Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Sopa cachorreña

Diputación de Málaga

Sopa cachorreña

Ingredientes

  • 400 gr de bacalao desalado
  • La piel de una naranja cachorreña
  • 5 cucharadas de virgen extra verdial
  • 3 dientes de ajo
  • Una cucharadita de comino
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Una rebanada gruesa de pan cateto duro
  • Sal
  • Vinagre.

Preparación

Pon en una olla agua a hervir con la piel de la naranja y el bacalao desalado unos 20 minutos.
Remoja el pan con un poco del caldo anterior. En un mortero, pon el ajo con la sal, el comino y el pimentón.
Májalo hasta que quede una pasta homogênea. Añade el pan escurrido y vuelve a trabajar bien.
Añade esta mezcla a la olla con el caldo y el bacalao, y ponlo a fuego medio hasta que empiece a hervir.
Al  nalizar vierte un poco de vinagre y sirve en cada plato con dos rebanadas de pan tostado.

Consejo
Las naranjas utilizadas deben ser agrias, de las que en algunos lugares se llaman 'chinas'. Estas sopas hay que servirlas calientes.

Nota histórica

Las cachorreñas que define la Real Academia no tienen nada que ver con esta sopa malagueña, ya que no hace mención a las naranjas que son las que identifican a nuestro condumio.
Aunque pueda parecer de mal gusto, entre nuestras gentes, no faltan quienes afirmen que son precisamente las naranjas de los cementerios las más apropiadas para elaborar esta sopa.
Se trata de un plato muy popular, de bajo coste y fácil de hacer. Los vecinos de Mijas lo preparan con boquerones y almejas, añadiêndole al final bacalao desalado.
La poeta Marîa Victoria Atencia tiene su propia receta en la que admite que, si se añade bacalao, êste debe cortarse en tiras muy finas, casi hilillos y que, a falta de êste, tambiên son de buen recibo unas sardinas fritas desmenuzadas, que se incorporarán a la sopera a la hora de servir.
En la zona de Vêlez y, especialmente en los cortijos, era de frecuente elaboración cuando, al llegar los frîos, resultaba más apetecible que el gazpacho.
El Larousse Gastronómico la menciona como una variante del gazpacho concebido en Churriana.
Los malagueños cantaban el catálogo de sus delicias gastronómicas, incluidas las cachorreñas, de esta manera:
Cachorreña se perdió,
gazpacho la anda buscando.
¿Dónde la vino a ‘encontrá’?
En casa del ajo blanco,
pariente de la ‘ensalá’.

Fuente

Libro “La cocina de la Axarquîa y sus fiestas”. Texto y fotos de Pablo Castro Bonaño.