Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Nutria (Lutra lutra)

Diputación de Málaga

Nutria (Lutra lutra)

Identificación

Carnívoro de tamaño grande (longitud cabeza-cuerpo 60 a 85 cm) y cuerpo alargado, patas cortas y cola larga (35 a 60 cm), ancha y plana en la base y terminada en punta en el extremo. Cabeza con orejas pequeñas y redondas, ocultas entre el pelaje. Dedos unidos por membranas (patas palmeadas). Pelaje denso y lubricado, impermeable. De tonos pardos en general, grisáceo en el vientre y blanco en la garganta. Hembras un poco más chicas que los machos. Tienen muy buen oído, olfato y vibrisas faciales largas y muy sensibles. El ojo está adaptado a la visión subacuática, presentando lentes más esféricas que los mamíferos terrestres. Machos (6 a 9,5 kg) mucho más grandes que las hembras (4 a 6,5 kg).

Dónde vive

Especie acuática ligada a orillas de ríos y arroyos que estén bordeados por masas forestales y tengan fondos pedregosos. Presente desde el nivel del mar hasta la alta montaña. Aunque prefiere los cursos fluviales forestales está presente también en canales de riego, acequias, lagunas, marismas y humedales en general. Presentes en el entorno urbano, en lagunas artificiales de campos de golf y en puertos pesqueros. Madrigueras de cría excavadas en el borde del agua, con entrada y salida tanto al agua como a tierra. Suele reutilizar oquedades naturales o madrigueras abandonadas de otros animales. También entre la vegetación densa, en isletas naturales dentro del curso del río. Fuera del periodo de cría no tiene madrigueras fijas y utiliza refugios temporales para pasar la noche.

Cómo vive

Animal nocturno y crepuscular. De día suele estar dormida en viejos troncos, la espesura de la vegetación o cubiles subterráneos, nunca muy lejos del curso del río. Se alimenta de peces, anfibios y crustáceos que captura nadando. En menor medida caza también pequeñas aves, ratas de agua y reptiles o consume fruta. Los cangrejos de río y los peces son la base de su dieta y suele consumirlos en mayor o menor medida estacionalmente según su disponibilidad. Es oportunista y explota las explosiones temporales de alimento. Son animales sedentarios y territoriales (hasta 10 km de río por animal) pero con una gran capacidad de desplazamiento, incluso por tierra. Se llegan a desplazar hasta 23 km al día, pudiendo alejarse de los cursos de agua en época de sequía para buscar humedales temporales. 

Cómo se reproduce

Las nutrias pueden reproducirse prácticamente todo el año, dependiendo de la disponibilidad de alimento y los ciclos de abundancia de sus presas. La sequía estival y la consecuente escasez de peces son los principales factores reguladores. Los partos son más frecuentes en primavera, normalmente de 1 a 2 crías. Las madrigueras de cría suelen estar cerca del borde del agua y son acondicionadas por la hembra con vegetación ribereña y musgo. Los cachorros empiezan a salir fuera a partir de los dos a cuatro meses, acompañando a la madre en sus cacerías. Son muy juguetones y están con ella hasta que cumplen un año de vida, momento en que se dispersan y buscan su propio territorio. Son sexualmente activos a los dos años de edad y tienen una esperanza de vida de 8 a 12 años.  

Dónde se ve en Málaga

Especie presente en toda la provincia, frecuente aunque no muy abundante. Está presente en los principales ríos, así como embalses y desembocaduras de la provincia. Se puede observar también en muchos campos de golf de la Costa del Sol, en algunos de los cuales  vive de forma permanente. El puerto pesquero de Estepona es una de las pocas zonas litorales de toda la península Ibérica donde hay nutrias que aprovechan los descartes pesqueros y utilizan agua marina de forma frecuente y habitual. Su presencia allí está constatada desde 2012. En la Gran Senda se puede observar, entre otras, en las etapas 1,2, 12, 15, 19 a 23 y 27.

Curiosidades

La nutria siempre ha estado ligada a aguas limpias y cristalinas, considerada indicador de ríos limpios. Durante el siglo pasado, entre los años 50 y 80, la nutria casi desapareció en España. A partir de los noventa comenzó a sufrir un proceso de expansión, recolonizó sus antiguos territorios e incluso empezó a utilizar nuevos hábitats, incluyendo los ambientes periurbanos. Al principio las nutrias usaban lagunas artificiales como puntos de alimentación temporal durante los meses de estrés ambiental (el verano mediterráneo). Estas lagunas funcionaban como despensas a las que acudían cuando los río empezaban a secarse y había  pocos peces. En Málaga hay nutrias que han encontrado en este tipo de hábitats un sitio tranquilo y bien surtido de presas, donde vivir de forma permanente.    

Especies similares

Especie inconfundible.

 

Más información

Felices y juguetonas, no es para menos

¿Conoce usted a alguien que se comporte siempre feliz como un niño?. Las nutrias son así, siempre juguetonas aún en su etapa adulta. Parece que disfruten de la suerte que les ha tocado viviendo en los mejores rincones de los ríos mediterráneos. ¿Conoce usted, por ejemplo, los bellos tramos y las pozas que forma el río Genal?. Esa es la casa de las nutrias. No le extrañará que estén felices, ¿verdad?. Precisamente por esa vinculación con los mejores hábitats fluviales se las considera indicadores de buena calidad de estos ecosistemas. Es decir, sepa usted que si en un río hay nutrias es porque sus aguas están limpias.

De mariscada

¿Se imagina usted qué puede comer una nutria?. Parece obvio, ¿no?. Un animal que vive en el agua se tiene que alimentar de criaturas acuáticas. Y así es. Peces, cangrejos, ranas, sapos e incluso galápagos son su alimento. Con los sapos despliega una elaborada técnica. Los pela, les quita la piel para eliminar el problema de las sustancias tóxicas. Y con los galápagos va royendo su caparazón hasta poder acceder al interior. Posee una poderosa dentadura capaz de romper sus corazas. Pero también captura ratas de agua, pequeñas aves e incluso come fruta de temporada.

¿Gula o previsión?

El clima mediterráneo tiene un momento del año que puede resultar muy estresante, sobre todo para animales que viven en el agua. Es el verano, cuando muchos ríos se secan. La falta de agua implica no sólo un cambio en el medio donde se vive, sino también la falta de alimento. ¿Qué hace una nutria entonces?. Moverse y buscar sitios donde quede agua. Durante esos meses se van a las acequias de riego, a las lagunas artificiales de jardines, a balsas de riego e incluso a zonas costeras. Y allí se aprovisionan pudiendo dejar “limpia” su improvisada despensa de ranas, peces e incluso otras comidas menos apetecibles. ¿No lo haría usted también si le apretara el hambre?.

Sequía y agua, el yin y el yang

Otra de las consecuencias del estiaje y el verano mediterráneo es que si la sequía es muy dura las nutrias pueden dejar de reproducirse ese año, reducir sus camadas al mínimo o esperar a hacerlo cuando haya agua de nuevo. Es decir, pueden reproducirse en cualquier momento del año en función de la disponibilidad de agua. Pero sólo una vez al año, naciendo entre 1 y 5 crías. Sus madrigueras son muy curiosas porque suelen tener la entrada protegida debajo del nivel del agua pero llevan a una cámara estanca y seca subterránea forrada de musgo, hojas y vegetación de ribera. La entrada suele estar protegida por zarzas y juncos.

Etapas de la Gran Senda de Málaga en las que se pueden ver

Visible en las etapas 5, 6, 12, 18, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 32 y 35.