, levantándose en el mismo lugar donde fue hallada el santuario que hoy lleva su nombre, cuya rêplica se venera.

 

Crónicas y leyendas
CP 29716