Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Historia de Moclinejo

Diputación de Málaga

Historia de Moclinejo

Según algunos historiadores, el nombre de Moclinejo se deriva del término árabe "Moclin", que significa "lugar de distrito".

El término municipal de Moclinejo fue escenario de un hecho histórico de trascendencia en el desarrollo de la conquista, que dio nombre a la Hoya de los Muertos o Cuesta de Matanza. En 1483, Mulay Hacen fue destronado de Granada refugiándose en el castillo. La actitud provocadora de los árabes alteró a los cristianos quienes trataron de darle un escarmiento; pero éstos arremetieron con fuerza desde lo alto y diezmaron a las huestes cristianas. El triunfo dio un gran prestigio a Mulay Hacen.

Más tarde, ya integrado en el reino de los Reyes Católicos, Moclinejo conoce cierto auge gracias a la explotación de sus viñedos; pero éstos quedaron destruidos tras la plaga de la filoxera del año 1878, que comenzó en este municipio para, más tarde, extenderse por el resto de la provincia de Málaga.

El centro del pueblo es la plaza de España, lugar donde se dan cita casi todos los acontecimientos. Este enclave conserva todos su encanto al estar adoquinado por piezas hechas a mano, orgullo de los lugareños. Las calles, como casi todas las de entramado árabe: estrechas y quebradas. Pero en el entorno del pueblo también encontramos bellos lugares como los profundos barrancos y escarpadas que constituyen el paisaje natural que lo rodea. Así, por ejemplo, tenemos las ya citadas cuesta de La Matanza (cuesta de Vélez) o el barranco de la "Hoya de los Muertos".

Sus habitantes siempre han estado intentando ganar la batalla al paso del tiempo. La costumbre de ir a lavarse la cara en la fuente del Chorrillo durante la festividad de San Juan para frenar el envejecimiento así lo demuestra. Pero también la persistencia del paisaje y los modos de producción, casi inalterados desde hace dos siglos. Esto lo podemos corroborar viendo sus hermosos cortijos precedidos por soleados paseros. Y es que la economía local se basa en la producción de vino dulce y de las pasas. De todos modos, los antiguos cortijos que estaban diseminados por los cerros de Córdoba y Piedrasblancas, han sido devorados por el tiempo y, los que se conservan, lo hacen a mano de extranjeros que han fijado aquí su residencia. Moclinejo y su pedanía, Los Valdés, acaparan casi toda la población. Y el territorio, la vid, aunque hay algo de olivos, almendros y cultivos florales y frutales. Desde el punto de vista de la artesanía, es interesante el hierro forjado, la cestería o la elaboración de dulces.