Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Torre vigía de Torremuelle, Benalmádena (Rincón Singular)

Diputación de Málaga

Torre vigía de Torremuelle, Benalmádena (Rincón Singular)

Rincones Singulares

 

Mes recomendado para visitarlo: Julio.

Benalmádena: ‘vigía de la costa’ desde hace siglos con dos grandes ojos que miran al Mediterráneo, la Torre de Quebrada y la Torre del Muelle.

Torremuelle es un importante fondeadero desde la antigüedad, como atestiguan los restos subacuáticos y la cercana Villa Mauritania. Era un enclave de gran importancia, dada la facilidad de atraque para los barcos y la cercanía del Castillo de Benalmádena, que aún goza de una buena visión sobre esta torre vigía, situada en un montículo metido en la playa, dominando dos pequeñas ensenadas.

El entorno de la torre está ajardinado y actualmente no existen obstáculos próximos que limiten su horizonte. La fecha de su construcción se desconoce pero sí se sabe que su forma actual responde a una reconstrucción acometida en el siglo XVI. Tiene planta troncocónica que se eleva sobre una zarpa circular.

 

Coordenadas

Torremuelle: 359859 / 4049186

 

Más información

Benalmádena, “vigía de la costa” en tiempos de la Edad Media, con dos grandes ojos que repasan su historia mirando al Mediterráneo. Sus ojos son la Torre de Quebrada y la Torre del Muelle.

Torremuelle es un importante fondeadero desde la antigüedad, como atestiguan los restos subacuáticos y la cercana Villa Mauritania. Era un enclave de gran importancia, dada la facilidad de atraque para los barcos y a la cercanía del Castillo de Benalmádena, que aun goza de una buena visión de esta torre vigía. Situada en un montículo que cae sobre la playa dominando dos pequeñas ensenadas. Su entorno está ajardinado y actualmente no existen obstáculos próximos que limiten su visión.

Se trata de una torre construida a partir del siglo XVI dentro del sistema de vigilancia de la época. Tiene forma troncocónica que se eleva sobre una zarpa circular. Su perímetro aproximado es de 23,80 metros con una altura superior a los 10 metros. Accederemos a ella a través de la N-340.

En Benalmádena Pueblo, núcleo histórico de la población, se localizan la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, el Museo de Arte Precolombino y el Castillo de Colomares. A muy poca distancia del casco urbano se encuentra la estupa de la Iluminación y el Mariposario de Benalmádena. En Arroyo de la Miel, se ubican el Club de Hielo Benalmádena, el parque de atracciones 'Tívoli World', y el Teleférico Benalmádena que une este punto con la cumbre del Monte Calamorro, donde se enclava el Jardín de las Águilas. El Parque de la Paloma, entre otros muchos atractivos alberga a Selwo Marina y al Jardín de Cactus. Y ya en la franja costera nos sitúa a un magnífico puerto deportivo con más de 1.000 puntos de atraque, el Sea Life, el Castillo Bil-Bil y el Casino Torrequebrada.

Benalmádena es, por sí, uno de esos enclaves que merece la pena visitar, vivir y recordar. Es un territorio privilegiado en el que la tranquilidad de su atmósfera la belleza del paisaje y la afabilidad de sus gentes se dan la mano con una amplia oferta de ocio y recreo. Situada geográficamente en el centro mismo de la Costa del Sol, a solo once kilómetros del aeropuerto, y con unas cómodas comunicaciones por carretera, Benalmádena, por la propia configuración de su término municipal, puede ofrecer, al mismo tiempo, posibilidades de animada diversión, lugar de descanso tranquilo y una importante actividad cultural, que la presentan como lugar idóneo para el visitante de cualquier tipo.

Monumentos y arte > Torre y casa fuerte