Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Zamburiña y Volandeira (Mimachlamys varia y Aequipecten opercularis)

Diputación de Málaga

Zamburiña y Volandeira (Mimachlamys varia y Aequipecten opercularis)

IDENTIFICACIÓN

Hemos agrupado estas dos especies, de la familia Pectinidae (la misma que las peregrinas), debido a su similitud y a que se pueden confundir entre si y las peregrinas.  Presentan las dos conchas abombadas y atravesadas por costillas prominentes que irradian desde un extremo de la concha. Como las peregrinas, presentan unas orejitas en el extremo de la concha, pero a diferencia de la peregrina, las orejas no son simétricas y, en el caso de la zamburiña una de ellas casi ha desaparecido.

 

DÓNDE VIVE

Ambas especies se pueden encontrar tanto en el Atlántico como en el Mediterráneo y tienen la misma apetencia de hábitat, fondos arenosos y fangosos que van desde casi la misma orilla hasta los 100 metros de profundidad.

 

CÓMO VIVE

Suelen formar densos agregados de individuos enterrados muy cerca uno de otros. Se alimentan filtrando agua mediante sus sifones.

 
DÓNDE SE VE EN MÁLAGA

Se trata de dos especies que son relativamente frecuentes en los concheros que se forman en la playa después de un temporal. No será fácil verlas vivas, pues su alto valor comercial hace que las poblaciones más cercanas a la costa sean capturadas por los barcos marisqueros.

 

CURIOSIDADES

Son dos especies muy apreciadas en la cocina. Sin embargo la zamburiña es más escasa, lo que hace que alcance un valor más alto en el mercado. Ambas especies se caracterizan por su delicioso sabor. Además, su contenido en colesterol es muy bajo, mientras que son fuente de vitaminas A y B, así como de hierro, fósforo, yodo y sodio.

 

ESPECIES SIMILARES

Si no queremos que nos den “volandeira por zamburiña” debemos saber que la zamburiña es menos redonda y sus estrías más finas, además de tener una sola oreja en la concha. La concha de la volandeira es anaranjada, mientras que la zamburiña es violácea. Finalmente, una vez abierta, veremos que la carne de la zamburiña es blanca, y la de la volandeira de un rojo intenso.