Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Museo de Málaga

Diputación de Málaga

Museo de Málaga

El Museo de Málaga constituye la más importante institución museística de ámbito provincial de la provincia de Málaga, albergando en sus fondos la mayor colección de objetos arqueológicos y artísticos de la misma. Su nacimiento se produjo en 1973, cuando se unieron los hasta entonces independientes Museo Arqueológico Provincial y Museo Provincial de Bellas Artes. 

 

Museo Provincial de Bellas Artes (1913-1973)

En el terreno meramente institucional, el germen del presente Museo de Málaga lo constituye el Museo Provincial de Bellas Artes de Málaga. Éste surge a raíz del Real Decreto de 24 de julio de 1913, en virtud del cual, el entonces Ministerio de Instrucción Pública dispuso la creación de Museos Provinciales de Bellas Artes en aquellas ciudades que no contasen con ellos. La Real Academia de Bellas Artes de San Telmo había llevado a cabo una ágil política de adquisición de obras de arte durante el siglo anterior y se apresuró a crear el Museo Provincial de Bellas Artes de Málaga, en régimen de patronato, quedando su Junta constituida el 3 de febrero de 1915.

La primera sede fue ofrecida por el presidente de la Academia y de la Junta de Patronato del museo, el marqués de Larios, quien cedió provisionalmente un piso en la calle Pedro de Toledo. En estos locales se inauguró el Museo Provincial de Bellas Artes el 17 de agosto de 1916, y en ellos estuvo instalado hasta 1920, año en que se traslada de forma provisional a la sede de la Academia de Bellas Artes, en el antiguo colegio-noviciado de San Sebastián, donde compartirá espacio con la Escuela de Bellas Artes y las dependencias propias de la Academia.

Finalmente, tras largos años de gestiones, el edificio del Palacio de Buenavista, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1939, es alquilado por el Estado para la instalación del museo. Enrique Atencia Molina realizó el proyecto de rehabilitación y adaptación museográfica, culminado en 1961 con su inauguración. En esta sede permanecerá la colección hasta los años 90.

 

Museo Arqueológico Provincial (1947-1973)

El Museo Arqueológico Provincial de Málaga se creó por Decreto de 1947 y fue inaugurado en 1949, teniendo como sede el palacio-fortaleza medieval de la Alcazaba de Málaga, y siendo sus principales promotores Juan Temboury, Delegado Provincial de Bellas Artes, y Simeón Giménez Reyna, a la sazón Comisario Provincial de Excavaciones Arqueológicas. En las estancias palaciegas se instaló la exposición permanente del museo, mientras las torres defensivas y el barrio de viviendas se utilizaron como almacenes y taller. El nuevo museo integraba en su colección fundacional los fondos del antiguo Museo Loringiano, colección arqueológica formada en el siglo XIX por los Marqueses de Casa-Loring, así como los fondos arqueológicos del entonces Museo Provincial de Bellas Artes y los procedentes de las diferentes excavaciones realizadas desde los años 30 del siglo XX en la propia Alcazaba de Málaga y otros yacimientos arqueológicos de la provincia. En consecuencia, el museo exponía objetos procedentes de varios yacimientos clásicos de la arqueología provincial, en un rango de cronología que iba desde la Prehistoria hasta el período islámico: las cuevas con ocupación prehistórica y arte rupestre, como La Pileta y la Victoria; necrópolis del período megalítico, como la de Alcaide; algunos de los primeros objetos fenicios conocidos en la provincia, antes de que se sospechara incluso la magnitud del fenómeno de la colonización fenicia en la costa malagueña; una valiosa colección romana de bustos, esculturas y piezas funerarias, con origen en Cártama y el subsuelo del Palacio de la Aduana, entre otros lugares; y notables elementos provenientes de sitios medievales, tales como la Alcazaba de Málaga o Bobastro.

 

Creación del Museo de Málaga (1973-2016)

En 1973 se constituye el Museo de Málaga, unificando en una misma institución del patrimonio el Museo Provincial de Bellas Artes y el Museo Arqueológico Provincial. Sin embargo, durante más de veinte años las dos colecciones siguieron teniendo ubicaciones separadas, en dos edificios emblemáticos de la ciudad -el Palacio de Buenavista y la Alcazaba de Málaga-.

En 1984, la transferencia de competencias en materia de Cultura desde el Estado Español a la Junta de Andalucía propició que la gestión del Museo de Málaga fuera traspasada a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. De este modo, desde entonces la titularidad del museo es estatal, pero su gestión la realiza la Comunidad Autónoma.

El 31 de agosto de 1997 la Junta de Andalucía adquiere el Palacio de Buenavista para convertirse en sede del Museo Picasso de Málaga, trasladándose la colección de Bellas Artes al cercano Palacio de la Aduana. El ático de este edificio fue acondicionado como sala de reserva climatizada para albergar las colecciones del museo, mientras la Sala de las Columnas se habilitó como sala de exposiciones temporales.

Paralelamente, en 1996, las obras de rehabilitación de la Alcazaba obligaron al traslado de la colección arqueológica, ubicándose provisionalmente los fondos en el Convento de la Trinidad. En este edificio permanecieron las colecciones hasta 1999. Finalmente, la Sección de Arqueología quedó instalada en un edificio de la Avenida de Europa de Málaga, donde actualmente tiene su sede, al ocupar el espacio que había dejado el Archivo Histórico Provincial. El museo comparte el inmueble con la Biblioteca Pública del Estado.

 

El Museo de Málaga, hoy

Tras dos décadas con las colecciones almacenadas y varios retrasos que movilizaron a la ciudadanía de Málaga pidiendo la apertura de su museo, el 12 de diciembre de 2016 se abrieron las puertas del nuevo Museo de Málaga, que integró por primera vez los fondos del Museo Arqueológico Provincial y del Museo de Bellas Artes de Málaga, siendo el quinto museo más grande de España y el mayor de Andalucía. Fue inaugurado por autoridades como Francisco de la Torre (Alcalde de Málaga), Susana Díaz (Presidenta de la Junta de Andalucía), Rosa Aguilar (Consejera de Cultura) e Íñigo Méndez (Ministro de Cultura) .

Se distribuye en planta baja y tres plantas.

 

Planta baja

En la entrada veremos La Dama de la Aduana, una estatua romana del siglo II encontrada durante la construcción del palacio, así como el patio restaurado del Palacio de la Aduana, que es de libre acceso e incluye naranjos, palmeras, una fuente y paneles informativos sobre la historia del edificio, por ejemplo la visita de la reina Isabel II en 1862 a este lugar. En esta planta también se encuentra la tienda, la sala de exposiciones temporales, el vestíbulo, la consigna, una cafetería (que saldrá a concurso en octubre de 201714​) y el almacén visitable, un espacio innovador en el cual los visitantes podrán ver las obras que están siendo restauradas u otras que no pueden estar expuestas por largos periodos.

Primera planta: Bellas artes

En su conjunto, el Museo de Málaga cuenta con 2.000 obras en su sección de Bellas Artes, que incluye lienzos y esculturas de viejos maestros de la talla de Luis de Morales, Luca Giordano, Murillo, Antonio del Castillo, Alonso Cano, Ribera, Vicente Carducho, Goya,​ Pedro de Mena o Zurbarán.

La institución custodia la que es considerada una de las mayores colecciones de pintura del siglo XIX en España, estando representados pintores como Sorolla, Carlos de Haes, Federico Madrazo, Esquivel, Vicente López Portaña o Ramón Casas, así como varios de los más célebres integrantes de la denominada Escuela Malagueña de Pintura: Moreno Carbonero, Pedro Sáenz Sáenz, Enrique Simonet, Muñoz Degrain, José Nogales o Bernardo Ferrándiz, mientras que en el panorama internacional cuenta con obras de León Bonnat o del vanguardista alemán Franz Marc.

Además posee una interesante colección de arte moderno español hasta la década de 1950 con obras de Picasso, José Moreno Villa, Rafael Canogar, Juan Barjola, Óscar Domínguez o Josep Guinovart, entre otros; y un pequeño espacio dedicado a la transformación de los dos museos hasta el unificado actual, con videos explicativos de dicho proceso, como la manifestación llevaba a cabo por la sociedad malagueña en 1997 como reclamo para la apertura del museo.

Segunda planta: Arqueológico

La colección arqueológica posee unos fondos de más de 15.000 piezas, que abarcan un periodo histórico desde siglo VIII a. C. hasta el Medievo: egipcias, fenicias, griegas, romanas, árabes, cristianas y bizantinas. En las últimas décadas se han incorporado piezas procedentes de las excavaciones efectuadas por la Universidad de Málaga, así como diversos lotes de las intervenciones arqueológicas preventivas y de urgencia que se han desarrollado en el casco urbano de Málaga, como las encontradas en la excavación del Teatro Romano o el mosaico romano El nacimiento de Venus.​ Parte de la colección del Museo Loringiano han sido restaurada y trasladada desde el Jardín Botánico.

Tercera planta

Incluye un restaurante, una biblioteca abierta a investigadores; y el mirador del museo, del que se tiene una visión singular de Málaga, sobre todo de la Alcazaba, el Castillo de Gibralfaro o el Teatro Romano.

Espacios culturales > Museos
Palacio de la Aduana 1, CP 29015
951294051
951294085
Horario - Martes a Viernes de 9 a 15 - Lunes cerrado