Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Palmito (Chamaerops humilis)

Diputación de Málaga

Palmito (Chamaerops humilis)

IDENTIFICACIÓN

Se trata de un tipo de palmera arbustiva de entre 1 a 4 m de altura, ramificada desde la base o a veces con tronco único. Las hojas, de unos 50 a 80 cm de diámetro, son palmeadas y divididas en numerosos folíolos (pequeñas hojas), grisáceos o verde azulados, duros y terminados en ápices divididos en dos. Los peciolos de las hojas, están recorridos en toda su longitud por espinas rectas de unos 2 o 3 cm de largo, de color amarillo. Es una especie dioica (ejemplares masculinos y femeninos separados). Las flores aparecen en grupos (inflorescencias), de entre 15 a 20 cm de largo, nacen al final de los troncos, entre las hojas. Produce pequeños frutos carnosos, redondos, de color verde inmaduros tornándose rojizos a negruzcos al madurar.

 

DÓNDE VIVE

El hábitat típico de esta especie es en zonas secas o áridas muy soleadas. Es indiferente al tipo de suelo pudiendo crecer en zonas muy rocosas o arenosas. También resiste los ambientes cercanos al mar con vientos salinos, pudiendo colonizar desde dunas y playas de arena, hasta zonas de acantilados y pedregales costeros. Sus formaciones se denominan palmitares y habita desde el nivel del mar hasta los 500 m de altitud.

 

CÓMO VIVE

Dadas las condiciones, a veces extremas, en las que vive esta planta, está muy adaptada a soportar largos periodos de sequía y fuertes vientos, por lo que es una planta muy flexible y con un sistema de raíces muy desarrollado. Dada la forma palmeada de sus hojas, son capaces de condensar la humedad ambiental y convertirla en agua disponible para ser absorbida. Su principal forma de reproducirse es vegetativa, a través de sus rizomas que adquieren un gran desarrollo subterráneo.

 

DÓNDE SE VE EN MÁLAGA

Se trata de una planta de amplia distribución mediterránea, y en la provincia de Málaga, se suele encontrar tanto en las playas de dunas y arenales de la costa occidental, como en las zonas de acantilados y pedregales de la parte oriental.

 

CURIOSIDADES

Las hojas son muy fibrosas y de ellas se extraen unas hebras denominadas ‘crin vegetal’, que se usan en la confección de cestas, cordeles o escobas. Las yemas de las hojas, la médula de sus tallos y la hoja modificada (espata) de la inflorescencia, cuando son tiernas, se pueden comer frescas o en conserva. Esto ha provocado, sobre todo en tiempos de escasez, la pérdida de muchos ejemplares, ya que su extracción conlleva inevitablemente —excepto en el caso de la espata— la muerte de la planta. Los dátiles maduros, llamados en Málaga ‘Macucas’, también se pueden comer, aunque carecen de valor culinario porque son muy astringentes debido a la abundancia de taninos. Más recientemente se usa como planta ornamental y para recuperar terrenos degradados en sus zonas de origen.

 

ESPECIES SIMILARES

Dado que, junto con la palmera canaria, son las dos únicas especies de palmera autóctona del mediterráneo, no se puede confundir con ninguna otra. En muchos casos, se puede encontrar otro tipo de palmera cerca de urbanizaciones llamada Washingtonia sp., que cuando son pequeñas, se pueden confundir, pero se trata de una palmera ornamental.

Flora > Árboles, arbustos y herbáceas
Medios
Terrestre