Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Tomate de mar (Actinia equina)

Diputación de Málaga

Tomate de mar (Actinia equina)

IDENTIFICACIÓN

Animales de cuerpo blando y cilíndrico, característicos por su coloración roja y estar finalizados en círculos de tentáculos urticantes alrededor de su boca. Presentan un pie que les permite fijarse al sustrato y desplazarse por el mismo. Tienen la capacidad de retraer los tentáculos, quedando cerrada con una forma redondeada lo que, sumado al color, contribuye a su nombre común.

 

DÓNDE VIVE

Los tomates de mar son animales solitarios que no se agrupan en colonias. Colonizan rocas y grietas costeras, en muchas ocasiones en la franja intermareal. Se encuentran desde los 0 hasta los 20 metros de profundidad.

 

CÓMO VIVE

Es, principalmente un cazador nocturno, que se alimenta de peces pequeños, crustáceos y moluscos que captura con la ayuda de sus tentáculos urticantes. Como todas las anémonas, presentan reproducción tanto sexual como asexual, siendo algunos individuos hermafroditas.

 

DÓNDE SE VE EN MÁLAGA

Al igual que a su pariente la anémona común, podemos ver tomates con facilidad en las zonas rocosas del litoral de Málaga, aunque normalmente, en horas diurnas, los encontraremos con los tentáculos retraídos, semejante a un tomate pegado a la roca. 

 

CURIOSIDADES

La capacidad de retraer los tentáculos y cerrarse con agua de mar en su interior les permite sobrevivir periodos de tiempo fuera del agua. Debemos recordar que, como todas las anémonas, pican. Puede ser que al tocarlas con la yema de los dedos, donde la piel es más gruesa, no se noten sus efectos, pero en otras partes del cuerpo su contacto será doloroso.

 

ESPECIES SIMILARES

Su característico color rojo y la forma que adoptan al retraer los tentáculos hace que sea una especie fácil de identificar, un “tomate de mar”.

Fauna > Anémonas, corales y medusas
Medios
Marino