Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Historia de Alameda

Diputación de Málaga

Historia de Alameda

El municipio toma el nombre del arroyo de los Álamos, siendo éste lugar de cruce de caminos y realengas entre Málaga, Sevilla y Granada. Fue por ello que a su orilla se levantó la parroquia de la Purísima Concepción en el año 1663, edificada por el Marqués de Estepa y que, al estar a mitad de camino entre estas ciudades, fue el lugar donde hacían noche las diligencias y viajeros. Precisamente, fueron estas diligencias el objetivo del bandolero "El Tempranillo", cuya tumba está situada en la iglesia de Alameda.

El casco urbano se edificó a lo largo de estas rutas, ampliándose posteriormente con urbanizaciones privadas o públicas. Los hallazgos arqueológicos encontrados en su término municipal son prueba de que Alameda fue base de asentamientos humanos desde el Paleolítico Superior y en el Neolítico. Estos poblados se van sucediendo hasta la época romana, cuyo emplazamiento coincide casi en su totalidad con el actual núcleo urbano. Como anécdota histórica, y sucesión de pueblos, cabe señalar que en el año 208 antes de Cristo, los lameatos, sitiados por Lucio Marcio, incendiaron el pueblo y perecieron en él para mantenerse fiel a Cartago.

De su época romana se puede concluir que Alameda debió ser un punto estratégico ya que tres de las calzadas más importantes pasaban por el término municipal. Una de ella, la Real, tiene un tramo que va de la actual plaza de Andalucía a la de España.

Tras el periodo romano se abre una época de gran desconocimiento de la historia de Alameda; tan sólo el hallazgo de un tesorillo del siglo sexto confirma la existencia de la población visigoda. No es hasta el siglo quince cuando entra a formar parte del Marquesado de Estepa; y es a finales del siglo diecisiete cuando comienza a recuperar la importancia que tuvo en época romana.

A partir de la primera mitad del siglo diecinueve la nueva administración sitúa a Alameda en la provincia de Málaga y comienza una estructuración tal y como hoy la conocemos. Se podría decir que el centro del pueblo es la plaza de Andalucía en la cual podemos encontrar una lápida de 1994 que dice textualmente "El primer ayuntamiento republicano, constituido el 27 de junio de 1931, encargó la campana del reloj con los nombres de sus concejales en relieve, siendo tallados durante los desgraciados sucesos de 1936. Encontrándose hoy ilegibles, en su recuerdo se coloca esta placa".