Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Charco de la Olla. Río Turón. Ardales

Diputación de Málaga

Charco de la Olla. Río Turón. Ardales

  • Espacio Protegido: No incluido
  • Vertiente: Distrito Hidrográfico Mediterráneo
  • Curso fluvial principal: Río Turón
  • Municipio: Ardales
  • Coordenadas: x: 333112 / y: 4082116 / z: 373 m
  • Localización: Enredada
  • Acceso: Complicado
  • Interés para el baño: Medio

 

Cómo llegar

Desde Ardales buscamos el carril que cruza el puente de la Molina y seguimos las indicaciones del GR-249 y del PR-A 90 (Calvario-El Capellán). Pasado un kilómetro abandonamos el GR-249 y seguimos a la izquierda por el carril, hasta el vado del río Turón, situado en el paraje de las Huertas del Turón. En uno de los ensanches podemos estacionar el vehículo. Ahora caminando, cruzamos por el puente peatonal y tomamos el primer carril a la izquierda. Cuando muere en una cancela, seguimos el sendero junto al río. Después de 15 minutos de caminata, a tramos por la traza de una vieja acequia, llegamos al charco de la Olla, situado bajo un erguido tajo.

 

Datos de interés

Se trata de la única zona de baño que aún es frecuentada por los naturales de Ardales. El enclave es ciertamente peculiar y bello, entre otras cosas porque en la roca aún se ve la huella de la acequia, cuya conducción en este tramo debió ser de troncos de madera anclados en uno pequeños hoyos circulares que aún se pueden apreciar. En sus tiempos proveía de agua a tres molinos, entre ellos al de Enmedio y la Molineta. Si elevamos la vista al oeste vislumbraremos los restos del castillo de Turón, de gran importancia durante la rebelión de Omar Ben Hafsún (S.IX) y en el último periodo de dominio nazarí (S.XIV).

 

A tener en cuenta

La charca tiene una dimensión media que permite nadar. Las riberas están rodeadas de taludes pedregosos que dificultan el acceso, aunque una vez ganados, permiten apostarse con cierta comodidad. Cubre en las zonas centrales. Existen algunas piedras desde donde saltar; pero como siempre, recomendamos no hacerlo, más en estas aguas que no son del todo transparentes.

Ríos y arroyos