Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Rata parda (Rattus norvegicus)

Diputación de Málaga

Rata parda (Rattus norvegicus)

Identificación

Roedor (animal con un par de dientes incisivos en crecimiento continuo) de tamaño medio (longitud cabeza-cuerpo 17 a 27 cm), más grande que la rata negra. Pelaje gris oscuro, algo más pálido en el vientre. Cabeza grande, con el hocico romo y las orejas chicas (más chicas que en rata negra). Cola larga (15 a 23 cm), sin superar la longitud del cuerpo, y cubierta de escamas. No hay diferencias entre sexos.

Dónde vive

Especie exótica, originaria de China y el este de Asia, que se ha expandido y ha colonizado prácticamente todo el planeta a partir de los siglos XVI y XVII. Compite con éxito con la rata autóctona o negra (Rattus rattus) excluyéndola de muchos lugares. Su hábitat típico son los pueblos, ciudades y medios humanizados en general. Suele ocupar las zonas bajas de la ciudad y a nivel del suelo (sótanos, cloacas, desagües, corrales, zonas con maleza…) ya que no puede trepar. La otra rata ocupa desvanes, tejados y nichos a mayor altura, ya que sí sabe trepar muy bien. Requiere la presencia de agua, ya que ingiere hasta 38 ml diarios. Por eso está ligada también a zonas con humedad (alcantarillas, bordes de riberas con vegetación densa). 

Cómo vive

Animal omnívoro. Prácticamente come de todo, pero se centra en aprovechar basuras y desperdicios. Es una especie muy oportunista y comensal del hombre. Excava galerías con diferentes habitáculos en terraplenes y zonas con cierta pendiente que dispongan de cobertura vegetal. Las galerías pueden tener túneles de gran longitud. Es gregaria, muy territorial e incluso agresiva con individuos que no sean de su colonia, con una estructura social muy organizada y jerarquizada. La colonia está dominada por un macho adulto y dos hembras subordinadas. Los integrantes de la colonia son muy disciplinados y sumisos al macho dominante, aunque suele haber luchas internas de poder por el control de la colonia. Recelan de alimentos no habituales. En esos casos el macho dominante envía a un catador a probar el alimento. Si muere, la colonia recelará siempre de ese tipo de alimento. Esta estrategia les ayuda a superar con éxito las campañas de desratización con venenos. Animales nocturnos y crepusculares, pero que también se pueden ver durante el día. Saben nadar muy bien. 

Cómo se reproduce

Las ratas se reproducen todo el año. Son sexualmente activas desde los dos meses de edad, pudiendo cada hembra tener entre 5 y 8 camadas al año. En cada camada nacen de 2 a 16 crías. La colonia cría prácticamente cada seis semanas. Las crías nacen en el interior de habitáculos, nidos, existentes en el fondo de las galerías, desnudas, ciegas y sin sentido auditivo. Se desarrollan en menos de tres semanas. La vida media de una rata es de menos de un año, con una mortalidad de la población muy alta (90-95%). Se considera que la colonia se renueva todos los años.

Dónde se ve en Málaga

Especie presente en toda la provincia, siendo más rara en zonas alta montaña (más de 1.000 msnm). Es una especie muy abundante y frecuente. En la Gran Senda se puede observar en todas las etapas.

Curiosidades

La rata parda, gris o de alcantarilla se llama también rata noruega. A este apellido hace referencia su nombre específico en latín, que por cierto coincide con el de las cigalas (Nephrops norvegicus). Se trata de un nombre erróneo que fue otorgado por John Berkenhout en 1769. Este físico y naturalista inglés nombró a la rata noruega en la creencia de que habían llegado a Inglaterra embarcadas en naves procedentes de Noruega, que habían cruzado el Canal de la Mancha cargadas de madera. El nombre latino ha permanecido, pero hoy se sabe que en realidad debería llamarse rata china por su verdadera procedencia. La cigala sí fue descrita a partir de ejemplares capturados en el mar de Noruega. Linneo le dio su apellido latino correctamente.

Especies similares

Se puede confundir con la rata negra o campestre. Esta rata es más pequeña, de cuerpo menos macizo y estilizado, cola más larga, orejas de menor tamaño y hocico más puntiagudo. La rata negra, además, ocupa hábitats más rurales que la rata parda. En la ciudad sólo está presente en zonas elevadas, ya que sabe trepar muy bien y a nivel del suelo la rata parda la excluye de forma muy agresiva.

Fauna > Mamíferos
Medios
Terrestre