Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 31: Marbella - Ojén

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 31: Marbella - Ojén

La Sierra de Marbella

En realidad la franja costera de Marbella que puede considerarse llana y apropiada para su urbanización es muy estrecha. Por eso cuando el recorrido sale de la desembocadura del Arroyo Guadalpín tiene que empezar a ascender hasta las proximidades del Palacio de Congresos. Un corto trayecto por la Calle Ramón Gómez de la Serna lleva a cruzar la Avenida Ricardo Soriano y tomar en dirección noroeste por la Avenida José Mora y Aragón para pasar por encima de la Autovía A-7 en el tramo en el que no se desdobla en la Autovía de Peaje. La larga Avenida Butchinger sigue ascendiendo en dirección noroeste y toma el nombre de Calle Albinoni, la que lleva a la cantera en desuso reconvertida en Auditorio para un conocido festival.

Y comienza la sierra (km 3), habitual como lejano telón de fondo en cientos de fotografías en revistas del corazón realizadas en la costa de Marbella y Puerto Banús, con la inconfundi- ble imagen puntiaguda del Pico de la Concha. El quiebro que se realiza es en dirección este entrando de lleno en el Monte Público Sierra Blanca y Nagüeles, del municipio de Marbella.

Hasta el inicio de ruta es incluso posible llegar con una línea de autobuses urbanos, pero ha llegado el momento de internarse en el Pinar de Nagüeles. Éste resulta ser un bosque de espigados pinos carrascos con algarrobos y acebuches donde lo más interesante es la diversa vegetación arbustiva que cobija. Hay abundantes ejemplares de sabinas y lentiscos de buenas dimensiones con palmitos, jaras, jérguenes y esparragueras acompañándolos.

El Camino por la zona del Romeral era en origen un carril, pero el eventual tránsito a motor lo tiene muy maltrecho. Se deja a la izquierda la pared de la cantera con el rótulo de Auditorio de Marbella mientras detrás aparece fugazmente el blanco tajo de la Concha. La pista tiene numerosos ramales transversales pero se sigue el central, que acaba convirtiéndose en vereda y comienza a subir decididamente por la Cañada de las Encinas hasta un cruce de veredas situado ya en pleno dominio de las rocas calizas dolomíticas y el esparto. El que sube se dirige a las Minas de Buenavista mientras que la opción escogida baja, cruza el Arroyo de las Piedras y sus adelfares y asciende luego al Puerto de los Pilones, donde una explotación de colmenas utiliza para asentarse la explanada del carril que se construyó para colocar la torre de alta tensión. Estos mismos viales de la infraestructura energética son los que se están recorriendo en la primera parte, por lo que llevan de poste a poste.

Un nuevo descenso y la posterior subida llevan a coronar el Puerto de los Mochileros. Una tercera bajada suave lleva a un cruce de veredas. La que va hacia el sur lleva a Marbella, a la Urbanización Cascada de Camoján, pero la del GR es la de la izquierda, que sube por la Cañada de la Janta, una de las zonas más ricas en vegetación por su orientación de umbría.

Aquí está la primera subida de importan- cia, entre pinos de dos especies, carrascos y resineros, mientras se incorporan al elenco floral el arrayán, el enebro, el labiérnago y el aladierno de hoja ancha, algunos de ellos de gran porte. El Puerto de Camoján (km 5.4) es un oteadero de primer orden. Hacia el este, en dirección a la marcha, la Cañada de Calaña donde está el eremitorio y en el horizonte la Cruz de Juanar. Hacia el sur, la Bahía de Marbella en todo su esplendor con el Estrecho, el Peñón de Gibraltar y la costa rifeña norteafricana distinguibles en los días claros.

 

La Ermita de los Monjes y Puerto Rico Alto


Hay que realizar un ligero descenso en dirección norte, abandonando definitivamente la compañía de la línea eléctrica, por una la- dera afectada por un incendio donde prospera el espartal. En contraposición el fondo del valle, muy cerrado, sostiene un denso pinar. Para llegar a él hay que realizar un paso algo complicado provisto de un pasamanos de cuerda y enseguida se llega a la Ermita de los Monjes (punto kilométrico 6). Del edificio queda muy poco, pero en la actualidad las estancias son algo más reconocibles merced a la limpieza realizada por los voluntarios tanto en el edificio como en los viales de acceso. El reducido número de eremitas que residía en este paraje apartado, ideal para el recogimiento propio de los monjes franciscanos, ocuparon las dependencias desde el siglo XVI, conectadas con la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación mediante un camino ex profeso para los devotos. La Ermita se erigió bajo la advocación sucesiva de las Vírgenes de las Angustias, la de la Soledad de la Sierra y la de los Dolores.

Desde aquí hay senderos que ascienden a la montaña o bien bajan hasta Marbella, pero siguiendo la norma el sendero cruza el arroyo y deambula por una zona densamente arbolada, muy selvática, que en tiempos estaría cultivada según muestran los altos muros de piedra seca de las terrazas.

La segunda ascensión importante lleva a un viso (Puerto de las Golondrinas) cercano al Mirador de los Gitanos y una nueva sendita, la que utiliza la Vereda del Faro, se deja a la derecha. Todavía dando vista a la Cañada de los Monjes, el sendero asciende hacia el norte por la ladera occidental de la cresta hasta un nuevo cruce de caminos, el situado en el Puerto de las Pitas (km 7.4), que también está identificado mediante un cartel indicativo. Aquí se repiten las opciones que ascienden hacia la sierra, pero lo que se debe hacer es torcer hacia levante y emprender la bajada hacia el Arroyo de la Laja y la subsiguiente subida al Puerto del Pino, otra atalaya privilegiada.

Durante el fuerte descenso es posible ver la zona de Puerto Rico Alto con su ordenada arboleda, el rojizo cortado del frente de la cascada fósil y el sendero que parte hacia levante, el que se va a utilizar en un rato. En una zona como ésta, rica en agua, la vegetación del fondo del valle vuelve a ser muy frondosa, apareciendo incluso madroños y alcornoques al ser el terreno de arenas y arcillas muy lavadas, pobres en cal. El Arroyo de Puerto Rico (km 8.5), la acequia antigua, una calera y unas ruinas se suceden entre los dos cruces que marcan la trayectoria del PR A-169 que viene de Marbella y sigue hacia Juanar. Desde el Puerto de las Golondrinas hasta Puerto Rico, solo que en sentido contrario, comparten trazado la Vereda del Faro y el GR-249.

Entre jaguarzos blancos se emprende un suave tramo en busca de la Hoya de los Cabañiles, donde un nuevo cruce llevaría a Puerto Rico Bajo y a contactar con el PR A-169. Merece la pena volver la vista a poniente para admirar la otra pared de la cascada, con la base repleta de cuevas, donde es muy frecuente ver a los escaladores locales y foráneos disfrutando de estas cálidas paredes. También se ven los senderos que bajan, la tubería que lleva el agua canalizada y alguna caseta de registro.

 

Las Minas del Peñoncillo y
la Sierra Blanca de Ojén


La reciente historia industrial de Marbella está profundamente ligada a la zona de linde con Ojén. Después de la Hoya de los Cabañiles, que da nombre a un camino antiguo que se desprende del GR, se llega al Puerto de los Acebuches, en una parte algo más deforestada. Al poco se puede apreciar una amplia vaguada allanada. Se trata de una de las Minas del Peñoncillo, la situada a mayor altitud.

Esta actividad extractiva estuvo relacionada con la producción de hierro a partir de pirita y magnetita, transformadas en los Altos Hornos de la Ferrerías de la Concepción y el Ángel (en el Río Verde), pioneros en España pues su producción alcanzó a mediados del siglo XIX las tres cuartas partes de la de todo el Estado. A finales de siglo cambió el paisaje industrial al adquirir la compañía escocesa The Marbella Iron Ore Company Limited la explotación. Cerró las naves de transformación e innovó en las tareas de extracción sustituyendo los cables por los 6 kilómetros del Ferrocarril Minero de San Juan Bautista (nombre de una de las minas) y un largo embarcadero metálico para llevarse el mineral a Inglaterra. El resultado de la larga centuria de explotación siderúrgica queda en forma de deforestación en las sierras vecinas a Marbella.

Hay un mojón en el kilómetro 10.8, justo encima de otra de las minas a cielo abierto, cuyo gran cortado rocoso no es posible ver bien desde aquí. Es donde la dirección este se torna de repente norte. El GR-249 está ya inmerso de lleno en el término municipal de Ojén, y el mojón identifica el extenso Monte Público Sierra Blanca (con matrícula MA-10007-JA). Una delgada alambrada separa al espacio forestal, que además es Reserva Andaluza de Caza, de las primeras urbanizaciones de lujo, que aprovechan en parte las explanadas creadas por las antiguas minas. El camino va justo por el límite de usos del territorio durante un buen tramo.

Tras sucesivas subidas y bajadas al lado de los chalets con piscinas, pistas deportivas e incluso tentaderos, se llega a una zona de pinos muy desarrollados de tres especies: piñoneros, resineros y carrascos. Otros toboganes dan por fin vista a Ojén (justo después de un derrumbe de blancos mármoles desprendidos de una cantera superior) que refulge entre las negras sierras de detrás, y se llega a la zona incendiada. La pendiente es muy pronunciada, interrumpida bruscamente hacia la derecha por el talud de la carretera, y aún sustenta lentiscos, palmitos, algarrobos, enebros y algunas violetas arbóreas.

La vegetación se torna espectacular en las pinas lomas que rodean el Arroyo del Tajo Negro. La diversidad vegetal es la mayor de todo el recorrido, constituyendo un fuerte contraste con las zonas afectadas por el siniestro. El Pinar con acebuches no está muy desarrollado, pero el matorral adquiere proporciones selváticas mediante la conjunción de todas las especies nobles que han ido apareciendo a lo largo del día.

Cuando se llega al primer abrevadero el final está muy cercano. Hay que llegar al cerrito de las antenas, tomar un carril que baja a la carretera, pasar ésta por debajo y mediante una serie de curvas pronunciadas llegar a la zona occidental de Ojén donde culmina la etapa.

Rutas
Ruta A pie
Acceso -

1. Inicio de la etapa:

Acceso al Punto de Inicio: Desde las Avenidas principales de Marbella, entre la del Príncipe de Hohenlohe y la de Ricardo Soriano. Para llegar a ellas, cualquiera de los enlaces que entran en Marbella desde los que se bifurcan la A-7 y la AP-7, a levante o a poniente del núcleo urbano.

Punto de Inicio:  En el Paseo Marítimo de Marbella, a la altura del Arroyo de Guadalpín, en la Playa de la Fontanilla.

Para disfrutar de la senda sin peligros: Si el dédalo de senderos es uno de los prin- cipales atractivos de la etapa en el término de Marbella, puede ser una complicación si se abandona el GR señalizado. En cualquier caso, lo importante es saber que todas las posibles salidas son hacia el sur, y que ascendiendo hacia la montaña las dificultades tienden a crecer.

En gran parte el sendero va por debajo de un tendido eléctrico. Si bien en ningún momento debería suponer un peligro potencial, hay que extremar las precauciones si las condiciones climatológicas propician las tormentas eléctricas.

Hay una zona de colmenas convenientemente señalizada en el Puerto de los Pilones, el primer altozano ya en la sierra. Antes de llegar a la Ermita de los Monjes hay una zona un tanto resbalosa por una laja de piedra desnuda que ha sido acondicionada mediante un pasamanos de cuerda.

Los arroyos que hay que vadear son escasos y de caudal muy reducido, de modo que no representan un problema por lo general. Sin embargo, en el Arroyo del Tajo Negro (ya al final de la etapa) y otro tributario anterior hay sendas cascadas de travertino con una cierta altura. Es importante no acercarse al borde.

No hay ninguna fuente en todo el trayecto que sea accesible con facilidad y, muchos menos, con agua potable. El recorrido está orientado al sur principalmente, con lo que se deambula por una ladera de solana en plena Costa del Sol. No parece necesario añadir más.

2. Finalización de la etapa: 

Acceso al punto de finalización: La carretera que une Ojén con Marbella (hacia el sur) y Coín es la A-355. La antigua que comunicaba el pueblo con la Costa del Sol es la mencionada A-7103, que sale de la anterior y regresa a ella.

Punto de finalización: La entrada oeste al pueblo de Ojén, utilizando la carretera antigua que hace travesía en el pueblo, la A-7103.

3. Alternativas: 

Posibles escapes: Los mejores sitios para regresar a Marbella son la Ermita de los Monjes y la zona de Puerto Rico. Desde estos lugares fácilmente reconocibles en el terreno hay que tomar cualquiera de las veredas que se dirigen al sur en descenso.

 Punto de no retorno: A partir de las Minas del Peñoncillo, lo mejor es seguir en dirección a Ojén, si bien es muy difícil acortar camino tanto por las numerosas urbanizaciones con cercados perimetrales como por los cortados de la carretera entre Coín y Marbella.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: En el Pinar de Nagüeles se ofrece la posibilidad de realizar la ruta hacia Istán por el Camino tradicional hacia ese pueblo. Desde el Parque de Nagüeles se hizo partir el PR A-140 Marbella Istán, por la falda de poniente de Sierra Blanca. Coincide unos pocos metros con el GR-249, justo antes de entrar al bosque, y tiene una longitud algo menor a los 9 kilómetros.

La Delegación de Medio Ambiente y Playas del Ayuntamiento de Marbella se suma al diseño de rutas senderistas en Sierra Blanca con cinco propuestas. La Ruta 1 coincide con la descrita antes. La 2 se denomina Cañada de las Encinas – Mina de Buenavista y concuerda con la primera parte del GR al entrar en la sierra, pero en lugar de cruzar el Arroyo de las Piedras continúa hacia arriba. La Ruta 3 (Nagüeles Ermita de los Monjes) utiliza idéntico trazado que el sendero que nos ocupa desde el Pinar de Nagüeles hasta la Ermita de los Monjes (kilómetro 6.2), pero luego tuerce hacia el sur y baja por la Cañada de Calaña.

Aún propone un cuarto itinerario, la Senda de los Monjes, que en realidad solo va en sentido contrario por la citada Cañada. Luego nombra como Ruta 5 la que puede ser consi- derada como el recorrido estrella de la zona Marbellí, la Vereda del Faro. De hecho, ha merecido la concentración de los esfuerzos para su recuperación e incluso la edición de una publicación específica. Es circular, sube por Puerto Rico, gira al oeste y, sin llegar a la zona de la ermita, baja a Marbella por Montúa.

El PR A-169 Marbella-Juanar parte del antiguo cementerio de Marbella, sube por el Camino de los Cabañiles hasta Puerto Rico Alto, donde coincide un poco con el GR-249, y luego se va hacia el Refugio de Juanar atravesando la sierra en sentido norte.

Ya hay que irse a la zona de Ojén para ver otras opciones. Desde el pueblo, en el mismo punto en el que finaliza el GR, parte el GR-243 Sierra de las Nieves en dirección oeste hacia la zona de Juanar, donde se bifurca en dos ramales, uno hacia Monda y otro hacia Istán. Precisamente este mismo recorrido está homologado también como PR A-167 Istán-Ojén, con una longitud de 12 kilómetros y recorriendo la falda de Sierra Blanca que faltaba por describir, la norte.

 

Duración - 5:45 horas
Longitud - 17000 Km