Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Tolox - Istán

Diputación de Málaga

Tolox - Istán

A travês de este largo recorrido se puede atravesar desde el centro hasta el sur la Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves, pasando por lugares de alta importancia ecológica, como el bosque de Bornoque, un extenso alcornocal que a veces se mezcla con el pinsapo y en el que viven especies de fauna tan emblemática como el escurridizo corzo.

El recorrido se hace por carreteras asfaltadas, lo que facilita que la realicemos en cualquier tipo de vehîculos. Desde Istán solo se puede tener acceso a los demás pueblos de la Sierra de las Nieves, a travês de pistas forestales.

Como punto de partida hemos de situarnos en el Balneario de Agua Amargosa de Tolox, un balneario especialmente indicado para afecciones de pulmón y vîas respiratorias. En este punto podemos disfrutar de las vistas de los alrededores, un paraje salpicado de pozas de agua y la exuberante vegetación propia de la Sierra de las Nieves.

Desde el Balneario comenzaremos nuestra ruta subiendo por un camino asfaltado que parte del mismo Balneario y que nos conduce primeramente al hotel "Cerro de Hijar". Todo el camino está formado por rocas peridotîticas sobre las que se asientan el pino resinero y algunos castaños.

El edificio del hotel nos lo encontramos tras salir de unas de las curvas del trayecto: allî podemos ver tambiên el monumento que se erigió a la figura del insigne botánico Simón de Rojas Clemente que fue quien inició los estudios sobre el pinsapo y la fauna autóctona de la zona. Tras recorrer unos 10 kilómetros nos encontramos con un lugar de especial belleza, el Puerto de las Golondrinas, una encrucijada de caminos que se reparten por toda la sierra y desde el que podemos deleitarnos con unas vistas increîbles.

De entre todos los caminos que nos encontramos en el Puerto de las Golondrinas debemos tomar el que nos encontramos enfrente, yendo siempre recto y sin hacer caso de los carriles que nos van apareciendo a derecha e izquierda. Este dêdalo de carriles no nos debe infundir miedo a equivocarnos dado que existe en la zona una correcta señalización de cada uno de ellos.

Seguiremos el camino que nos indica la Villa de Istán. A partir de allî. Sin abandonar el terreno de peridotitas, se abre a nuestra derecha un espectacular paisaje, la Cuenca del Rîo Verde. En toda ella predominan los matorrales, debido a que un impresionante incendio arrasara la zona en el año 1991, en la que destruyó la mayorîa de la importantîsima masa arbórea (especialmente pinares) que cubrîa gran parte de la cuenca. Tras un tramo de descenso de unos 5 Km., llegamos a Puerto Verde, un lugar que hace honor a su nombre y donde podemos ver un monolito que sirve de vêrtice entre los têrminos de Tolox, Monda e Istán.

Este lugar es uno de los más sorprendentes de la Sierra de las Nieves: los bosques de Bornoques y Moratán, paisajes magnîficos donde los añejos pinsapales despuntan sus copas por encima de los alcornocales.

Siguiendo la bajada nos introducimos cada vez más en la vasta dehesa de alcornocales, en la que históricamente el ganado, especialmente cabras y cerdos han pastado en la zona, sabiendo aprovechar lo que este lugar producîa. En medio de este bosque nos encontramos lo que se conoce como Casa Parrado, un lugar donde encuentran cobijo, huyendo de los extremos rigores del invierno, los pastores, y en sus corrales, el ganado.

Dejando atrás la casa llegamos al poco tiempo al Puerto Moratán, donde el camino se bifurca en dos senderos: el de la izquierda, que se dirige a Monda, y el de la derecha, que nos conduce a Istán. Una fuerte pendiente nos lleva hacia el Arroyo Albornoque que, una vez que lo cruzamos, se queda a la derecha en gran parte del recorrido. Circulando por la zona del pinar poco a poco van surgiendo pequeñas fincas de olivos, almendros y pequeños huertos, lo que nos indica que estamos en las inmediaciones del pueblo de Istán.

En cualquiera de sus muchas curvas que nos lleva al pueblo, podemos contemplar una bella panorámica del municipio. Poco antes de llegar pasamos por el nacimiento del Rîo Molinos, cuyo abundante caudal sirve para refrescarse. Unos 500 metros más de recorrido son los que faltan para llegar al pueblo y concluir esta bonita ruta.

Rutas
Rutas En bicicleta En vehículo A caballo
Dificultad - Baja
Duración - 5 horas
Longitud - 27000 Km