Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

GR 249. Etapa 14: Villanueva de Tapia - Villanueva de Algaidas

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 14: Villanueva de Tapia - Villanueva de Algaidas

La Sierra del Pedroso y la dehesa de encinas

El ascenso desde Villanueva de Tapia, por la Colada del Entredicho, supera una fuerte pendiente entre olivares añosos por un terreno que ha sufrido episodios repetidos de fuerte erosión, provocando a veces enormes cárcavas a ambos lados del carril. Cuando se llega a los primeros compases de la sierra, siempre a la izquierda, se deja un grupete de casas en ruinas conocidas como Los Curros (km 1.4) y enseguida se llega a la Casilla de la Sierra. Ya en ruinas, esta cortijada está situada en un lugar estratégico con buenas vistas a la Nava y las laderas de umbría de la sierra del Pedroso. Aquí hay un encinar joven con numerosas coscojas formando un matorral muy denso sobre los afilados lapiaces, lo que dificulta el tránsito hacia la cumbre de cazadores y montañeros, sus principales usuarios.

Curiosamente, las encinas que llegan desde la sierra hasta el camino son ejemplares pequeños, pero las metidas entre los olivares al lado derecho del mismo son de gran tamaño, lo que las sitúa como testigos de pasados esplendores. No obstante lo antropizado del entorno, se observa un cierto equilibrio interesado cuando se deja que la arboleda natural ocupe fondos de barranco, linderos, taludes, roquedos y pendientes para afianzar la tierra.

La esquina norte de la sierra, un punto emblemático, está ocupada por el Cortijo de las Morenas, en el comienzo del barranco del Infierno (km 2.7). A la derecha del camino el curso fluvial ofrece un aspecto agreste, con densa vegetación dirigiéndose hacia el norte, uniéndose al del Bebedero antes de entrar juntos al pueblo de destino. La cortijada es todo un ejemplo de construcción tradicional, con el patio interior y el empedrado delantero, para poder limpiarse el abundante barro de los campos. Todavía hay un exiguo huerto con algunos frutales: membrillos, nogales, albaricoques, higueras, perales y caquis

 

Las cortijadas entre olivares

A pocos metros del cortijo se realiza un quiebro de noventa grados hacia el sur. A partir de aquí, con el debido tránsito en la vegetación y ya por el municipio de Villanueva de Algaidas, el olivo se convierte en monocultivo, sólo que ocupando lomas de cierta envergadura. El camino ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales para subir a la zona de sierra o a las propiedades, por lo que está escoltado por numerosas casas y cortijos. Al lado del carril, se suceden, por orden, el Cortijo de los Cascabeles y el de los Isabelicos; más adelante, al lado del Cruce a Villarto se agrupan la Casa Blanca, el Cortijo Aranda, el de Moreno y la Casilla, muy cerca ya de la carretera MA-5100, por la que se anda como un kilómetro y medio hacia el noroeste hasta que se deja en el punto kilométrico 7.2 del GR.

Se toma a la izquierda una pista que se escinde y va por lo alto de una loma con algunas casas de labor entre los cultivos arbóreos. Luego comienza a descender hacia el sur por la zona de Rebollo, deja a la izquierda una era con un aljibe en desuso y se tuerce hacia el sur por la pista asfaltada, que se deja en seguida para bajar al fondo del valle.

 

El arroyo del Bebedero

No cabe duda de que, teniendo en cuenta dónde se encuentra el viajero, la diversidad de paisajes es una de las tónicas de la etapa. Ahora acompaña al sendero una densa vegetación natural de encinar con quejigos que a los lados del cauce deviene en un bosque en galería multiespecífico. El arroyo surge del flanco oeste del Pedroso y realiza una amplia curva para encontrarse con el GR. Es un buen tramo en el que se marcha al lado del cauce. Hay una alberca aprovechando un pequeño nacimiento y después un ingenio hidráulico, el Molino Pozo, frente a otras construcciones también en ruinas. En la ladera opuesta se ve una gruesa cinta de quejigos y encinas que aguantando un fuerte escarpe arcilloso baja oblicua entre los olivos en busca del arroyo. El lecho del río está compactado debido a la alta carga de minerales carbonatados, que propició que en tiempos hubiera una población de cangrejo de río, y se ven los estratos calizos que subyacen a las arcillas.

La zona más cerrada, entre los kilómetros 10 y 11.5 del recorrido, se conoce como Rondán y Malabrigo. Cuando el valle se ensancha aparecen nuevas casas, los Mateos, el Castillo de los Peláez y el Ventorro de lo del Prieto (km 11.8), cada vez más separadas del cauce, hasta que se llega al Albaicín. El GR 7 E 4 se desvía hacia el este poco después de cruzar la carretera MA-5100. Si hasta aquí predominaba el sentido norte, cuando se está en el punto kilométrico 13.4 hay un desvío hacia el oeste por una pista asfaltada que salva un pequeño puerto con los perfiles agrestes del cerro de la Peña enfrente, y es en el kilómetro 14.5 cuando se pasa por encima del Arroyo del Bebedero.

Un nuevo giro a la izquierda y se ven ya perfectamente los dos núcleos de población de Villanueva de Algaidas, abajo en el valle encajonado del recién formado arroyo Burriana, cerca del cual se pone fin a la etapa 13 de la Gran Senda de Málaga.

Rutas
Rutas A pie En bicicleta
Acceso -

1. Inicio de la etapa:

Acceso al Punto de Inicio: Desde la A-92 hay que tomar la A-333 Archidona Alcaudete. Desde Málaga, la A-359 dirección a Granada y desvío por la A-333.

Punto de Inicio: Villanueva de Tapia, en la rotonda cercana a la Avenida Constitución, en la zona sur del pueblo, tras pasar por debajo de la carretera A-333.

Para disfrutar de la senda sin peligros: El tramo que puede preocupar un poco más es el largo trecho desde la Sierra del Pedroso hasta el Arroyo del Bebedero. Hay un verdadero dédalo de carriles, unos asfaltados y otros no, con lo que el consejo es no abandonar el camino señalizado. No hay agua potable en  todo el recorrido.

2. Finalización de la etapa:

Punto de finalización: Se entra a Villanueva de Algaidas por la Calle Almería, finalizando el tramo en el cruce de la travesía de la MA-6416 con la MA-7203 a Cuevas Bajas.

Acceso al punto de finalización: Hay dos enlaces desde la A-92 Sevilla-Granada, la A-7201 desde Archidona y la A-7221 desde Antequera.

3. Alternativas:

Posibles escapes: Desde la carretera que se cruza en el kilómetro 6, antes de descender al Arroyo del Bebedero se puede seguir y llegar a la Estación de tren de Archidona.

Punto de no retorno: Cuando se haya llegado a la carretera MA-5100 no merece la pena desandar lo andado, sino seguir arroyo abajo y llegar hasta el siguiente pueblo por el GR.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: Una importante vía pecuaria, la Colada de los Alamillos, sale del mismo punto que el GR. Era la utilizada por el pueblo vecino al que se dirige la senda para traer sus animales a la Real Feria de Ganado de Villanueva de Tapia, la penúltima ocasión de hacer trata de la temporada.

En Villanueva de Tapia tienen señalizado el camino que han nombrado como El Encinar, circular de 5.5 kilómetros y que hasta el Cortijo de la Morena coincide con el GR. Hay unos cuantos carteles interpretativos jalonando el recorrido que corresponden a esta infraestructura.

La Colada del Entredicho es el camino que sale de Villanueva de Tapia. El nombre proviene del azaroso proceso de asignación territorial del pueblo, que como se ha dicho está a caballo entre las provincias de Málaga, Granada y Córdoba.

Los alrededores de la Sierra del Pedroso son, como es obvio, los menos apropiados para trazar caminos, de modo que no hay ninguno homologado salvo el GR-7 E-4El trazado de este coincide prácticamente con la Gran Senda de Málaga excepto en la bajada al Arroyo del Bebedero (que circunvala por la izquierda) y en la llegada a Villanueva de Algaidas en que selecciona el Camino del Albaicín desde esa barriada.

El GR-249 utiliza para llegar al destino de la etapa la Cañada de los Puertos, que hacia el norte pasa por las casas del Albaicín, y tuerce hacia el oeste por el Camino de las Peñas.

Duración - 4:15 horas
Longitud - 16700 Km