Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Plazoleta de García Lorca, Pinsapar de Sierra Bermeja (Rincón Singular)

Diputación de Málaga

Plazoleta de García Lorca, Pinsapar de Sierra Bermeja (Rincón Singular)

Rincones Singulares

 

Mes recomendado para visitarlo: Diciembre.

“¡Árboles! ¿Conocerán vuestras raíces toscas mi corazón en tierra?”. Estas palabras pertenecen a un poema que Lorca dedicó a los pinsapos.

Y en el magnífico pinsapar de los Reales de Sierra Bermeja hay hoy un lugar recoleto al que le han dado el nombre del poeta, según se indica en un panel cerámico colocado allí: Plazoleta de García Lorca.

Este hermoso paraje se encuentra en Genalguacil, en un cruce de senderos, dentro del Parque Natural de los Reales de Sierra Bermeja, único lugar donde el pinsapar se confunde con el rojo de las rocas peridotitas. Sierra Bermeja se deja ver, con su oscuro e intenso color, a la espalda de Estepona, interponiéndose, como una gran mole, entre la costa y la Serranía de Ronda.

 

Coordenadas
  • Aparcamiento e inicio sendero: 302871 / 4040683
  • Plazoleta:  302302 / 4040658

 

Más información

El Paraje Natural de los Reales de Sierra Bermeja, con un total de 1.236 hectáreas protegidas, se asienta en la confluencia de los términos municipales de Estepona, Genalguacil y Casares, aunque la mayor parte de su pinsapar pertenece a Genalguacil. Forma parte del macizo de Sierra Bermeja en pleno valle del Genal y separa la Serranía de Ronda de las costas mediterráneas a lo largo de 35 kilómetros. La cadena montañosa tiene una altura media de 1.000 metros y se sitúa entre la Sierra de las Nieves y el Pico de Los Reales.

Pasear por los Reales de Sierra Bermeja es adentrarse en un maravilloso paisaje de pinsapar fundido con el color rojizo de las rocas, que da nombre a la sierra, y que la hace destacar entre las blancas calizas de la Sierra de las Nieves y de la Sierra Blanca de Marbella. No hay que olvidar que, petrológicamente, sus suelos constituyen la mayor extensión del mundo de peridotitos, a lo que hay que añadir que es el único bosque de pinsapos que crece sobre peridotitas.

El paseo o camino de los pinsapos arranca en el refugio de montaña de la cumbre de Los Reales, a 1.260 metros. Ahí el senderista se adentra en la mágica senda de los abetos más meridionales de Europa cuya distribución queda restringida a algunas sierras mediterráneas del sur de la Península Ibérica y al Rif. Caminando por un sendero donde la tranquilidad y el silencio es casi absoluto, sólo interrumpido por el trino de algún ave que nos da la bienvenida, llegamos hasta la Plazoleta de Genalguacil, donde se puede descansar admirando las cañadas y arroyos. En esta plazoleta se encuentra grabado en un panel cerámico sobre un pequeño muro de ladrillo un poema que Federico García Lorca dedicó en 1919 a los pinsapos y que dice así:
¡Árboles!
¿Habéis sido flechas
caídas del azul? ¿Qué terribles guerreros os lanzaron?
¿Han sido las estrellas?
Vuestras músicas vienen
del alma de los pájaros.
De los ojos de Dios
de la pasión perfecta.
¡Árboles!
¿Conocerán vuestras raíces toscas
mi corazón en tierra?.

 

Cómo llegar

Desde Estepona por la carretera comarcal MA-557 dirección Jubrique. A unos 15 kilómetros desde que iniciamos el ascenso por la carretera comarcal llegamos al Puerto de Peñas Blancas. Aquí nos encontramos con un cruce de caminos, si nos vamos a la derecha nos llevará hasta Jubrique que se encuentra a 18 kilómetros de ese punto, y si giramos a la izquierda nos llevará al Paseo de los Pinsapos en 3,2 kilómetros de distancia.

Espacios naturales > Parque natural