Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Salto o cascada de la Rejía, Tolox (Rincón Singular)

Diputación de Málaga

Salto o cascada de la Rejía, Tolox (Rincón Singular)

Rincones Singulares

 

Mes recomendado para visitarlo: Junio.

Tolox, en plena Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves, lo podemos considerar como uno de los espacios paisajísticos más bellos del sur de España.

Entre numerosos barrancos, impresionantes tajos y numerosos puertos, destacamos el Barranco de la Rejía, situado en Sierra Parda. Un enclave espectacular, con una caída vertical de más de cincuenta metros. Aquí podremos deslumbrarnos con la Chorrera de la Rejía, el salto de agua de mayor altura de la provincia de Málaga creado por la naturaleza.

Desde Tolox tomaremos el carril que parte desde Fuente Amargosa y sube hacia el puerto de las Golondrinas, en sentido suroeste. Tras recorrer unos 3,5 km se llega al inicio del sendero que nos llevará hasta el salto. Habrá tramos que andaremos por el interior de frondosas masas de pinar, y otros que discurren entre matorrales más o menos densos.

 

Coordenadas
  • Inicio sendero: 329310 / 4061032
  • Salto de Rejía:  327907 / 4059236

 

Más información

Tolox, en plena Reserva de la Biosfera de la sierra de las Nieves, lo podemos considerar como uno de los espacios paisajísticos más bellos del sur de España. Entre numerosos barrancos, impresionantes tajos y numerosos puertos destacamos el Barranco de la Rejía, situado en Sierra Parda. Un enclave espectacular, con una caída vertical de más de cincuenta metros.

Aquí podremos deslumbrarnos con la Chorrera de la Rejía, el salto de agua de mayor altura de la provincia de Málaga creado por la naturaleza. Desde Tólox tomaremos el carril que parte desde Fuente Amargosa y sube hacia el puerto de las Golondrinas, en sentido suroeste. Tras recorrer unos 3,5 km se llega al inicio del sendero que nos llevará hasta el salto. El suelo de este sendero está compuesto por peridotitos que ofrecen su característico color rojo y vamos a tener la ocasión de contemplar el tramo alto del río de Los Caballos, así como numerosos arroyos y cursos de agua clara, que harán el deleite de los paseantes. Habrá tramos que andaremos por el interior de frondosas masas de pinar, y otros que discurren entre matorrales más o menos densos.

El hallazgo de materiales de adscripción fenicia y romana da lugar a sospechar que los primigenios habitantes de Tolox tuvieron contactos comerciales o fueron ocupados por sendos pueblos, allende de nuestros mares. Si bien la planta, el perfil y el conjunto del castillo quedan identificados con un pasado árabe de notoria importancia, pudiendo, tal vez, identificarse con el Tulus de las crónicas musulmanas del reino nazarí de Granada.

Aunque las primeras noticias concretas de su historia datan del año 883, cuando el castillo fue ocupado por Omar Ben Hafsúm, quien lo fortaleció y lo hizo uno de los principales del territorio que controlaba, cuya cabecera residía en el castillo de Bobastro.

Abderramán III, ante la negativa de Omar de entregar la fortaleza, preparó un fuerte ataque contra el recinto, pero sería derrotado. A la muerte de Omar en el 917, lo hereda uno de sus cuatro hijos, Soleiman, que, en 921 es vencido por Abderramán III, quien destruye implacablemente la iglesia y la alcazaba, ordenando construir una mezquita aljama.

La villa siguió su ritmo normal, sin acontecimientos de relieve, con la salvedad de la campaña militar de conquista emprendida por los Reyes Católicos en 1484. Tolox se rendirá al año siguiente, permitiendo los monarcas que todos los musulmanes que residían en Tolox y que así lo deseasen continuaran viviendo dentro de la población, en barrio aparte que se les señalase, con la única condición de que se declarasen vasallos suyos, respetándolos en su religión, justicia, lengua, indumentaria, usos y costumbres.

Estos privilegios fueron suprimiéndose poco a poco, hasta llegar a un enfrentamiento abierto con la sublevación de los moriscos de 1568, que huyeron de Tolox para sumarse a los alzados en Istán. Derrotados por el Duque de Arcos en la batalla del Fuerte de Arboto, fueron exiliados al interior de la península.
Quedó Tolox despoblada hasta 1571, año en que se repuebla por orden de Felipe II con cristianos procedentes de Galicia, Sevilla y Córdoba.

Ríos y arroyos