Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Historia de Tolox

Diputación de Málaga

Historia de Tolox

Sobre su nacimiento como pueblo no hay mucha documentación que pruebe su origen: unos afirman que los primeros en llegar fueron los fenicios y otros lo sitúan en la zona de influencia de Tartesos. Pero tambiên es cierto se han encontrado algunos restos de pobladores del Neolîtico en la Cueva de la Tinaja.

De lo que no cabe duda es del paso de los romanos. En el têrmino se han encontrado restos, como una lápida latina descubierta en 1770, que habla del paso de Roma por esta villa. Esta lápida debió pertenecer al monumento funerario erigido al hijo de algún patricio afincado aquî.

En cualquier caso los primeros datos fehacientes de la historia de Tolox datan del año 883, año en que el castillo fue ocupado por Omar Ben Hafsun, quien lo fortaleció y lo hizo uno de los más importantes del reino, cuya cabeza residîa en la ciudad de Bobastro, siendo punto clave para los emires de Córdoba. A la muerte de Omar en el año 917, heredó el castillo Soleiman, uno de sus cuatro hijos, quien fue vencido por Abderramán en el año 921, el cual destruyó la Alcazaba y ordenó construir una Aljama o Sinagoga.

Estas tierras se incorporan a la corona católica en el año 1487. De esa êpoca hay referencias a Angulo Sancho como alcaide de Tolox, a quien se concedió siete partes en los repartimientos de 1488. Los Reyes Católicos permitieron que todos los moros que quisieran podîan continuar viviendo dentro de la población, aunque en barrio aparte y con la sola condición de que se declarasen vasallos suyos, respetándoles su religión, justicia, lengua e indumentaria. Los privilegios fueron suprimiêndose en los siguientes reinados, hasta el punto de obligarles a bautizarse o abandonar el pueblo y pasar a África.

Durante esa êpoca moriscos y cristianos viven, como decîamos, en barrios separados. Y es en esas fechas cuando se produjeron uno de los mayores altercados, ya que en la vîspera de la Navidad del año 1568, la criada del beneficiado y la hija del alcaide morisco discutieron sobre el valor de los dulces, al preferir el hornero la confitura del beneficiado, surgiendo asî la pelea. La morisca amenazó a la cristiana diciêndole la trampa que le preparan a los cristianos para esa noche. Esa noche comenzó lo que serîan unos dîas de encarnizada y cruel lucha entre moriscos y cristianos, quienes tuvieron que refugiarse en el castillo de Alozaina mientras los moriscos quemaban sus casas.

Tolox se sitúa a los pies de las Sierras Blanca y Parda, en pleno Parque Natural de la Sierra de las Nieves. El trazado urbano es sinuoso, de calles pendientes y con acequias para conducir el agua. Las casas como todas las de la comarca: blancas y con numerosos adornos florales. Los visitantes podrán disfrutar de lugares bellos y tranquilos como la Plaza de los Poyos o de la Rinconada del Castillo, conocida como "Los Llanitos". Y, ya a las afueras, la ermita de San Roque quien custodia el pueblo y es patrono del mismo. Sin embargo, es el gran patrimonio ecológico lo que le hace ser uno de los mayores atractivos de la comarca, con bosques de pinsapos, árboles milenarios que formal el Quejigal o varios rîos. La economîa local se basa, fundamentalmente, en el cultivo de la naranja y de la aceituna, sin olvidarnos del turismo que ya, con su famoso balneario, tuvo sus orîgenes.