Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

GR 249. Etapa 12: Villanueva del Rosario - Archidona

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 12: Villanueva del Rosario - Archidona

El río Guadalhorce

El sendero comienza bajando de Villanueva del Rosario por el Camino de las Huertas o de las Puentes, pegado al arroyo de la Canaleja, con origen en la zona del Nacimiento en la sierra (Etapa 11) y va encauzado mientras se callejea por el sudeste del pueblo. Al dejar atrás el caserío se convierte en una pista de tierra que pronto transita entre huertos y cultivos de secano y llega a la junta con el arroyo del Cerezo, donde hay un paso elevado de un carril a la otra orilla, que no se toma. El bosque galería se compone aquí sobre todo de chopos y olmos y el arroyo realiza suaves curvas siempre hacia el norte. En el segundo cruce de carriles se toma recto, y en cambio un poco antes del kilómetro 2 hay un pequeño puentecito peatonal por el que se pasa al margen izquierdo del arroyo. Se ha habilitado un camino de grava apisonada con algún banco que convierte este paseo en una grata experiencia. De tanto en cuanto se observan algunas arquetas, cuyo destino es la cercana estación depuradora de aguas residuales. De pequeñas dimensiones, el paso por el exterior de las instalaciones sigue los pasos de las aguas fecales en su proceso de limpieza. Hay un plano que refleja los distintos lugares donde se produce el tratamiento físico químico.

El bosque de ribera es cada vez más ancho y diverso cuando se llega al final del paseo. Hay que cruzar al otro lado justo en el lugar en el que el arroyo desemboca en el Guadalhorce (km 2.9), que es el que se vadea con el puente. Ahora se conecta con la carretera MA-224 pero no hay que tocar mucho asfalto porque se ha provisto de un arcén de grava compactada. Hay que avanzar un kilómetro y medio por este vial cruzando una vez al otro lado.

 

La dehesa de encinas

Después de pasar por debajo de la A-92M se realiza un brusco giro hacia el norte en la zona que se conoce como la Dehesa del Raso y se pasa al lado del cortijo del Ventorro, situado en un cruce de caminos histórico. Al poco hay que trasponer al otro lado de la autovía pero en unos metros, un nuevo paso subterráneo coloca al senderista frente a una zona arbolada que contrasta fuertemente con el paisaje anterior.

Con el inspirador nombre de Siegaliebres se conocen los cerros cubiertos de encinas a partir de la Atalaya (km 6.4). Hay matorral bajo de aulaga, tomillo, jaguarzo negro y bolina con retamas y coscojas sobresaliendo, pero también algunos olivares y sembrados con casas intercaladas. El encinar se ha ido relegando a los lugares menos productivos y el camino está delimitado por alambradas y numerosas cancelas. En ascenso y con algún bucle se llega hasta el punto más alto del recorrido hasta ahora, el Cerro de la Cruz. Aquí gira de pronto 90º hacia el nordeste en las proximidades del Cortijo de la Serena o Gómez y del sumidero cárstico, que se deja a la derecha un poco antes.

El terreno se abre bastante, pero siguen acompañando al sendero bosquetes aislados de encinas centenarias y ejemplares sueltos en la labor. Hacia el sur se ven los perfiles ya lejanos del Arco Calizo Central mientras desde posiciones septentrionales cierran el horizonte las lomas del Yesar y del Pinar. Esta última se reconoce por la fila de pinos que descolla en su alargada cumbre, preludio del bosque que hay atrás.

El carril llega hasta unas ruinas (km 10.3) en la zona de Calasana y comienza a realizar suaves subidas y bajadas por olivares, almendrales y secano hasta que llega al Cortijo de La Saucedilla, cuando se llevan algo más de doce kilómetros y medio recorridos.

 

La Hoz del Río Marín

El arroyo que sale hacia el norte es el de La Saucedilla, afluente del de Marín, pero el sendero lo deja a la izquierda mientras sube por una fuerte pendiente en terreno yesífero después de hacer un quiebro en ángulo recto hacia el norte.

Después de coronar la loma, con excelentes vistas del valle, y andar unos metros por la frontera entre el pinar y el tomillar se tuerce a la izquierda para descender los 200 metros de desnivel que hay hasta el río, a la zona conocida como Pilatos. Apenas hay matorral debajo de los pinos debido a su densidad, pero en contraposición han propiciado el crecimiento de bastantes encinas jóvenes. Para volver a tirar hacia el norte primero hay que describir una fuerte curva en el fondo del valle.

Se cruza el río, en el punto kilométrico 14.5, allí donde éste realiza un meandro debido a un alto farallón de yesos y margas socavado en su base. A la izquierda se ven fuertes pendientes casi desarboladas con tomillos y retamas, y a la derecha una frondosa olmeda tunelando un río de aguas limpias aunque con frecuencia turbias por los sedimentos. El valle se va abriendo, la vereda se convierte en carril y comienza a subir dejando la hoz atrás. A escasos metros de Archidona, se ven en los taludes algunas alcaparras y berzas silvestres y entonces se entra a la ciudad de Archidona por su sector sur y la calle Luís Braille, donde se da por terminada la Etapa 12.

Rutas
Ruta A pie
Acceso -
1.Inicio de la etapa:

 Acceso al Punto de Inicio: Desde Málaga, se toma la A-45, salida 114 para incorporación a la A-92M, que es la carretera de referencia en cualquier caso. Se debe tomar la salida 20 y continuar por la A-7203. Hay acceso también desde Villanueva del Trabuco.

Punto de Inicio: Villanueva Del Rosario, en el puente sobre el Arroyo de la Canaleja, en la calle Arroyo. Muy cerca está un lugar bastante conocido, la Fuente Vieja.

Para disfrutar de la senda sin peligros:La mayor parte del recorrido se realiza por cómodas pistas forestales o sendas bien acondicionadas, pero hay algunos puntos en los que extremar las precauciones. Después del paseo ribereño se llega a la carretera MA-224, que se encamina hacia la autovía. Se ha acondicionado un arcén de grava apisonada primero a la izquierda y luego a la derecha que es por donde se debe andar. Puede haber circulación de vehículos por las pistas de tierra, sobre todo en los picos de los laboreos agrícolas.

El descenso más empinado está hacia la Hoz de Marín, por un pinar de repoblación aterrazado. Dada la pendiente y el terreno tan arenoso, habrá que bajar con mucho cuidado.

En la Hoz de Marín hay que cruzar el arroyo del Ciervo, que puede venir muy cargado de agua, a veces tanto como para superar la capacidad del paso inferior o inundar parte del sendero en los sitios en los que éste está muy cerca del agua. La dinámica fluvial en el clima mediterráneo puede llegar a ser imprevisible, sobre todo en otoño, pero en este lugar son muy inusuales las crecidas violentas.

2. Finalización de la etapa:

Acceso al punto de finalización: Autovía A-92 Sevilla Granada con dos salidas. También es posible desde la A-92M (Pedrizas-Salinas) enlazando con la A-7202. Las carreteras A-7202 y A-7203 unen las poblaciones de origen y destino pasando por Villanueva del Trabuco.

Punto de finalización: Archidona, en la confluencia de la calle Luis Braille con la avenida Andalucía.

3. Alternativas:

Posibles escapes: Una vez se haya pasado por debajo de la autovía por segunda vez en el kilómetro 7.5, la opción de salirse del GR es desde el Cortijo de La Saucedilla, tomando el carril hacia el este. Se llega a la carretera que une Villanueva del Trabuco con Archidona, estando este pueblo más cerca, hacia la izquierda.

Punto de no retorno: Hay un punto crítico que es también el más alto de la etapa, donde se ha ubicado el punto de observación del Arco Calizo Central. Después de éste empieza la bajada hacia la Hoz de Marín, bastante pina. O se retrocede desde el mirador natural o ya se continúa desde el arroyo hasta Archidona.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: La natural tendencia de Villanueva del Rosario a trazar caminos tradicionales de forma radial se ha visto condicionada por el abanico de cursos fluviales y el Montecillo, al sudoeste del pueblo. Así, el Camino de las Puentes, que es el que se sigue al principio, al llegar al fondo del valle se desdobla en dos ramales, uno con dirección nordeste hacia el interior de la provincia y otro hacia el este y el sur, con final en Málaga o Antequera que es el que se sigue. Hay un verdadero nudo de comunicaciones antiguas en el cortijo del Ventorro, cuando se cruza por debajo de la autovía la primera vez, uno de los cuales, el de La Saucedilla, se ha elegido para continuar.

Dado lo llano del terreno hay también una verdadera maraña de vías pecuarias de distinta índole, pero realmente a partir de la mitad del recorrido se utilizan caminos muy secundarios. Algunos de ellos llevaban a cortijos tan emblemáticos como el de la Saucedilla y han devenido en carriles. Por supuesto, en el interior de la Hoz de Marín no había ningún vial tradicional de importancia salvo los que bajaban a los molinos y las huertas desde Archidona.

Cerca del principio del recorrido está el PR-A 339 101 caños Villanueva del Trabuco y, sobre todo, cruza desde el nordeste al sudoeste el GR 7 E4 uniendo las dos Villanueva mediante la Variante Norte en sus tres primeras etapas.
 

En la Hoz de Marín, dada la singularidad del enclave, se coincide con el PR-A-157 Hoz del Arroyo Marín que es un casi circular. Hay posibilidades de realizar una ruta circular desde Archidona utilizando este sendero homologado, pero rodeando el enclave y con un tramo importante de carretera. La cantidad de troncos caídos y los trozos de sendero inhabilitado solo permiten ir un kilómetro río abajo de donde el GR contacta con el cauce. Hace tiempo se contaba con la posibilidad de bajar todo el barranco siguiendo el PR A-125 Archidona noreste y Hoz de Marín, pero ahora sólo se puede llegar hasta el punto en el que las riadas de 2012 desbarataron el camino. Este sendero, muy conocido y recordado, está ya descatalogado.

 

Duración - 4:15 horas
Longitud - 17200 Km