Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Conejo (Oryctolagus cuniculus)

Diputación de Málaga

Conejo (Oryctolagus cuniculus)

Identificación

Lagomorfo (animal con forma de liebre y dos pares de dientes incisivos de crecimiento continuo) de tamaño pequeño (longitud cabeza-cuerpo 40 a 45 cm; altura a la cruz 15 a 20 cm), más pequeño que las liebres. Pelaje pardo grisáceo, vientre y garganta más claros. Cola corta, negra por la parte superior y blanca por la inferior. Orejas grandes (7,5 a 9 cm, más cortas que las liebres) y sin mancha terminal negra. Patas traseras más grandes que las delanteras, desarrolladas para la carrera. Destaca un cerco pálido alrededor de los ojos. No hay dimorfismo sexual aparente.

Dónde vive

Prefiere mosaicos de matorral y pastizal en los que la cobertura herbácea no sea muy alta y pueda alternar zonas de refugio con zonas de alimentación. Presente en dehesas, cultivos herbáceos y arbóreos, humedales, zonas dunares, bordes de zonas forestales e incluso en zonas arboladas y con arbustos o matorral de gran porte si el suelo es blando o arenoso. Es un animal que se ha expandido casi por cualquier tipo de hábitat, desde el nivel del mar a la alta montaña, con gran éxito. Incluso cuando los suelos no son blandos (algo que necesita para excavar madrigueras) utiliza los pedregales para refugiarse, como es el caso en las sierras de peridotita malagueñas. Abundante en ecotonos y zonas de borde, como los márgenes de las vías de comunicación.

Cómo vive

Animal herbívoro que se alimenta de flores, brotes, hierbas, semillas, tallos e incluso cortezas si la vegetación herbácea escasea. Suele cambiar su dieta estacionalmente en función de la disponibilidad de alimento. Pasta desde un punto central cercano a su zona de refugio, de manera que su influencia sobre la vegetación va siendo menor conforme aumenta la distancia a ese punto. No son rumiantes, de manera que para maximizar la obtención de nutrientes del alimento vegetal hacen la digestión de lo que ingieren dos veces, comiéndose sus excrementos (cecotrofia). Es crepuscular y nocturno, con una estructura social compleja y muy jerarquizada que se organiza en torno a la madriguera. Construyen refugios subterráneos para reproducirse y refugiarse, en los que llegan a vivir hasta 20 individuos con vínculos familiares muy territoriales: un macho dominante, varias hembras adultas con las que se reproduce, machos subordinados y ejemplares jóvenes. Territorios de 0,8 a 1,2 ha.

Cómo se reproduce

Los conejos se reproducen sobre todo en otoño y primavera. El inicio del periodo reproductor y de la actividad sexual está regulado por la humedad ambiental, las precipitaciones y la temperatura, que condicionan el factor clave: la disponibilidad de alimento. El periodo de celo abarca casi todo el año, solapándose con la máxima abundancia de alimento. Esto quiere decir que en años malos (de sequía) los conejos se reproducen menos y en años buenos, pueden hacerlo casi todos los meses. Suelen tener de 2 a 4 partos al año y en cada camada nacen de 4 a 5 crías (gazapos), que alcanzan la madurez sexual a los 4 o 7 meses de edad, lo que da una idea de su potencial reproductivo. Construyen madrigueras subterráneas en suelos blandos y bien drenados (que no se inunden). Dentro de las madrigueras hay túneles con varias bocas que conducen a cámaras de partos o vivares, ocupadas por las hembras dominantes. Las hembras subordinadas ocupan galerías más pequeñas llamadas "gazaperas".

Dónde se ve en Málaga

Especie presente en toda la provincia, siendo más abundante y fácil de observar en zonas como el entorno de la Laguna de Fuente de Piedra, las Dunas de Artola o los mosaicos de cultivo y matorral de las vegas de Antequera y el río Genil (comarca nororiental de Málaga), entre otras. Se puede observar prácticamente en toda la Gran Senda, más fácilmente en las etapas 14 a 18.

Curiosidades

Los conejos se consideran especies clave del bosque mediterráneo. Son la presa básica de la mayoría de depredadores y especies amenazadas presentes en estos hábitats. Si el conejo, a pesar de su capacidad de proliferar, se ve afectado por factores externos, todo el ecosistema puede entrar en colapso. Precisamente esa es una de las razones del declive de especies como el lince o el águila imperial, entre otras. Desde hace años los conejos se ven afectados por dos enfermedades introducidas que merman sus poblaciones: la mixomatosis en verano y la neumonía hemorrágica en invierno. Por si fuera poco, recientemente ha aparecido una tercera enfermedad mixta que compromete más aún las poblaciones de conejos.

Especies similares

Puede confundirse con la liebre. Los conejos son más pequeños que las liebres, carecen del pelaje blanco ventral de éstas y sus orejas son más cortas y sin manchas terminales negras. La cola es también diferente, no se marca el negro como en las liebres.

 

Más información

Personal de mantenimiento en el monte

¿Sabe usted a lo que se dedican los ingenieros? Son creadores que usan sus habilidades para desarrollar, diseñar o construir cosas. El monte mediterráneo necesita personal de mantenimiento y ese papel lo desempeñan los conejos. Dispersan semillas, construyen huras, remueven y fertilizan la tierra y, sobre todo, dan de comer a muchas especies. La forma y estructura del bosque mediterráneo no sería la misma sin los conejos.

Viviendo al límite

La vida del conejo implica siempre estar en riesgo. Es lo que tiene ser tan apetecible y constituir la presa más consumida por los depredadores del bosque mediterráneo. Durante el día las rapaces y durante la noche los carnívoros. Siempre hay alguien pendiente de los conejos. Para sobrevivir los conejos han adoptado dos estrategias: reproducirse mucho y un estilo de vida prudente.

No te alejes mucho de casa

Los conejos viven en zonas de suelos blandos, con cobertura media de pasto y matorral. Es decir, lugares con refugio y zonas donde comer cerca de casa. Las madrigueras suelen estar en el límite entre ambos medios. Las zonas de pasto, más abiertas, son peligrosas durante el día porque pueden ser vistos desde el cielo por las rapaces, por lo que no se pueden alejar mucho del matorral. La cobertura no es segura de noche, ya que allí es donde acechan los carnívoros. La solución es comer al amanecer y al anochecer y ser prudentes, no alejarse nunca mucho de las madrigueras.

Una extraordinaria fecundidad

Los conejos suelen tener de 2 a 4 camadas al año y 3 a 9 crías por camada. Los periodos de celo dependen de la disponibilidad de alimento. Si hay más comida, más se reproducen. Teóricamente una pareja de conejos puede producir casi 1.800 crías durante sus 3 ó 4 años de vida media. Con estos datos le resultará evidente el motivo de porqué el conejo es una presa clave en los ecosistemas mediterráneos, ¿verdad?. La supervivencia de muchas especies amenazadas depende del conejo. Y sin embargo, actualmente en muchas zonas el conejo es muy escaso debido a dos enfermedades que le afectan tremendamente en primavera
y otoño. Por este motivo el conejo es una especie de gran interés en la conservación.

Etapas de la Gran Senda de Málaga en las que se pueden ver

Visible en las etapas 4, 5, 6, 7, 8, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34 y 35.