Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Historia de Arriate

Diputación de Málaga

Historia de Arriate

Aunque el origen del núcleo de Arriate se adjudica a los asentamientos árabes, ya que el nombre deriva del têrmino Arriadh (que significa los vergeles) no aparece como villa independiente hasta el 8 de agosto de 1630, para incorporarse de nuevo en 1635 a la comarca rondeña. Años más tarde, el 14 de febrero de 1661, consigue la separación definitiva de la ciudad y jurisdicción de Ronda.

Tanto el pasado como el presente de Arriate están marcados por esta separación y su proximidad a la ciudad del Tajo (unos 12 kilómetros) ya que los arriateños más activos circulan en ambas direcciones lo que ha suscitado alguna que otra polêmica interna con quienes proclaman la identidad arriateña. Y es que no se puede olvidar que el têrmino municipal de Arriate es el más pequeño de la comarca, con 832 hectáreas. Unos y otros, sin embargo, encuentran acertada su propia posición, sin que de momento sobrepase el relieve sentimental.

El hecho histórico más destacado se centra en la llamada Batalla de Arriate, que tuvo lugar en 1407, en la que el alcaide de Cañete la Real tendió una celada a las huestes musulmanas causándoles numerosas bajas. En el año 1959, Arriate registró el mayor número de habitantes de su historia.

El pueblo se asienta en la meseta de Ronda con una superficie que aporta la singularidad de ser bastante productiva. De hecho, cerca de un 85 por cien del territorio es cultivable. Su mayor patrimonio ecológico lo encontraremos en la garganta del arroyo de la Ventilla.

Desde el punto de vista arquitectónico, el pueblo aporta la tîpica formación del siglo diecisiete: mantiene la tradición de casas de piedra, argamasa, barro, paredes encaladas, tejados de poca inclinación y patios traseros.