Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Sopas perotas

Diputación de Málaga

Sopas perotas

Ingredientes

  • 1/2 kg. de pan
  • 3 tomates
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento
  • 1 ajo
  • Hierbabuena
  • Azafrán
  • Pimienta molida
  • Aceite
  • Sal.

Preparación

Se hace un refrito con los tomates, cebolla, pimiento, ajo, pimienta y azafrán.
En un recipiente aparte, se hierve agua con un poco de sal, a la que se añade el sofrito y se deja cocer un rato.
En una cacerola amplia, de mucha base, o en un lebrillo de barro, se colocan las rebanadas de pan asentado, juntas unas con otras, procurando que queden unidas, lo que puede conseguirse aplastándolas con la mano. Encima de ellas se disponen unas ramas de hierbabuena.
Se vierte el caldo sobre el pan, de forma que quede completamente empapado y se sirve muy caliente

Nota histórica

En la receta que figura en el libro "Comer y callar" de Marîa Pepa Estrada, se recomienda que el pan se "pique" a cuadraditos, aunque en el pueblo de Álora se suelen comer con el pan cortado en rebanadas.

En un artîculo publicado en el Diario SUR hace más de veinte años, se decîa: "Pero... ¿quê son las sopas perotas? Como su nombre indica, es un plato propio de Álora y, sobre todo, de las gentes de su campo, de su Valle del Sol y de sus montes inmediatos. Pero cómo las condimentan, ya es algo que hay que ir diciendo despacio, y además, apostamos algo a que nos equivocamos y tendrán que rectificarnos, pero bienvenida sea esa rectificación si de esa forma, quien quiera y desee, aprende a realizar tal condumio".

El articulista Rafael Montilla decîa que los "perotes" las comîan con un pepino bien pelado o con uvas. Calderón, un ilustre vecino de Álora, aconseja que, para comerlas, debe armarse la mano diestra de una buena cuchara y la siniestra de un pepino tierno, mediano y jugoso, de una aceituna aliñada, cebolla, naranja o rábano, según sean las disponibilidades de la estación. Sabemos que en algunos lugares tambiên se acompañan con higos frescos.

Las sopas perotas constituyen, pese a su simplicidad, un ejemplo de la sabidurîa de un pueblo a la hora de cocinar, que con tan sencillos ingredientes es capaz de elaborar un buen plato.