Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 27: Benalauría - Genalguacil

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 27: Benalauría - Genalguacil

Los Caminos de Jubrique y de El Arabí

Desde la Plaza del General Viñas en Benalauría hay que ir buscando las Calles Iglesia y Cruz (prácticamente hacia el este) hasta llegar a la Fuente de la Cruz, en una especie de Balconada que se asoma sobre el Camino de Algatocín, que es el que utiliza el sendero al principio. Después de un quiebro, y entre laderas empinadas con almendros, olivos y chumberas, se llega a la Fuente del Chorruelo y se gira hacia el sudeste por una pista forestal que se va rodeando paulatinamente de castaños.

En el kilómetro 1.3 se llega a la zona del Bailadero. Este lugar fue elegido para fiestas y celebraciones por situarse sobre una alargada loma que proporcionaba un llano muy adecuado para ello, sobre todo si se compara con las agrestes lomas que rodean Benalauría. Todavía sigue siendo un sitio para el esparcimiento, como certifican los cuadros eléctricos en un majestuoso chaparro, la acometida de agua que alimenta la fuente o el sorprendente y bien dotado Parque Biosaludable que utilizan los lugareños en sus paseos.

Desde el Bailadero se escinden hacia la derecha el PR A-238 hacia Algatocín (el pueblo que se ve entre la fronda hacia el suroeste) e inmediatamente después hacia la izquierda el PR A-291 en dirección a Jubrique. En el horizonte, a levante, los blancos caseríos de Alpandeire y Faraján entre los grises de la Sierra del Oreganal y el verde del monte. El GR-249, por su parte, emprende un fuerte descenso por un alcornocal de solana donde aparece una población de escobón blanco (Telline linifolia). En el descenso la arboleda alterna también encinas, quejigos y pinos. Estos últimos abundan cuando en el kilómetro 2,250 hay que dejar el carril para tomar una vereda muy encajada que sale a la derecha, si bien se ha atrochado en alguna ocasión anteriormente.

En el punto kilométrico 3.0 se deja a la izquierda una senda con menor pendiente. Es la que va al Molino Almenta y al Charco Esteban como Camino de Jubrique. Por su parte el GR desciende hasta una pista de tierra justo donde ésta describe una amplia curva. Se denomina El Arabí, hay un par de casas y dos carriles que no se toman, uno hacia el Molino de Almenta (vadeando el río dos veces) y otro hacia el Molino de Enmedio. La pista se sigue hacia el noroeste, pero gira prácticamente 180 grados cuando vadea el Arroyo de Benajamuz o Benajamón, que comparte nombre con un despoblado morisco situado en el Monte Público de Algatocín (denominado Coto y Vega del Río).

El alcornocal por el que se llanea ahora es espectacular, con brezos y mirtos, pero no le va a la zaga el monte de enfrente, en el pago del Higuerón, donde aparecen más pinos resineros. El carril llega a la carretera MA-8305 en un lugar desde el que hay buenas vistas sobre el Charco Picado y la larga recta que hace el Genal en la zona del Molino de Enmedio. La cruza dos veces ya como vereda, pasa por un depósito de agua y, en las inmediaciones de una antigua serrería, la Gran Senda de Málaga baja al asfalto de nuevo para cruzar el Puente de San Juan sobre el Genal (km 6.3).

 

El Río Genal

La Venta de San Juan ya era posada y fonda antes de la construcción de la carretera, debido a que en sus inmediaciones estaba ubicado el vado sobre el Río Genal del camino de Algatocín a Jubrique, entre la desembocadura del Arroyo Algatocín y La Pedrera. En la actualidad el inmueble ha sido adaptado como restaurante, aunque es perfectamente reconocible el edificio de la antigua venta. Hay dos campings a ambos lados del río, uno en término de Algatocín y otro en el de Jubrique.

Hacia este segundo establecimiento, pasando por el Molino del Álamo, se dirige la vereda que parte a espaldas de la venta. El Monardilla es el río que hay que vadear a continuación, con bastantes almeces, tarajes y adelfas frente a las chopaledas y saucedas anteriores. Se asciende un poco por el margen hasta una explanada donde hay una casa en ruinas con eucaliptos, el Ventorrillo. Esta ruina da paso a una de las zonas de mayor valor natural del día, un meandro abandonado del río, muy encajado y donde una exuberante vegetación mediterránea ha ocupado lo que antaño eran cultivos de regadío.

Merece la pena inventariar el matorral noble de los alrededores, desarrollado entre pinos, alcornoques y olivos: lentiscos, coscojas, ruscos, labiérnagos, espinos majoletos, madroños, escobones, jérguenes y grandes lentiscos, con numerosas lianas entrelazando el conjunto.

Esta misma cohorte de plantas va a estar presente en todo el recorrido al lado del río, mezclándose unas veces con el bosque de ribera y otras con los pinares y alcornocales de las laderas. Primero se pasa por las Huertas de Juan Ruiz, de nuevo por carril, y en un meandro del río se asciende un poco para abandonarlo en pos de una bonita vereda que juega a subir y bajar por la ladera, siempre con el río a la derecha, evitando los cortados de pizarras que el cauce ha ido tallando con sus crecidas.

Se pasa por el Arroyo Hondo, un curso fluvial que da nombre a todo el pago que hay por arriba, tras una toma de agua. Lo cerrado del cauce permite que crezca una población de una planta no demasiado frecuente, el acanto. Se llega a una gran vega, la de los Cuarterones, donde hay un par de casas entre los antiguos cultivos mientras que el sendero se amolda al trazado de la antigua acequia. Han sido importantes las obras de adecuación de esta parte, dado lo deteriorado del antiguo camino. El vado sobre el Arroyo de las Perejilas coloca al GR en una zona en la que el valle se va abriendo paulatinamente hasta llegar a un nuevo azud destrozado por las últimas crecidas. Se transita entre una plantación de chopos, el río y unos altos cortados de rocas pizarrosas (salvados por dos espectaculares tramos de pasarelas metálicas) hasta que, entre tarajes, cañaverales, saos y grandes álamos y chopos el sendero pasa muy cerca del Charco de la Escribana (hacia el km 9.5).

 

El Camino de la Umbría

A ese lugar merece la pena desviarse por lo abierto del paisaje y para conocer las pistas forestales que llevan hasta Benarrabá (cru- zando el río hacia el sur) y al otro lado hacia el valle del Almarchal y Genalguacil, todo un laberinto de carriles que es preferible haber explorado con anterioridad si se quieren utilizar para subir hasta alguno de los pueblos. En el Descansadero hay un pequeño parque y algunas mesas con bancos.

El GR se une al PR A-240 (Benalauría Genalguacil) y al SL-157 y encara una bonita subida por el Cordel de la Umbría al Río Genal, conocida como La Cuesta de las Viñas. La vereda, a lo largo de los tiempos, se ha ido encajando en las pizarras llegando a superar la altura de una persona, sobre todo cuando se llega a un primer cruce de carril, el de acceso a Los Duros, en la zona de mayor pendiente. Antes de esto hay algunos miradores sobre el Valle del Genal donde éste se ensancha, ocupadas las vegas por cítricos y choperas maderables.

Bajo un bosque mixto de alcornocal con quejigos y pinos, orientado el caminar hacia el este, se llega a un nuevo carril que es más importante para el senderista puesto que es el que se podría utilizar para bajar al Prado de la Escribana (hacia la derecha) o subir en busca de la carretera de Genalguacil. El camino, no obstante, sigue subiendo bastante hasta que llega a una pequeña construcción y comienza a veces a llanear. El paisaje ahora sí es mucho más amplio, y desde diversos lugares hay vistas sobre la última parte del Río Genal por la Serranía de Ronda.

En especial merece la pena pararse en el lugar donde la vereda está jalonada por altos chaparros a ambos lados, en una allanada. Se pueden apreciar así las afiladas cumbres de los Reales de Sierra Bermeja, detrás del cada vez más cercano pueblo de Genalguacil y, hacia el sur, el otro Paraje Natural de la zona, el de Sierra Crestellina. También es posible localizar, mirando a poniente, Benarrabá al otro lado del valle.

El camino comienza a transcurrir al lado de pequeños huertos, algunos con subtropicales, surgidos alrededor de exiguos manantiales. Los bosques de encinas, chaparros y pinos aparecen cada vez más aclarados y normalmente rotu- rados o sin apenas matorral. Una última subida, Tramo rectilíneo del Genal anterior al Charco Picado alternando trozos de la vereda tradicional con los carriles de acceso a las propiedades, deja a la derecha el Camino de los Limones (que baja hacia la Escribana) y llega a una importante encrucijada de senderos tradicionales donde están algunas de las instalaciones deportivas de Genalguacil y una venta. Aquí, con una de las mejores vistas sobre Genalguacil, se da por concluida esta etapa.

Rutas
Ruta A pie
Acceso -

1. Inicio de la etapa:

Acceso al Punto de Inicio: La única posi- bilidad es utilizar la MA-8306, que parte de la A-369 entre Ronda y Gaucín.

Punto de Inicio: Plaza del General Viñas, en el pueblo de Benalauría.

Para disfrutar de la senda sin peligros: La distancia entre los puntos de inicio y finalización es muy asequible, pero el despla- zamiento por carretera entre los mismos es complicado. Es conveniente planificar bien el regreso o la pernocta.

Los dos cruces de la carretera entre Algatocín y Jubrique y, sobre todo, el trocito que hay que andar por ella para cruzar el Genal deben abordarse con cuidado. No hay arcén practicable y hay dos curvas complicadas antes y después del puente (km 6.3).

Aunque el camino al lado del cauce del Genal se ha diseñado teniendo en cuenta la minimización de los riesgos para el senderista, el río tiene una cuenca formidable que puede incrementar súbitamente el caudal hasta hacerlo peligroso. Hay que utilizar el sentido común en caso de tormentas o periodos prolongados de lluvia, llegando incluso a desechar la actividad.

2. Finalización de la etapa:

Acceso al punto de finalización: Desde la A-369, la MA-8305 lleva hasta el cruce de la MA-8304 que da acceso a Genalguacil. El punto de inicio está antes del pueblo. También es posible llegar desde Estepona, bien di- rectamente por la MA-8302 o pasando por Jubrique por la MA-8301.

Punto de finalización: Pistas Polideportivas Municipales de Genalguacil, cerca de la Venta Las Cruces.

3. Alternativas: 

Posibles escapes: Es factible abandonar en la Venta San Juan, en la carretera MA-8305 aproximadamente en su punto kilométrico 7, cerca de la Venta San Juan.

Punto de no retorno: Para la primera parte, antes del Puente de San Juan, el cruce de la vereda al Molino Almenta es el punto de no retorno seleccionado. Para la segunda parte, una vez que se haya pasado de Arroyo Hondo lo mejor es seguir adelante.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: El sendero que baja desde Benalauría al río es conocido como el Camino de Jubrique, que pasaba al otro lado en el Charco Esteban, pero localmente se nombra más como el del Molino Almenta. Está considerada como Vía Pecuaria de segundo orden.

Se sabe que en tiempos el propio cauce del Río Genal, casi totalmente desprovisto de vegetación entonces, era el Camino de la Costa dirección La Línea. Cuando había crecidas, por cada margen aparecían senderos paralelos al cauce dada la escasez de puentes permanentes y lo tortuoso de los meandros del río.

Pero el Puente de San Juan era uno de esos sitios seleccionados para cruzar al otro lado por su posición estratégica en el Camino de Estepona pasando por Jubrique. Tanto es así que la construcción del viaducto se realizó en épocas muy tempranas en comparación con otros enclaves de similares características en la comarca.

Estos caminos tradicionales han sido adaptados a los nuevos tiempos mediante el diseño de Senderos de Pequeño Recorrido. Desde Benalauría parten acompañando al GR-249 hasta el Bailadero, el PR A-291 de Jubrique a Benalauría y el PR A-238 de Benalauría a Algatocín.

Desde Algatocín baja hasta el Genal un nuevo Camino de Jubrique que va cortando sucesivas veces la carretera y que coincide al final con la Gran Senda de Málaga desde que ésta cruza por primera vez la MA-8305 hasta el puente.

Por el Prado de la Escribana vadea el Río Genal el PR A-240 (De Benarrabá a Genalguacil), también homologado por la Federación Andaluza de Montaña. Tiene una longitud cercana a los 5 km, una duración de unas 3 horas y coinci- de con el Sendero de Gran Recorrido hasta el pueblo final. En el Prado de la Escribana, por su condición de parada obligada en otro de los Caminos de Estepona, se localiza un Descansadero, obviamente también utilizado como Abrevadero. El SL A-157 Prado de la Escribana también se encuentra con el GR en este lugar.

 

Duración - 3:50 horas
Longitud - 11600 Km