Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Historia de Comares

Diputación de Málaga

Historia de Comares

Los orîgenes y albores de Comares son confusos y, aunque no hay duda de su importancia durante siglos en êpoca musulmana, no quiere decir que fueran êstos los autores de su fundación, pudiêndose remontar incluso al siglo 7 antes de Cristo. cuando los griegos focenses llegaron a las costas de Málaga y a Torre del Mar, llamándolo "Komaron", que significa "tierra de Madroños".

Sin embargo, sî es cierto que fueron los árabes los que le dieron su fisonomîa sumamente singular a su urbanismo, sus costumbres y su identidad más acentuada al denominarla con el têrmino "Hisn Comarix", que quiere decir "castillo en la altura".

Uno de los capîtulos más relevantes de la historia de la villa es su escudo, pues es el de su Marquesado, tîtulo que recibe Don Diego Fernández de Córdoba, merced que le fue concedida por los Reyes Católicos como consecuencia de su participación en la captura de Boabdil (1483); tîtulo que en la actualidad ostenta la Duquesa de Medinaceli, como dêcimosêptima Marquesa de Comares.

El 29 de abril de 1487 tuvo lugar la rendición de Comares como quedó reflejado en el relieve de la sillerîa del coro de la catedral de Toledo, señalada con el número 14, junto a la Epîstola en el que se representa la entrega de las llaves de la villa a los Reyes Católicos.

Tras la conquista, fueron bautizadas las treinta familias moras que se quedaron en Comares, realizándose este bautizo masivo en una de sus calles, que desde entonces se conoció como calle "del Perdón", acto que es recordado desde aquel momento con treinta toques de campana tras los tres toques de rigor en la misa mayor de domingos y festivos.

Ya desde su dominación, Comares siempre ha ocupado un lugar privilegiado entre las plazas y villas más destacadas de la comarca: ha sido marquesado y cuna de verdiales asî como asentamiento y fortaleza. Todo ello, de forma sucesiva, desde el 300 antes de Cristo, pasando por los fenicios, romanos, árabes y, por último, por los cristianos (fue conquistada, como decîamos, por los Reyes Católicos en 1487).

Al igual que otros muchos pueblos axárquicos, es la dominación árabe la que define su fisonomîa, nombre y ubicación actual. Y es que el nombre de Comares aparece citado en numerosos textos nazarîes con el nombre de "Hins-Qomarix" (El Castillo de Comares).

Tan importante ha sido la historia de Comares que en monumentos tan significativos como la Alhambra de Granada o la catedral de Toledo aparecen referencias a ella. Asî en la Alhambra está la Torre de los Embajadores que tambiên se apoda como de Comares; y en Toledo, la ya indicada referencia en su sillerîa.

La situación de Comares, encaramado en un monte, hace que sus casas y calles se amontonen, destacando su blancura, todas ellas en torno a la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. En las inmediaciones de la plaza de la Constitución, la Axarquîa se muestra en su más esplêndida belleza: el mar, Sierra Tejeda, Benamocarra, Benamargosa, Velez-Málaga... . Es por ello que se la conoce como "el balcón de la Axarquîa". Desde allî es posible comprender la constitución del têrmino municipal, cuyo vecindario está dividido entre la villa y los "partios". Cuatro son sus diseminados: Arquerîa, Mazmullar, Romo-Cueva y Rîo. En la trama urbana de Comares encontramos dos fuentes: la "Gorda" y la "Delgá", a las que se atribuye propiedades curativas pero ni sus efectos ni el lugar en que se encuentran influyen en sus denominaciones. Tambiên es digno de admirar el arco de la calle Carnicerîa y las rocas que sobresalen de los muros de las casas de la calle Real.

________________________________________________________________________

ESCUDO DE LA VILLA:  MARQUESADO DE COMARES.-

El escudo de la Villa de Comares está cargado de historia y es tambiên un elemento emblemático de su pasado. D. Diego Fernández de Córdoba, fue el primer Marquês de Comares, en base a unos hechos históricos ocurridos, que podemos resumir en el apresamiento de Boabdil “El Chico”, último rey de la España musulmana. Por este Hecho, los Reyes Católicos, le dan el tîtulo junto a otros privilegios, lo que ratifica la importancia de Comares en esta êpoca.

Descripción del escudo: Escudo cortado.

En la partición superior, de oro, tres fajas de gules. En la inferior, de plata, el rey Boabdil con su cetro y cadena al cuello, moviente del lado izquierdo, ambos de oro. Bordura de plata con la leyenda en letras de sable: HAEC OMNIA OPERATVR VNVS (Todo fue hecho por uno,) Orlado de veintidós banderas, en sus colores originales, desde el borde exterior del cantón diestro del Jefe hasta el mismo punto del siniestro.

Al timbre, la corona marquesal, que es un cîrculo de oro engastado de piedras preciosas, compuesto de cuatro florones de hojas de acanto, visibles tres, con doce perlas puestas entre êstos, de tres en tres y visibles dos grupos de ellas.