Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Cuento y Leyenda de Algarrobo

Diputación de Málaga

Cuento y Leyenda de Algarrobo

Su nombre proviene de la palabra árabe “al-karat”

  • Gentilicio:

Algarrobeños.

  • Personajes destacados:

Entre sus personajes es de destacar a Enrique RamosRamos, nacido en 1890 y muerto en el exilio en 1958.Colaboró decisivamente en la instauración de laSegunda República. Presidente del Consejo en todos losgabinetes que presidió Manuel Azaña. Fue presidentedel Patronato Nacional de Turismo y ministro de Trabajo,Sanidad y Previsión y posteriormente de Hacienda en elgabinete de Casares Quiroga.

  • Leyenda:

Causa de leyenda fue la heroica defensa de sushabitantes ante la invasión de los gabachos, por la astucia y la bravura de sus guerrilleros. Se cuentapuede que en este caso exista algo de historia cierta,aún por confirmar que una de estas partidas formada por hombres en su mayoría de Algarrobo liderados  por un tal Segovia emboscaron y dieron muerte a un número no determinado de soldados franceses.

La reacción del comandante francés no se hizo esperar.Culpó a toda la villa de la muerte de los soldados  invasores, pues los miembros de la partida eran hijos de este pueblo y sus vecinos los que los cobijaban y, porello, decidió que la puebla de Algarrobo, para escarnio  de los pueblos vecinos, fuese reducida a cenizas y sus  pobladores aniquilados. El alcalde pidió clemencia y  la prórroga de la sentencia hasta que el gobernador  francés de Málaga fuese notificado del suceso,esperando alcanzar de él la misericordia y el perdón.

El comandante aceptó y estimó lo que tardaría un hombre en ir y volver a Málaga, además de hacer la  gestión y, al tiempo resultante, le redujo unas horas  para evitar el éxito de la misión, y ese fue el plazo quese le concedió a la villa para salvarse de la destrucción.

Las horas corrían en contra de los desafortunados algarrobeños, y para ganar tiempo al tiempo se decidiódotar con el mejor de los caballos al mejor de los jinetes del pueblo que, a costa de reventar a tan nobles animales en su desesperado galopar, llegó a tiempo con la carta del indulto que libró de tal condena a lavilla de Algarrobo.

La fascinación que albergan las leyendas por los pasadizos subterráneos se hace palpable en Algarrobo,pues se asegura que existe uno de esos pasadizos entrela fortaleza del municipio y el Castillo de Bentomiz,construido con toda lógica para, en caso de asedio prolongado, poder transportar víveres de un lugar a otro sin necesidad de salir a campo abierto. El pasadizono ha sido hallado, pero la leyenda continúa.

 

 

Crónicas y leyendas
CP 29750