Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

GR 249. Etapa 04: Torrox - Nerja

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 04: Torrox - Nerja

El Río Torrox

La Gran Senda de Málaga comienza en la Calle Almedina, en el extremo meridional de Torrox, y se dirige hacia el sur en dirección a la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y la sede de los Servicios Sociales de Diputación que ocupan un antiguo Convento de Franciscanos Mínimos. Antes de llegar a la placita de la zona de culto cristiano se desmarca hacia la izquierda una vereda que baja muy pendiente y que hasta el punto kilométrico 0.3 coincide con el final de la etapa anterior.

El sendero traza sucesivas curvas por los esquistos para suavizar el fuerte descenso (60 metros de altura en 300 m de desarrollo) entre adelfas, labiérnagos, chumberas y cardos cabreros (Carthamusarborescens). Se dejan a la derecha unas terrazas de aguacates y se llega al Puente de Nuestra Señora de las Nieves o Puente de las Ánimas. De origen medieval, solo se conserva el basamento sobre la roca, ya que después parece que fue reformado utilizando piedra pizarrosa y abundante argamasa. Tiene dos ojos con el eje girado y nada más cruzar el río el conocido como Camino de Zamora se estrecha mucho, con dirección a Nerja. El nombre más popular del puente se debe a una famosa leyenda torroxeña sobre las almas de guerreros cristianos que perecieron en una batalla aquí mismo y que en la noche de difuntos cruzan por él con sus cadenas en dirección al convento.

El largo recorrido del Río Torrox comienza muy arriba en las montañas axárquicas, pero cuando llega a contactar con la cuarta etapa el caudal está muy mermado, sobre todo en verano. El encajonamiento en los esquistos que rodean el pueblo y la proliferación de densos cañaverales dificulta la diversidad botánica, en la que cabe destacar algunos saos.

El también conocido como Camino Viejo de Torrox a Nerja utiliza el horcajo formado por el anterior y el Arroyo del Puerto para cruzar los dos cauces consecutivamente, el segundo simplemente vadeándolo. En el cortado de enfrente destacan algunos ejemplares de almez y efedra.

Entonces el camino emprende una subida que va virando progresivamente hacia el sur por una zona rica en vetas de cuarzo para pasar por debajo del colosal viaducto de la Autovía del Mediterráneo. Esta carretera de doble sentido se deja a la izquierda ahora y, mediante una vía de servicio que pasa por nuevos huertos de subtropicales que sirven para que el camino vaya girando al este, se asciende hasta un punto desde el que Torrox tiene sus mejores vistas, asomado el blanco caserío al barranco y rodeado de frutales abancalados.

 

El Arroyo del Puerto

A esta garganta, muy modificada por las obras de la autovía, se accede después de subir al altozano mencionado, donde aparecen sorpresivamente unas pocas encinas (km 1.7), algún algarrobo y un enorme aladierno (Rhamnusalaternus) acompañados por bolinas y lavandas. Con buenas vistas hacia los Túneles de Torrox la pista forestal desciende, después de dejar dos carriles a la derecha, hasta un paso subterráneo para el agua. La fuerte pendiente del talud que se tiene a la derecha está siendo colonizada por un matorral muy denso de retamas, jérguenes, aulagas, jaras, arrayanes, bolinas y bosquecillos de encinas enriscadas. Se trata de una zona muy querenciosa para los pájaros, especialmente zorzales. Se ven restos de muros de piedra seca cerca de un venero que cobija algunas adelfas y juncos y el camino comienza una larga y pina pendiente.

En el kilómetro 2.7, en lo alto del talud derecho del carril, hay que prestar atención a un gran ejemplar de mirto, lo que junto a las jaras anteriores evidencia la potencialidad de este terreno para el alcornocal. La pista terriza es la que se utilizó durante la construcción de la autovía para sacar los camiones de áridos de la cantera que hay casi arriba. La restauración ambiental de la misma se constata por los drenajes, los parapetos de contención y los protectores de los árboles plantados. Y se llega al Puerto (km 3.1), un privilegiado mirador que deja a la derecha y al sur el cerro del mismo nombre, de 350 metros de altura. Viene al encuentro del sendero en este sitio una línea eléctrica cuyas altas torretas se sitúan aquí.

 

Por el Cerro Pastora

El matorral que rodea ahora a la senda está dominado por la retama, la bolina y otros arbustos resistentes a la insolación y la sequía de esta enorme loma de 442 metros de altitud cuyo flanco de solana se está recorriendo. El Barranco del Puerto comienza aquí y toma su nombre, como el anterior, del collado que se acaba de abandonar, muy presente en toda la toponimia local. La hondonada por la que iba el camino, cortado ahora por la autovía, se ha convertido en una productiva y extensa explotación agrícola dedicada a los árboles subtropicales. Puede parecer muy impactante el resultado, como así es, pero avanzando un poco se verán los restos de las antiguas especies arbóreas utilizadas en tiempos no tan lejanos y sustituidas ahora. Probablemente en aquellos tiempos la repercusión sobre el entorno fuera muy similar a la actual.

Al lado del camino, en el kilómetro 4.1 después de pasar un desvío hacia unas colmenas, hay una casa en ruinas en un alto rodeada de albarradas ya abandonadas y algunos olivos. Pero justo al lado del carril aparece un único ejemplar de los que debieran ser los árboles dominantes del paisaje del Cerro Pastora, las encinas. He aquí que en este punto del camino se resume la historia de los usos recientes del territorio y su antigua y olvidada identidad.

Con los aguacates al lado bajo del carril, unas cuantas curvas desde las que se siguen apreciando los olivares con las albarradas de no mucha altura llevan a un nuevo mirador sobre Vélez Málaga (km 5), con el Mediterráneo al sur y Sierra Almijara al norte. Pero otra vez es difícil fotografiar la escena por la reaparición de la misma línea eléctrica del Puerto cortando la panorámica.

 

La Autovía del Mediterráneo

Cuando comienza el descenso se deja a la izquierda en un recodo del carril acondicionado para aparcar un vehículo un buen ejemplar de almez con dos troncos. Y entonces comienzan a aparecer parcelas de cultivo más pequeñas que la anterior, casas de campo y residencias acompañando al carril, ahora asfaltado, en su vertiginoso descenso.

Antes de llegar a la zona de Melí, viejos ejemplares del raro cardo cabrero (cuya distribución abarca solo el sur de la España mediterránea y el norte de África) de hasta dos metros de altura se localizan al lado mismo del carril. La autovía es ahora omnipresente y ha generado varios taludes que sirven al senderista al menos para comprobar las bonitas vetas de colores de los esquistos que forman estas lomas. El sendero utiliza las vías de servicio paralelas a la carretera para llegar al Río Seco (km 7), que hay que vadear para seguir ascendiendo. Son muy interesantes los taludes que se va encontrando el GR-249 en la subida y bajada a un conocido vivero porque en ellos se aprecian las diversas texturas de sedimentos muy recientes, desde arenas compactas a graveras más sueltas de diferente calibre.

Después de dejar a la izquierda una zona de pinar con aromáticas en la que destaca un gran pino carrasco, el paso por debajo de la A-7 E-12 por la zona de Imaroga lleva a la Rotonda de la Góndola de Nerja (km 9.1) en la Loma de las Vacas, donde se debe cruzar la carretera MA-5105 muy cerca de una zona industrial. Un nuevo descenso lleva a atravesar el Arroyo de las Exóticas, llamado así por un desaparecido vivero, en Los Tablazos, donde aparecen de nuevo cultivos hortícolas y árboles frutales. La cuesta abajo termina en el Vado del Río Chíllar pasando antes sobre uno de sus canales de conducción de agua, de modo que para llegar al punto de destino hay que subir de nuevo pasando por una parte de Nerja construida sobre cuevas y taludes de travertino generadas por la acción sedimentaria de la cal del río.

El kilómetro 10.5 marca el final de la etapa en la Calle Julio Romero y muy cerca de una zona polideportiva.

Rutas
Rutas A pie En bicicleta
Acceso -

1. Inicio de la Etapa.

Acceso al Punto de Inicio: Desde la N-340 la mejor opciónesutilizarlacarreteraA-7207quellevadirecta- mente a Torrox desde la costa. No obstante, la Autovía A-7S cruza el río al lado mismo del pueblo, que tiene acceso desde la misma.

Punto de Inicio: Calle Almedina de Torrox, al norte, donde hace una curva. El punto de inicio está al sur del casco urbano.

Para disfrutar de la senda sin peligros: El cruce por el Río de Torrox está garantizado, y normalmente el arroyito que sigue y, más adelante, el Río Seco, no deben ofrecer problema alguno. Otro cantar es el Río Chíllar, que suele llevar agua durante todo el año salvo en épocas de sequía prolongada. Al estar tan cerca de Nerja es posible encontrar algún puente cercano si el caudal es demasiado fuerte, para lo que se recomienda descender hacia el sur en busca de la Nacional 340.

Los tramos de vereda, al principio, son bastante pendientes y a veces hay piedras sueltas. El tráfico en los carriles va aumentando conforme se acerca el sendero a Nerja, puesto que al trasiego agrícola se van uniendo los desplazamientos de los habitantes de las urbanizaciones. Los sectores asfaltados no tienen, por lógica, arcén, por lo que hay que prestar atención al tráfico rodado. Las vías de servicio aledañas a la autovía siguen ese mismo patrón.

En el entorno de la rotonda de la Góndola de Nerja es necesario utilizar los pasos habilitados puesto que aquí el número de vehículos y la velocidad media son mucho mayores.

No hay puntos de aprovisionamiento de agua potable en todo el recorrido.

2. Finalización de la Etapa.

Acceso al punto de finalización: Como se ha dicho, la travesía de la N-340 es una buena opción, al oeste de la zona deportiva Enrique López Cuenca.

Punto de finalización: Intersección de las Calles Julio Romero y Picasso, cerca de la Avenida de la Constitución y de la Avenida de Pescia, la travesía de la N-340. Hay una zona de aparcamientos justo en el final de ruta. Es la zona norte de Nerja, la que se asoma al Río Chíllar.

3. Alternativa.

Posibles escapes: El hecho de circular al lado de la autovía no quiere decir que haya muchas posibilidadesde escape. Éstas comienzan realmente a partir de las zonas con carriles asfaltados del kilómetro 5. Todas las urbanizaciones tienen salidas hacia la autovía y conexión esaNerja,haciaelsuryelesterespectivamente.

Punto de no retorno: Se entiende que a partir de coronar el Puerto (km 3.1) lo más inteligente es bajar hacia Nerja, no porque esté más cerca que el punto de inicio sino porque las posibilidades de escape son mayores.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: La Vía Pecuaria estrella es la mencionada Cañada Real de Motril a Málaga, que tenía en el Puente de las Ánimas su paso particular hacia Torrox. La superposición de la Autovía del Mediterráneo sobre ella es la que ha obligado a la Gran Senda de Málaga a variar su trazado con respecto a este vial.

En la zona de Torrox los otros caminos tradicionales parten principalmente hacia el norte, para comunicarse con Cómpeta o Periana, y hacia el sur con la costa. Frigiliana tiene también sus propios caminos con dirección a Málaga que se cruzan con el GR-249 en la entrada a Nerja. El sendero de gran recorrido que nos ocupa concuerda hasta aquí con el GR- 92 E-12 Senda del Mediterráneo y, a partir del punto de finalización de etapa, se hermana con el GR-242 Sierra Tejeda Almijara (de Periana a Nerja), ambos con sentidos de descripción contrarios al actual.

Nerja es famosa por la visita guiada por el interior de la Cueva y, en otro ámbito, por los recorridos acuáticos por los Cahorros del Higuerón (en término de Frigiliana) y, sobre todo, el Río Chíllar. Son cientos las personas que emprenden el ascenso por estos amables ríos encajonados hasta el punto del cauce al que las aptitudes de cada cual lleven, cada vez más dentro del corazón de Sierra Almijara.

La Puerta Verde de Torrox, Frigiliana y Sierra Almijara une las dos poblaciones y la sierra por el norte de esta etapa, suponiendo una buena alternativa para diseñar un itinerario circular de varios días por el levante malagueño.

Dos Espacios Naturales Protegidos cercanos y muy significativos para la práctica senderista son el Paraje Natural Acantilados de Maro y Cerro Gordo (en la costa, hacia el este) y el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, hacia el nordeste. En la parte nerjeña de este segundo enclave destacan la ascensión al Alto del Cielo y los senderos que utiliza la quinta etapa de la Gran Senda de Málaga.

El Ayuntamiento de Nerja publicita y aconseja cinco rutas por Sierra Almijara (a la presa del Río Chíllar, a la Fuente del Esparto, al Navachica, al Almendrón y a la Cuesta del Cielo por la Civila) y una por el Arroyo de la Miel (al Peñón de los Castillejos). En su página web hay descripciones de los recorridos y croquis de cada ruta bastante explicativos.

 

Duración - 2:10 horas
Longitud - 9700 Km