Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Charco del Tajo Molino. Río Hozgarganta. Cortes de la Frontera

Diputación de Málaga

Charco del Tajo Molino. Río Hozgarganta. Cortes de la Frontera

  • Espacio Protegido: Parque Natural Los Alcornocales
  • Vertiente: Distrito Hidrográfico Mediterráneo
  • Curso fluvial principal: Río Hozgarganta
  • Municipio: Cortes de la Frontera
  • Coordenadas: x: 274107 / y: 4045710 / z: 172 m
  • Localización: Difícil
  • Acceso: Cómodo
  • Interés para el baño: Medio..

 

Cómo llegar

El sendero de acceso a la zona de baño parte desde Las Cañillas, pequeño núcleo poblacional situado junto al puente de la carretera. Tiene el inicio por detrás de las casillas de la orilla derecha, remontando el curso fluvial por una vereda que poco después transcurre por la linde de las instalaciones ganaderas del Ayuntamiento de Ronda. Finalmente, tras recorrer unos 3 km, aparece el charco, reconocible por el tajo de areniscas que le custodia y su dimensión con respecto a otras pozas del propio río.

 

Datos de interés

La vereda que vamos a tomar puede estar ocupada por vegetación pinchosa que tendremos que evitar de la mejor manera posible. En todo el recorrido iremos muy próximos al cauce del Hozgarganta. La excelente formación riparia, compuesta de adelfas, fresnos, sauces y alisos engulle al río originando un cuadro de gran belleza. Aguas arriba se emplaza el derruido molino de la Canasta. En las campas y espesuras que nos rodean abunda el ciervo y el corzo morisco (Capreolus capreolus). Los grandes valores ambientales del paraje bien merecen todo nuestro respeto con este privilegiado entorno.

 

A tener en cuenta

En la ribera existe un espacio llano donde poder apostarse a la sombra de la arboleda. La charca cubre en las franjas centrales. Se puede llegar a nado hasta la confluencia de los arroyos Pasadallana y Pasadablanca, hito donde nace el Hozgarganta con tal denominación. Si estamos prestos y guardamos silencio, es posible avistar a las escurridizas nutrias. A finales de verano, por causa del estío, el volumen de la poza mengua.

Ríos y arroyos