Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Necrópolis de las Aguilillas, Campillos (Rincón Singular)

Diputación de Málaga

Necrópolis de las Aguilillas, Campillos (Rincón Singular)

Rincones Singulares

 

Mes recomendado para visitarlo: Mayo.

En la mitad sur de la península Ibérica, conviviendo durante un lapso de tiempo con el megalitismo, encontramos las necrópolis de cuevas artificiales. Son construcciones excavadas en el sustrato rocoso del terreno que generalmente poseen plantas similares a los sepulcros megalíticos, con un corredor y una cámara, así como puertas delimitadoras de los espacios interiores.

Morfológicamente, las construcciones megalíticas evocan el vientre materno, al cual los difuntos vuelven tras ser depositados en ellas. Magnífico ejemplo es la Necrópolis de las Aguilillas, situada entre los valles del Guadalteba y el Turón, en un promotorio de areniscas del Mioceno que se eleva sobre el entorno a unos 500 metros sobre el nivel del mar.

Existe un sendero circular para visitar las siete tumbas de la Necrópolis;el circuito, de unos dos kilómetros, es de dificultad media-baja.

 

Coordenadas
  • Aparcamiento 1: 339313 / 4089639
  • Aparcamiento 2 y acceso al yacimiento: 337901 / 4090498

 

Más información

Yacimiento de carácter funerario situado en la confluencia de los ríos Guadalteba, Guadalhorce y Turón, datado en la transición del III al II milenio, integrado por siete estructuras excavadas en arenisca, con plantas de corredor que dan acceso a la cámara principal.

En la mitad sur de la península Ibérica, conviviendo durante un lapso de tiempo con el megalitismo, encontramos las necrópolis de cuevas artificiales. Son construcciones excavadas en el sustrato rocoso del terreno que generalmente poseen plantas similares a los sepulcros megalíticos, con un corredor y una cámara, así como puertas delimitadoras de los espacios interiores.

Morfológicamente, las construcciones megalíticas evocan el vientre materno, al cual los difuntos vuelven tras ser depositados en ellas.

En la mitad sur de la península Ibérica, conviviendo durante un lapso de tiempo con el megalitismo encontramos las necrópolis de cuevas artificiales. Estas son construcciones excavadas en el sustrato rocoso del terreno, generalmente poseen plantas similares a los sepulcros megalíticos, con un corredor y una cámara, así como de puertas delimitadoras de los espacios interiores.

Morfológicamente las construcciones megalíticas nos retrotraen a símbolos relacionados con el vientre materno, al cual los difuntos vuelven tras ser depositados. Magnifico ejemplo es la Necrópolis de las Aguilillas, encuadrada cronológicamente entre el Calcolítico Final y el Bronce Inicial (2.100 al 1.900 a.C.), situada entre los valles del Guadalteba y Turón, en un promotorio de areniscas del Mioceno que se levanta unos 500 metros sobre el nivel del mar.

Encontraremos un sendero de trazado circular para visitar las 7 tumbas; el circuito es de unos 2 kms. y que la dificultad es media – baja. Podemos aparcar el coche en el pequeño parking que hay justo antes de llegar al embalse del Guadalteba viniendo desde Ardales y desde ahí subir andando hasta el yacimiento.

La necrópolis de las Aguilillas se une a las ruinas de Bobastro y la Cueva de Ardales, dos ejemplos más de la arquitectura troglodítica de la comarca del Guadalteba, que ocupa un lugar importante en el universo troglodítico de la provincia. Son cincuenta enterramientos colectivos en los que se han hallado ajuares compuestos de vasos de cerámica, collares y adornos personales, amuletos y las que se dicen son las primeras herramientas de metal de la comarca, como un buen grupo de puntas de lanza de cobre.  Parece ser que esta necrópolis estuvo asociada al poblado de El Castillón, que se encuentra a unos quinientos metros al otro lado del rio Guadalteba.

 

Actuaciones realizadas

Necrópolis prehistórica ubicada entre los términos de Ardáles y Campillos, que podemos datar entre el tercer y segundo milenios antes de Cristo, construidas en cuevas artificiales de la Península Ibérica. Por sus formas arquitectónicas, por los restos humanos y por los ajuares arqueológicos son de las mejor estudiadas y de las que han ofrecido más información sobre la vida y la muerte de los primeros habitantes del Guadalteba.

Situado entre los Valles del Guadalteba y Turón, en un promontorio de areniscas del Mioceno que se levanta unos 500 metros sobre el nivel del mar, se encuentra la necrópolis prehistórica de la Aguilillas. Este enclave se descubrió a finales de los años ochenta y fue estudiada en 1991. Se trata de siete estructuras funerarias excavadas en la roca que han conservado las cámaras funerarias y numerosos nichos alrededor. Algunas de ellas conservan los corredores de acceso. Durante los trabajos de investigación se han estudiado más de 2000 piezas arquitectónicas y una cincuentena de personas de ambos sexos y todas las edades, que fueron enterradas en estas sepulturas entre los años 2100 y 1900 antes de nuestra era, en un periodo de tránsito entre la Edad de Cobre y la de Bronce. Los enterramientos fueron siempre en segunda deposición (sólo los huesos) y con ellos se depositaron ajuares consistentes en vajillas de cerámica, cuchillos de silex y adornos personales (collares). Asimismo se han descubierto una serie de objetos metálicos como puntas de palmelas y punzones, junto a unos ídolos femeninos en piedra.

Con esta actuación del Plan de Dinamización Turística del Entorno de los Embalses Guadalhorce-Guadalteba se ha puesto en valor un recurso cultural y patrimonial que se encuentra en la zona de los Embalses.

Las actuaciones que se han ejecutado han supuesto una inversión de 79.112 €, inversión que ha finalizado en julio de 2009, y que se ha dividido en dos grandes bloques:

- el acondicionamiento de la zona
- la señalética de toda la zona.

Todo ello se ha materializado en:

• Señalización de acceso a las Aguilillas.

• Mejora de los dos caminos de acceso

• Parking: Adecuación, adaptación y señalización del parking. Era necesario para que exista un punto de encuentro e inicio de las actividades culturales y se evite que los vehículos circulen libremente por la zona protegida. Está situado junto a una antigua cantera de areniscas que se ha habilitado y señalizado para estos fines.

• Asientos para la introducción informativa y de interpretación histórica: El inicio del sendero depara un camino de leves pendientes ascendentes y descendentes, discurriendo entre un bosquete de pinos. El primer tramo en pendiente nos sitúa en un claro del bosque y a una cota más alta que nos permite abordar la ruta sin grandes desniveles. Es en este punto donde se realiza la introducción informativa con la debida construcción de bancos semicirculares, a modo de pequeño anfiteatro, para la introducción espacial e histórica que reciben los visitantes apoyadas con el material que el técnico de patrimonio especifique.

• Panel de situación del espacio: Situado en el área de la introducción informativa. El panel describe el territorio en el que nos encontramos, el interés geológico y geográfico, concretamente, la confluencia de los valles y el Desfiladero de los Gaitanes, el sentido de las comunicaciones naturales y la importancia estratégica de la región para los seres humanos.

• Panel de situación en el tiempo: Situado en el área de la introducción informativa. El panel nos informa sobre las ocupaciones humanas del enclave, incidiendo en la presencia de tribus, asentadas en este territorio desde el Neolítico, que fueron el origen, ya durante el tercer milenio antes de nuestra era, de la fundación de la necrópolis de las Aguilillas.

• Panel de las sociedades prehistóricas: Situado en el área de la introducción informativa. Pone de manifiesto el contexto social de los grupos humanos que construyeron y usaron las tumbas, es decir, sus modos de vida, su economía, sus relaciones sociales y culturales. Asimismo se introducirá al visitante en los distintos modelos de enterramiento que se dan durante ésta época en Andalucía.

• Recinto Tumbas: Los siete sepulcros prehistóricos se agrupan en cuatro sectores situados en distintos puntos del Cerro de las Aguilillas: el primer sector conserva tres estructuras; el segundo, una; el tercero, una y, por último, el cuarto, dos.

Cada uno de los sectores dispone de dos paneles, uno que trata de los aspectos arquitectónicos y otro presenta los datos obtenidos durante el proceso de excavación sobre sus enterramientos y prácticas funerarias.

Los elementos interpretativos se sitúan de forma que refuerzan el conocimiento sin obstaculizar la visión y la contemplación general de las tumbas.

En el sector I y IV, se realizan, además, sendos paneles: en el primero dedicado al arte rupestre esquemático y el segundo a los rituales de los enterramientos femeninos.

Síntesis de la intervención en el entorno de las tumbas del Cerro de las Aguilillas:

Sector I

1. Aspectos arquitectónicos de las tumbas 1, 2 y 3.
2. Datos sobre los enterramientos.
3. Arte esquemático en el entorno de los embalses del Guadalhorce.

Sector II

1. Aspectos arquitectónicos de la tumba 4.
2. Datos sobre los enterramientos.

Sector III

1. Aspectos arquitectónicos de la tumba 5.
2. Datos sobre los enterramientos y contextualización.

Sector IV

1. Aspectos arquitectónicos de las tumbas 6 y 7.
2. Datos sobre los enterramientos.
3. Rituales de las inhumaciones y aspectos antropológicos.

Además, hay que añadir, como actuación complementaria, la información sobre los restos de trincheras y emplazamientos de baterías que se han conservado del frente republicano (julio 1936-febrero 1937). Durante la Guerra Civil, en el cerro de las Aguilillas se emplazó una compañía defensiva del avance de las tropas nacionales, que ya habían tomado Peñarrubia, hostigando, desde esta población, la presa, el pantano y el pueblo de Ardales, fundamentalmente. En la misma necrópolis prehistórica y en sus inmediaciones se detectan, todavía, los restos de sus trincheras y algunas construcciones vinculadas con las actividades bélicas.

Yacimientos arqueológicos > Necrópolis