Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Charco del Infierno. Río de las Pasadas. Coín

Diputación de Málaga

Charco del Infierno. Río de las Pasadas. Coín

  • Espacio Protegido: No incluido
  • Vertiente: Distrito Hidrográfico Mediterráneo
  • Curso fluvial principal: Río de las Pasadas
  • Municipio: Coín
  • Coordenadas: x: 344118 / y: 4053359 / z: 334 m
  • Localización: Enredada
  • Acceso: Cómodo
  • Interés para el baño: Medio.

 

Cómo llegar

El acceso es el mismo ya descrito en el charco de Barranco Blanco. En este caso, una vez en el puente sobre el río Alaminos, la tarea consiste en remontar el curso fluvial por la margen derecha, según el sentido de la marcha, hasta confluir con el muro de una zúa; entonces pasamos a la otra ribera y penetramos bajo un denso dosel vegetal. De esa manera llegamos al bonito y verde charco de la Paloma, encajado entre paredes calizas: una inclinada y otra sobresalida, y con una maroma colgada para poder balancearse. Escaso metros después se alcanza el charco del Infierno, igualmente atractivo.

 

Datos de interés

El cauce se halla sumido por el bosque en galería, formado por adelfas, emborrachacabras (Coriaria myrtifolia), sauces y ruscos (Ruscus aculeatus). La calidad ambiental del espacio y la pureza de las aguas permiten una esplendorosa biodiversidad, refrendada por la presencia de dos especies tan simbólicas como la nutria y el martín pescador (Alcedo atthis). Ambos charcos no cuentan con un espacio cómodo para el descanso y la contemplación, aunque las rocas y orillas son adecuadas para al menos estar sentados.

 

A tener en cuenta

El estrecho charco de la Paloma cubre en casi toda su extensión, aunque se puede progresar por el oblicuo borde izquierdo, no sin cierta dificultad. El amplio charco del Infierno viene precedido de una doble cascada de 6 m de altura que se puede remontar no sin realizar un pequeño esfuerzo. Entre las dos chorreras media una pequeña y bonita bañera. Desgraciadamente, algunos desaprensivos han mancillado algunas paredes rocosas con grafitis. Es una obligación portar las basuras hasta el contenedor para no degradar más este paraíso interior malagueño.

Ríos y arroyos