Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Lagarto ocelado (Timon lepidus). Gran Senda de Málaga

Diputación de Málaga

Lagarto ocelado (Timon lepidus). Gran Senda de Málaga

IDENTIFICACIÓN  

Reptil grande (hasta 65 cm de longitud total cabeza-cola, raramente 80-90 cm) y robusto. La cabeza es grande y está bien diferenciada del cuerpo. Como todos los saurios, tiene cuatro patas que en esta especie son grandes y bien desarrolladas. Los párpados son móviles (carácter diferencial de un saurio con un ofidio, además de las patas). La coloración del cuerpo es vistosa. Aunque el tono general se percibe como verdoso, el dorso está cubierto de escamas amarillas y negras, así como azules en los costados, que suelen formar ocelos (manchas redondeadas). Esta profusión de ocelos en el cuerpo del animal da nombre a la especie. El vientre es de un tono uniforme, blanquecino o amarillo pálido. Los individuos juveniles resultan muy llamativos debido a que muestran una docena de filas de ocelos amarillentos rodeados de oscuro sobre un fondo grisáceo, pardo o verdoso.

 

DÓNDE VIVE (HÁBITAT) 

Especie indiferente en cuanto al hábitat. Utiliza tanto zonas de matorral como de bosque, así como terrenos agrícolas. Frecuente en áreas abiertas, con escasa cobertura vegetal y con disponibilidad abundante de refugios (grandes piedras sueltas, majanos, muros de piedra, oquedades en árboles, etc…). Puede estar presente también en parques y jardines de pueblos y pequeñas ciudades, donde trepa al arbolado.

 
CÓMO VIVE

Los lagartos ocelados son diurnos, aunque en verano pueden tener cierta actividad nocturna evitando así las calurosas horas centrales del día. Hiberna durante los meses más fríos del año, aunque es posible observarlos en los días soleados del otoño y el invierno. Es un reptil solitario y poco sociable, que sólo se empareja brevemente en el momento de la cópula y tras un acercamiento algo violento a su compañera. Es muy ágil y veloz a la carrera, con capacidad de trepar a árboles bastantes altos con gran rapidez. Es muy desconfiado y huye en cuanto se siente amenazado. Se dieta se basa principalmente de insectos, aunque puede depredar sobre otros reptiles más pequeños, anfibios, pollos y huevos de aves, así como sobre pequeños mamíferos (roedores) y sus crías. No desaprovechan la carroña y también consumen frutos silvestres. A diferencia de otros lacértidos, los lagartos ocelados buscan y cazan activamente sus presas. Su mordedura, en caso de manipulación, puede ser dolorosa debido a la gran potencia mandibular del animal.

 

CÓMO SE REPRODUCE

Los lagartos entran en celo en primavera, momento en el que los machos se muestran muy territoriales y agresivos con otros ejemplares a los que expulsan de sus territorios. Cuando una hembra entra en el territorio de un macho se produce un comportamiento de acoso (persecución y mordiscos) que persigue rendir a la hembra y bloquear su huida para que acceda a realizar la cópula. Dos o tres meses más tarde la hembra deposita entre 5 y 20 huevos en una pequeña galería que ella misma excava en el suelo. En verano eclosionan los pequeños lagartos, que son maduros sexualmente al tercer año de vida, una vez alcanzado el triple del tamaño con el que eclosionaron.

 

DÓNDE SE VE EN MÁLAGA Y ETAPAS DE LA GSM

Especie frecuente y relativamente abundante en la provincia. Muy abundante en los olivares de la comarca de Antequera. Presente, por ejemplo, en el parque de La Alameda de la ciudad de Ronda. Se puede observar prácticamente en todas las etapas de la Gran Senda.

 
GRADO PROTECCIÓN - AMENAZA (CATÁLOGO)

Especie incluida en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Su abundancia parece ir en declive o ser una especie menos frecuente en zonas de agricultura intensiva y áreas urbanizadas o con infraestructuras que han provocado el deterioro de su hábitat. A estos motivos hay que añadir la persecución directa motivada por la aversión que muchos reptiles provocan y su papel como depredadores de algunas especies cinegéticas.

 

CURIOSIDADES  

El lagarto ocelado es el mayor de los lagartos que existen en Europa y un gran depredador del bosque mediterráneo. Este papel no le libra de ser también presa frecuente de meloncillos, cigüeñas o rapaces, entre otras especies. Su vida solitaria y poco sociable le ha otorgado el honor de ser llamado en latín como el personaje misántropo de la obra y tragedia de Shakespeare “Timón de Atenas”. El epíteto latino “lepidus” hace referencia a su aspecto, ya que parece poseer una coraza “de escamas de cobre” según Plinio. En realidad, según François Marie Daudin, el zoólogo francés que describió la especie en el siglo XIX, el epíteto quiere decir que resulta agradable a la vista.

 

ESPECIES SIMILARES (SE PUEDE CONFUNDIR CON…) 

Especie inconfundible por su tamaño en estado adulto. Los jóvenes se pueden confundir con lagartijas, de las que se distinguen por su llamativa coloración, los ocelos y su cabeza mucho más robusta que la de las lagartijas.

 

Más información

Un lagarto terrible

Le presentamos al reptil con patas más grande del bosque mediterráneo. ¡Cuidado, que aparenta ser feroz! ¿Sabía usted que dinosaurio significa lagarto terrible en griego?. No es este el caso porque el lagarto ocelado es un precioso animal de no más de 70 cm de longitud, con la piel cubierta de escamas verdes muy llamativas y decoradas con ocelos amarillos, negros y azules. Pero es cierto que no le tiene miedo a nadie y le echa cara a cualquiera que se le acerque demasiado, aunque la huida será siempre su mejor opción. Por si acaso, no se ponga usted al alcance de su poderosa boca. Tiene más fuerza de la que aparenta.

Los lunes al sol

Los lagartos viven en casi cualquier sitio siempre que se cumplan dos condiciones: que haya lugares donde tomar el sol y calentarse y que haya rocas y oquedades en las que esconderse. En ausencia de rocas, los huecos de los árboles sirven. En claros del bosque, linderos, bordes de caminos y cultivos, olivares, dunas, la alta montaña e incluso en arboledas y alamedas de algún pueblo malagueño podrá usted ver al lagarto ocelado. Lo más importante, que no esté todo cubierto y siempre quede un pequeño hueco por donde el sol acaricie su piel.

Guardianes del huerto

Los lagartos son diurnos, muy territoriales y agresivos en época de celo. La ferocidad que muestran defendiendo sus dominios también la exhiben a la hora de comer. Cazan casi de todo, carroña y roedores, pero sobre todo insectos como escolopendras, hormigas, escarabajos y muchos tipos más. Por este motivo son de gran importancia para usted, que seguro que consume productos de la huerta. Sepa que los lagartos le ayudan a que en las tiendas haya verduras y hortalizas libres de plagas y de insecticidas.

Tome ejemplo, disfrute del momento

Ningún lagarto se va a meter con usted si previamente usted no lo ha molestado o acosado. Si ve uno, casi seguro que estará tomando el sol relajadamente. Así que, haga usted lo mismo. No se ponga nervioso y obsérvelo. Está usted ante una maquina evolutiva perfectamente ajustada y tremendamente bella. Los reflejos del sol en la piel del lagarto dibujarán tonos verdeazulados y amarillos de los que pocos animales pueden presumir. Mientras contempla al lagarto pìense en qué le benefi ca a usted este animal.

Etapas de la Gran Senda de Málaga en las que se pueden ver

Visible en las etapas 5, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 18, 20,
22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 34 y 35.