Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

GR 249. Etapa 16: Cuevas Bajas - Alameda

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 16: Cuevas Bajas - Alameda

La Loma de Andrés

La Etapa 16 abandona Cuevas Bajas dirigiéndose hacia el sur, y pronto deja a la izquierda el río Burriana, encauzado en su entrada al pueblo. Al principio se coge rambla arriba del Barranco Hondo, por debajo del puente de la carretera donde suele haber palomas bravías y pasando al lado de algunas naves ganaderas. Barranco Hondo resulta ser una rambla a menudo seca donde persisten los tarajes, adap¬tados a suelos salinos. Cuando se debe cruzar el cauce es momento de empezar a subir, lo que sitúa al senderista entre el río Burriana hacia el este y el barranco Hondo al oeste en la loma de Andrés. El altozano permite observar ambos valles y el pueblo de partida.

En lo alto de la loma está el enorme cortijo Pajariego, el primero del día, entre olivares y secano. Alguno de los cortijos andaluces que se pueden ver en la etapa están recogidos en publicaciones especializadas dadas sus características arquitectónicas, a caballo entre el señorío de las propiedades, la adecuación al clima malagueño de interior y sus funciones de epicentro de la actividad productiva. Antiguamente el número de trabajadores que se alojaba o al menos partía de ellos en las temporadas de carga de trabajo era tal que parecían pequeñas hospederías. Alguno cuenta hasta con capilla y, en general, el patio empedrado es el elemento sobre el que se construye el conjunto.

Se desciende un poco y se llega al kilómetro 4.2, donde se termina la coincidencia con el GR-7.9 que sigue hacia el sur. En este punto se realiza un quiebro de 90 grados hacia el oeste y sigue el deambular entre cortijadas.

 

Las lagunas del cortijo de la Sarteneja

El siguiente cortijo es el de San Ramón (o Casa del Conde en otros mapas) con una amplia explanada. Un poco más adelante se llega al de la Sarteneja. Las lagunas se pueden empezar a ver en temporadas favorables desde el punto kilométrico 7, en una pequeña hoya entre suaves lomas ocupadas por olivar, algo alejadas del camino hacia el sur.

La primera que se ve es la mayor, enfrente del cortijo. Es muy somera pero con una lámina de agua bastante extensa, lo que permite la presencia de fochas, garzas y flamencos. En un cruce inmediato de carriles, hacia la izquierda, hay un acceso entre una casa abandonada y unos setos de hierba de la pampa que lleva hasta el dique de separación de la anterior con una laguna de mayor profundidad. Aunque esté fuera de recorrido se puede acceder con permiso porque es muy interesante ya que mantiene el agua más tiempo, como demuestra el cordón de juncos perimetral y que haya patos buceadores como los zampullines. Hay unos grandes eucaliptos entre ambas lagunas y un bosquecillo de tarajes.

Más adelante queda a la derecha la tercera charca, que parece haberle dado el nombre de El Perezón a la zona, desprovista de vegetación y acusando más el estío que las anteriores. Después de dirigirse hacia el sur durante un kilómetro por el camino de servicio, el Sendero utiliza el paso elevado del kilómetro 83 de la autovía A-45 para llegar al otro lado. Si en lugar de cruzar se andan doscientos metros hacia el este hay un nuevo lagunajo con algunos tarajes. Una vez salvada la vía rápida, hay que cruzar por medio de las numerosas construcciones del nuevo cortijo, el de la Capilla, en el kilómetro 10.5.

 

Los bosques isla

Realizando una ligera curva hacia el sureste, el olivar y el secano malagueño se muestran en todo su esplendor. Existe la posibilidad de observar bastante fauna silvestre caminando a las horas adecuadas, especialmente los crepúsculos en verano. Destacan las liebres, conejos, perdices y tórtolas, la razón de ser de los numerosos cotos de caza menor. La siguiente cortijada es la del Realengo, que en este caso está situada al lado de la MA-6413 por la que hay que caminar unos metros; hacia el norte la carretera lleva a Palenciana.

El camino va dejando a la izquierda el altozano conocido como Vega Alta y de nuevo en el mar de olivos se dirige hasta el Cortijo de la Serafina, en el kilómetro 16.2, unas veces utilizando viales menores y otras por caminos anchos y principales. Justo al lado de la casa hay ya algunos reductos de encinar, como recuerdo de lo que la zona fue. Debido a la alta productividad del terreno, probablemente sería este uno de los mejores encinares de Andalucía. Algunas de las manchas de monte quedan algo alejadas del camino, sobre todo la más grande, al norte del cortijo.

En el siguiente cruce de carriles hay que torcer hacia el norte, pasar por la fachada principal del cortijo del Duende que queda a la derecha y luego irse aproximando a la cabecera de cuenca del arroyo Gaén. El cruce del cauce se realiza en el punto kilométrico 18.3, y si bien en la zona presenta un aspecto desangelado más abajo cobija varias zonas de matorral primigenio con árboles autóctonos. A la postre el caudal es tributario del río Genil, en la provincia de Córdoba.

A vista de pájaro se suceden aquí y allí las herrizas arboladas. Un corto tramo más por el olivar del Yedrecillo, se pasa al lado de una amplia zona de aparcamiento de caravanas y se llega cómodamente al cruce de carriles del Ventorrillo, al este de la población de Alameda donde termina el tramo.

Rutas
Rutas A pie En bicicleta
Acceso -

1. Inicio de la etapa:

Acceso al punto de inicio: Desde Villanueva de Algaidas el enlace es la MA-720.

Punto de Inicio: Barranco Hondo, el cauce del Río Burriana, tras cruzar el caserío de Cuevas Bajas, en el extremo suroccidental del pueblo.

Para disfrutar de la senda sin peligros: Una etapa larga como esta, aún sin grandes desniveles, debe planificarse con atención. No hay puntos de agua en el recorrido, al menos de acceso público, y la retirada en caso de problemas, sin ser conflictiva, sí es farragosa.

Aunque el camino sea público en su mayor parte, no así las propiedades, tanto las edificaciones como los cultivos. Hay que intentar no alterar el devenir normal de estas explotaciones agrícolas.

2. Finalización de la etapa:

Acceso al punto de finalización: A Alameda se llega desde La Roda de Andalucía (SE-775), Fuente de Piedra (MA-701), Mollina (MA-703) o desde la Autovía A-45 por la MA-708.

Punto de finalización: Cruce del Ventorrillo, en la proximidades de Alameda.

3. Alternativas:

Posibles escapes: A cada uno de los grandes cortijos se llega por al menos un carril principal en muy buenas condiciones que al final llega indefectiblemente a una carretera. También se pasa por encima de la A-45 a la altura del kilómetro 83 y se cruza la carretera a Palenciana (MA-709).

Punto de no retorno: Esta larga etapa debe tener en cuenta los posibles escapes que se han mencionado, porque no hay ningún pueblo malagueño o cordobés que quede más cercano que los de inicio y final. En cualquier caso, a partir de la autovía (kilómetro 9) lo mejor es continuar hacia Alameda.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: Justo en el kilómetro 4 comienza un tramo de asfalto donde se localiza una doble señalización. Corresponde a la Variante del GR-7 E-4 entre Antequera y Cuevas Bajas que va a enlazar con el Tramo Norte, el de Córdoba. En el punto en que se conecta viene de Cartaojal y es utilizado también por el Camino Mozárabe de Málaga, solo que ambos, hasta Cuevas Bajas, van en sentido contrario al GR-249.

En cuanto a los caminos tradicionales, desde Cuevas Bajas hasta el Cortijo de Pajariego se utiliza el Camino de Pajariego, aproximadamente hasta el kilómetro 2.5. Desde el punto kilométrico 13 al 17.5 es el Camino de Villanueva de Algaidas y a partir del 20 es el Camino de Cuevas Bajas. Estos dos últimos caminos se bifurcan un poco hacia el este de la localidad de Alameda. El de Cuevas Bajas va exactamente por la linde con Córdoba o se mete en la provincia vecina y el de Villanueva de Algaidas va un poco más hacia el sur.

 

Duración - 4:45 horas
Longitud - 21200 Km