Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 21: Álora (Estación de El Chorro ) - Carratraca - Ardales

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 21: Álora (Estación de El Chorro ) - Carratraca - Ardales

Atención cambios en la etapa

Ejecutado e inaugurado. Se ha eliminado el carril de tráfico con afluencia desde Bobastro hasta Ardales, sumando el municipio de Carratraca y su sierra.

 

El recorrido entre los Embalses Inferior y Superior

La Estación de El Chorro marca el inicio de la etapa, por una carretera de servicio que pasa por encima del dique del Contraembalse del Tajo de la Encantada y gira a la derecha por la carretera. Justo en el kilómetro 11 de la MA-5403 parte hacia el oeste una pista de tierra (km 1.2) que enseguida se deteriora hasta convertirse en senda. Tras un par de curvas se llega al mirador de la tubería forzada, donde hay que extremar las precauciones y se continúa subiendo por un pinar muy aclarado ocupado en tiempos por olivos, donde medran ahora palmitos, albaidas, retamas y bayón (Osyris quadripartita).

Al pasar por debajo de un farallón rocoso se tiene la oportunidad de apreciar la composición de esta peculiar mezcla de arenisca de color amarillento y conglomerados, predominantemente calcáreos pero donde se observan cantos rodados de otras rocas como pizarras, esquistos o peridotitas. En los cantiles de la zona superior hay oportunidad de localizar las bóvedas y agujeros dejados por las blandas inclusiones de arcilla al erosionarse, algunas de grandes dimensiones que se denominan técnicamente tafonis y otras más pequeñas que suelen agruparse formando panales por la erosión alveolar.

En toda esta parte son espectaculares las panorámicas sobre El Chorro, el Valle del Guadalhorce y las Placas Frontales y el pinar de la etapa anterior. El carril va ensanchándose mientras discurre por un pinar con árboles de mayor porte y algunas sabinas y se enfrenta de pronto al muro de hormigón de la Presa Superior.

Se ha seleccionado el desvío hacia la derecha, que asciende hasta el borde superior del dique en su extremo nordeste (km 4), de tránsito restringido, y luego se continúa por el carril perimetral que la bordea por su base. Un claro entre los pinos permite contemplar al poco una de las mejores vistas sobre el Desfiladero de los Gaitanes, llegándose a ver los dos cañones, la Sierra del Huma a la derecha y un poco de la Sierra del Almorchón con el Pico del Convento y sus perfiles aguzados.

En el extremo noroeste de la Y del pantano se localiza sobre un cerrete prominente el Observatorio de Vigilancia del Chorro, del Plan Infoca contra incendios forestales. El carril gira entonces hacia el sur y pasa por un lugar que se encharca donde crecen numerosos tarajes.

 

Las ruinas de Bobastro

En el punto kilométrico 5.6 se accede a la carretera MA-4400, una vía de servicio para el embalse que podría seguirse hacia la izquierda para llegar a una zona de miradores en las Mesas de Villaverde, cercanas a las zonas excavadas de las Ruinas de Bobastro y un cantil con casas cueva y canteras mozárabes de difícil acceso, conocidas como la Casa de la Reina Mora. El sendero, no obstante, baja hacia la derecha por la carretera y llega en algo menos de un kilómetro a la caseta de información de la Ermita Rupestre de Bobastro.

Si en la Etapa desde Pulgarín Alto a Alfarnate se pasó por el Cortijo de Auta, donde algunos sitúan el lugar de nacimiento de Umar Ibn Hafsún (Omar Ben Hafsún en la historiografía española), ahora le toca el turno a la capital de su rebelión contra el Califato de Córdoba de los Omeya, Bobastro. El poblado fortificado queda arriba en las Mesas, habiendo provocado la construcción de la presa en la década de los 70 del siglo pasado la pérdida de algunos enclaves. Desde este punto kilométrico 6.6 de la etapa se puede acceder, en horario de visita, a las ruinas de la iglesia rupestre de Bobastro, de origen mozárabe, situada en un lugar estratégico protegido de los vientos y mirando hacia poniente. La construcción de una iglesia por parte de un caudillo andalusí responde a su conversión al cristianismo tras un largo periplo buscando las estrategias para conquistar la capital de Al Andalus y derrocar a la dinastía en el poder.

 

Las Viñas y Carratraca

Se acaba el bosque de pinos nada más tomar el desvío a la izquierda desde la carretera, que se ha transitado un kilómetro en total. La pista, en buenas condiciones, va por la divisoria de cuencas del Arroyo de los Granados y el Río Guadalhorce, que tienen sentidos inversos aquí.

Se trata de una sucesión de lomas de terrenos arcillosos y roquedos de arenisca salpicado de cortijos y casas de aperos. Se dejan atrás sucesivamente la Casa Bolero, las de Zamarrilla y Merchano y el Rancho del Boina. Los antiguos viñedos perdidos durante la epidemia de la filoxera han sido sustituidos por cultivos de secano, predominando los almendros, y zonas incultas dedicadas al pastoreo de cabras y ovejas entre retamas y bolinas.

Hay numerosos cruces a derecha e izquierda, pero siempre se elige el ramal que va por encima de la loma. Al darse la vuelta, el viajero tendrá excelentes panorámicas sobre la Sierra del Huma, el Arco Calizo Central con el Torcal de Antequera, el Valle del Guadalhorce con las infraestructuras del Ave y, al mirar al frente, tendrá la Sierra del Agua con su hilera de aerogeneradores.

En el kilómetro 9 se acerca mucho el sendero al Arroyo del Granado, con casitas dispersas en sus laderas y algunos bosquetes de pinos. Un kilómetro y medio más adelante se vadea el cauce por una zona donde se estrecha y comienza una nueva subida tras los sucesivos toboganes anteriores. Ahora el caminante está de nuevo en Monte Público. Se llega así al Puerto de la Riela y la zona de la Alamedilla, en donde, a mano derecha tras cruzar por encima de un arroyuelo y antes de unas canteras de zahorra, está la Fuente de la Fuenfría. Aquí cambia radicalmente el terreno por la entrada en juego de las calizas y dolomías de la Sierra Blanquilla de Ardales.

Si hasta la fuente la dirección del recorrido había sido sudoeste, a partir de aquí giramos en dirección sur, abandonando el E4 GR 7 y ascendemos progresivamente hacia el Cerro de Don Pedro, que nos recibe en una portentosa rampa, en especial en el descenso. Al llegar a Puerto Romero la pista de tierra continúa hacia Sierra Aguas, y el otro a Carratraca. Nosotros tomaremos un sendero que sube a nuestra derecha, en dirección oeste, hacia el bosque de pinos de Sierra Blanquilla, que toma su nombre del color de la roca.

Una vez en Sierra Blanquilla, una vereda muy bien marcada llevará al pueblo, no sin antes pasar por unas antiguas minas de hierro y las ruinas de la vieja Ermita de Nuestra Señora de la Salud, que nos ofrece una buena panorámica del valle, con las Sierras de Mijas y Alpujata al fondo. Llega a Carratraca, a medio camino entre la Plaza de Toros y la "casa árabe" que en el siglo XIX fue residencia de recreo de Doña Trinidad Grund, actualmente sede del ayuntamiento.

Continuando con los enclaves históricos, se recorre Calle Baños, donde se encuentran las antiguas termas romanas y baños árabes, hoy convertidas en balneario. Llegando a una pequeña plaza seguimos por Avenida Andalucía hasta salir del casco urbano, junto a la carretera de acceso al pueblo.

 

De Carratraca a Ardales

Para abordar la última parte del recorrido se cruza la A-7277 tomando la pista que desciende hasta el Arroyo de las Cañas, un paso subterráneo lleva junto al Cortijo del Lagar, que como su nombre indica, en tiempos fue un reputado punto de encuentro para los trabajos vinculados con el vino. Después del cortijo, la pista se torna ascendente acercándonos a la carretera, que se mantine a la derecha.

En el Puerto de Málaga, desde donde se deja ver el punto de destino, se toma dirección oeste, por un camino custodiado por cipreses, que se abandona unos trescientos metros después, descendiendo hasta alcanzar el Arroyo del Conejo, que conduce a una cortijada con una gran cabreriza. Con el Cerro del Olivo y los Gamonales al este y la Loma de la Castaña al oeste, se alcanza la Ermita del Calvario, atalaya desde donde se divisa El Castillo de Ardales, los embalses y el pueblo y la Peña de Ardales, de finales del siglo IX, vinculada a la revuelta de Omar ben Hafsún. Tenemos a nuestros pies el final de la etapa.

Rutas
Rutas A pie A caballo En bicicleta
Acceso -

1. Inicio de la etapa:

Acceso al Punto de Inicio: Desde Ardales, por un carril asfaltado desde la MA-4401. Desde Álora y desde Ardales, la carretera MA-5403.

Punto de Inicio:  Apeadero de la Estación de Ferrocarril de El Chorro.

Para disfrutar de la senda sin peligros: El punto geolocalizado de la tubería forzada no tiene ningún tipo de protección para evitar caídas, resulta ser potencialmente peligroso y de hecho no está en el trazado de la etapa. Cuidado al acercarse si es que se hace. En el punto kilométrico 4 se llega al embalse superior del Tajo de la Encantada o de Villaverde. Está prohibido circular por el carril perimetral del borde superior, y es potencialmente peligrosa cualquier caída dentro del vaso del embalse.

Las carreteras por las que se circula al principio y en las Mesas de Villaverde no suelen tener mucho tráfico, pero andan escasas de arcén. Especialmente hay que prestar atención en la travesía en la coronación del embalse del Tajo de la Encantada, nada más comenzar la etapa.

El vado del Arroyo del Algarrobo, en el kilómetro 10,5 no debe representar ningún problema, ya que en realidad en esta parte es sólo una rambla, pero cuidado en época de lluvias en cualquier caso. Lo mismo pasa en el vado de los arroyos de las Cañas (km 17,3) o en el de la Torre (km 20,5).

No hay ninguna fuente en todo el trayecto, pero está Carratraca como punto de aprovisionamiento en el kilómetro 16.

2. Finalización de la etapa:

Acceso al punto de finalización: Ardales está en un desvío desde la carretera A-357 Málaga Campillos. Desde El Burgo se llega por las carreteras de montaña que acompañan al Río Turón MA-5401 y MA-5402.

Punto de finalización: Ardales, en el flanco sur de la Peña de Ardales.

3. Alternativas:

Posibles escapes: En la primera parte, las Mesas de Villaverde, donde están las instalaciones del embalse superior y una venta. Al final, la referencia son los pueblos de Carratraca y Ardales. En el km 12.7 en vez de seguir la vereda se puede seguir el carril de Farranque hacia el sur, con tránsito para vehículos.

Punto de no retorno: Una vez que se ha llegado al punto más alto (km 13) es mejor continuar hasta Carratraca, puesto que el camino es cuesta abajo y hay más posibles puntos de fuga.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias:  El GR 248 Gran Senda del Guadalhorce termina justo donde comienza la etapa, teniendo su origen en Málaga. El GR-249 y el GR7 E4 coinciden parcialmente en este recorrido, si bien en sentido contrario. Para este otro Sendero Homologado es la Etapa 6, Ardales El Chorro, de 15.5 km de longitud. Después de vadear el arroyo del Granado y antes de la fuerte subida al Cerro Don Pedro, en el km 11.7, el carril que se desvía al oeste el GR 7 E4 es el acceso más directo a Ardales, que está a 4 kilómetros.

El PR-A 90 Calvario El Capellán es circular con inicio en el punto de destino de la etapa, y el PR-A 91 Los Jiménez Garzón marca otro sendero más alternativo al nuestro, un lazo con comienzo y final en el pueblo de Ardales.

Duración - 7:00 horas
Longitud - 21660 Km