Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus). Gran Senda de Málaga

Diputación de Málaga

Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus). Gran Senda de Málaga

IDENTIFICACIÓN  

Lagartija de tamaño medio (aprox. 20 cm de longitud total cabeza-cola). Cabeza y cuerpo robustos y cola larga (casi dos tercios de la longitud total). Hocico corto y romo. Las placas supraoccipitales están muy marcadas y le dan el aspecto de tener cejas en la cabeza. El cuerpo está cubierto por escamas con forma de pequeños granos, lisas y muy finas. Solamente en la cola las escamas son carenadas o aquilladas (con una línea media longitudinal que sobresale, como la quilla de un barco). Las patas son fuertes, sobre todo las posteriores, que presentan uñas muy largas. Piel con un tono de fondo ocre claro o grisáceo, sobre el que se disponen líneas longitudinales que contrastan mucho, de color más claro. Además, destacan manchas irregulares oscuras y ocelos amarillos en las patas. El vientre es blanquecino. La cola es llamativamente rojiza, sobre todo en la zona ventral y los laterales. Los juveniles presentan bandas longitudinales alternas muy evidentes, blanco, ocres y pardo oscuro, casi negro. En los adultos los ocelos amarillos (en los machos) y el tono rojo de la cola (en las hembras) se intensifica durante el periodo de celo. Los juveniles también se caracterizan por la cola roja.

 

DÓNDE VIVE (HÁBITAT) 

Especie termófila y con unas preferencias de hábitat muy concretas. Utiliza zonas de suelos sueltos (arenales costeros o dolomíticos) y despejados, sin despreciar cierta cobertura de matorral de bajo porte. Evita los terrenos agrícolas, pero está presente en zonas de sierra a gran altitud.

 

CÓMO VIVE

Animal diurno, activo durante los meses cálidos del año. En las zonas costeras puede estar activo casi todo el año, con periodos breves de reposo durante las jornadas más frías. En las zonas de interior hiberna durante el otoño y el invierno en diminutas huras o galerías que ellas mismas excavan. Estas huras les sirven también para controlar su temperatura corporal, ya que no son muy profundas y suelen estar orientadas al sur. Su dieta se compone de insectos (hormigas, chinches, escarabajos). Captura y consume también caracoles y materia vegetal (pétalos de flores). Es muy ágil y veloz y se mueven de una forma característica: con la cabeza y la cola levantadas del suelo. Tiene capacidad de desprenderse y regenerar la cola, lo cual lo utiliza como medio de defensa. Al ser tan llamativa, atrae la atención de los depredadores y le permite al animal pasar desapercibido una vez escindida del cuerpo. 

 
CÓMO SE REPRODUCE

El celo tiene lugar en primavera y los apareamientos entre mayo y junio. La hembra pone de 2 a 5 huevos entre junio y agosto. La eclosión ocurre dos meses más tarde. Las pequeñas lagartijas alcanzan su madurez sexual durante su segunda primavera.

 
DÓNDE SE VE EN MÁLAGA Y ETAPAS DE LA GSM

Especie frecuente y abundante en Málaga donde ocupa arenales costeros y dunas (sobre todo en la zona occidental) y sierras tanto de peridotita como de litología caliza en las que se generan caquiritas o arenales dolomíticos (Sierra Blanca, Sierra de Mijas, Sierra Tejeda Sierra Bermeja o Alpujata). En la Gran Senda puede encontrarse en las etapas 2, 5 a 9, 21 y 29 a 34.

 
GRADO PROTECCIÓN - AMENAZA (CATÁLOGO)

Está incluida en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Se ha constatado la desaparición de poblaciones costeras como consecuencia de la urbanización del litoral y la construcción de paseos marítimos. En el interior el proceso creciente de matorralización y aumento de la masa forestal ha reducido su hábitat potencial.  

 

CURIOSIDADES  

Las lagartijas de espinas en los dedos (akantha, espina; dactylus, dedo) y la cola roja (erythros, roja; oura, cola) muestran un diseño especial de los dedos de sus patas traseras. Sus patas son todas largas, con dedos y uñas también largos. Pero en los dedos de las patas traseras tienen unas escamas especiales, aserradas y especialmente largos. Esta adaptación funciona como unas “raquetas de nieve” que les facilita moverse rápido y sin problemas por terrenos muy sueltos. Por eso son los habitantes más especializados de las dunas y los arenales.

 
ESPECIES SIMILARES (SE PUEDE CONFUNDIR CON…) 

Se puede confundir sobre todo con la lagartija colilarga, debido a su tamaño similar y a que pueden compartir hábitat. El diseño rojo de la cola delatará a las hembras y juveniles de lagartija colirroja, que además son muy veloces (casi vuelan sobre la arena). En el caso de los machos es más difícil: hay que recurrir a comprobar la presencia de cejas (escamas supraoculares) y de largas uñas en las patas traseras en la lagartija colirroja. Tiene también las escamas más chicas y finas. No comparte hábitat con las lagartijas andaluza y cenicienta, por lo que no se puede confundir.