Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Red de acequias

Diputación de Málaga

Red de acequias

El agua y su canalización es, en sí mismo, un recurso turístico en Montecorto. Este municipio cuenta con una pequeña red de acequias en las que el agua y la vegetación son protagonistas logrando rincones muy llamativos.

La Acequia Benito recorre el pueblo desde el extremo alto a la parte baja. Esta, es desde hace muchos años el medio por el que los hortelanos de la localidad riegan sus abundantes y fértiles huertas.

Iniciamos el recorrido por el municipio en los 12 Pilares, situados en la parte mas alta del pueblo y rodeados de un verde pinar. Pronto llegamos a las primeras casas y nos encontraremos con el Lavadero Viejo que es donde antiguamente se lavaba la ropa, estando ahora reformado y sólo se observa el nacimiento de agua correr por la calle. Bajamos por una pendiente bastante pronunciada, donde dejamos de ver el discurrir del agua, pero empezamos a sentir los olores de la huerta montecorteña. A unos cien metros volvemos a encontrarnos con el agua, ya encauzada por la acequia. En esta zona del pueblo se celebra el tradicional Mercado Andalusí.

Aquí podemos ver la zona llamada el Lavadero Nuevo. En éste aún se conserva la zona donde lavaban las mujeres y de donde coge el agua la huerta Carrero. A partir de aquí los dos nacimientos bajan juntos por la acequia llevando una gran cantidad de agua, donde metros mas abajo, se encuentra la zona de la cual el antiguo Molino de Trigo recogía el agua y la utilizaba para moverlo y generar la primera luz de Montecorto, gracias a la gran pendiente existente.

Desde este punto el agua coge más velocidad deslizándose por la acequia entre casas y jardines, con el sonido del agua al pasar por las pequeñas cascadas y el olor de sus flores, creando un ambiente muy bonito y relajante, hasta llegar a la zona llamada el Cañillo.

Pronto llegamos al Llano donde se encuentra La Fabrica, nombre que recibe el ya mencionado molino de trigo que aun se conserva, ahora casa particular. Desde aquí y durante unos doscientos metros la acequia discurre por medio de la calle Cine, que está protegida con rejillas para que puedan transitar los vehículos. Al finalizar esta calle sin salida, la acequia llega a un gran salto de agua que la lleva hacia la huerta de el Molino y huerta de Perico, pasa por la huerta Andrés, huerta Abajo, para terminar en el arroyo de Montecorto.

Otros lugares culturales > Etnografía > Canal y acequia