Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

GR 249. Etapa 11: Alfarnate - Villanueva del Rosario

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 11: Alfarnate - Villanueva del Rosario

Hacia el Puerto del Quejigal

Los primeros compases de la etapa son llanos, atravesando los campos de labor de Alfarnate en busca de la sierra. El primer hito reseñable es el paso por el arroyo Morales, un vadeo histórico puesto que se coincide con la vía pecuaria Vereda de Archidona o del Fraile. Luego se cruza la carretera A-4152 y progresivamente la pista se va tornando más pedregosa. Hay una empinada cuesta con el tránsito vetado a los vehículos que en tiempos era una senda, la conocida Escarigüela, reconocible zigzagueando a ambos lados del carril. Los flancos de solana de la sierra se van poblando paulatinamente de encinas, pero domina el aulagar con algunas cornicabras. El paisaje se dulcifica por el capricho del modelado cárstico en el Puerto del Quejigal, incluso con charcas temporales, y el carril mejora ostensiblemente mientras emprende una bajada en dirección a Villanueva del Trabuco, que se avista al frente entre pinares de carrasco de repoblación, tras dejar la entrada a una finca a la izquierda.

 

Los hoyos y navas del Quejigal

El brusco giro del camino se realiza justo en donde todavía se erige el edificio de recepción de un camping que no llegó a funcionar y cuyos edificios principales, prácticamente terminados, ocupan una de las mejores zonas de pastizal o cultivo. En el kilómetro 4.8 del recorrido se llega al parque de Arborismo de Villanueva del Trabuco, en una extensa depresión rodeada de grandes árboles y con una laguna cercada.

El recorrido sigue y llega a una nueva hondonada, el hoyo Virote, rodeado de buenos ejemplares de pinos carrascos, encinares muy densos y grandes cornicabras, junto a los quejigos que dan nombre a toda la zona. Localmente llaman vaga a las cañadas como la que surge de este nuevo llano y asciende, bajo un tupido bosque de quejigos. Un nuevo llano donde se empieza a intuir la altitud y se llega a una alambrada, coincidente con la linde de términos de los tres municipios, que dirige al senderista hacia la izquierda en pos de una angarilla que da a la Era de Juan Moreno (km 6.8), prueba de la actividad agrícola asociada a estos terrenos tan marginales para el cultivo.

Desde este lugar, volviéndose, se divisa una panorámica espectacular de las sierras del Arco Calizo Central cerrado hacia el norte por la mole rocosa de la Sierra de Loja.

 

El recorrido por la sierra

La cañada por la que sube la Gran Senda de Málaga está entre la Sierra del Jobo, con el Morrón del Chamizo a levante y la Sierra Gorda a poniente. Las dimensiones de esta segunda montaña caliza son difícilmente calculables desde esta posición, pero sí desde Villanueva del Trabuco, a la que respalda. El sendero corona el punto más alto de todo el GR en una zona caracterizada por varias dolinas, donde se localiza la fuente de Toma y Bebe. Arriba, a la izquierda, hay un abrigo muy utilizado con paredes protectoras de mampostería.

A partir del Puerto del Quejigo y el Llano de la Cueva (km 8.3 y 1.385 m de altitud) comienza una bajada que va dando vista a la Dehesa de Hondonero. El objetivo es utilizar el sendero para llegar al Mirador de Hondonero, pasando por unas impresionantes tajeras entre las que se localizan ejemplares de arces dispersos, algunos de buen tamaño

 

La Dehesa de Hondonero

En el Mirador (km 9.6) hay que tomar ya la ancha pista que permite ascender hasta aquí en vehículo desde el pueblo de destino de la etapa. El entorno de este mirador es privilegiado por el anfiteatro de agrestes sierras que lo rodean pero también por la amplitud de las vistas hacia el norte, hacia las llanas extensiones de las dos villanuevas. El recorrido que la Gran Senda de Málaga inicia a partir de esta infraestructura va encontrándose con diversos paneles que han sido colocados pensando en un sentido de marcha inverso al de ésta. En ellos el senderista podrá conocer muy diversos aspectos de la Dehesa de Hondonero, entre los que cabe destacar los aspectos geológicos y los relacionados con las lagunas cársticas y nacimientos.

La zona es muy visitada por caminantes y turistas por el evidente efecto llamada del enclave, siendo también muy frecuente el tránsito de ciclistas y de montañeros que buscan las vías ferrata y de escalada.

El recorrido sigue teniendo una com¬ponente oeste relevante pero para llegar al pueblo gira bruscamente hacia el norte justo donde se encuentra el desvío hacia el Tajo de la Madera, un imponente farallón rocoso de color bermejo que se encuentra a unos 500 metros hacia poniente.

Lo que resta es caminar descubriendo sucesivas fuentes entre casas de labor, huertos y segundas residencias mientras empiezan a enseñorearse del paisaje de nuevo los olivos. Desde el amplio llano que hay delante de la refulgente construcción de la Ermita de Nuestra Señora del Rosario (km 14.3) parte el acceso al nacimiento de El Chorro, un corto desvío recomendable. El sendero transita luego entre los incipientes valles del Arroyo del Cerezo, el que se origina en la surgencia citada, y el de la Canaleja, al que se aproxima cada vez más hasta contactar en el puentecito que da acceso a la población del Villanueva del Rosario donde se da por finalizada la etapa.

Rutas
Ruta A pie
Acceso -

1.Inicio de la etapa:

Acceso al Punto de Inicio: Desde la A7, dirección Periana desde Vélez Málaga y por la MA-155 se llega a Alfarnate. Hay otro acceso desde Colmenar y la A-6100. Desde el Puerto de los Alazores, entrando desde Loja, el enlace a la MA-155 es la A-341.

Punto de Inicio: Plaza del Puente de Alfarnate.

Para disfrutar de la senda sin peligros: No hay que menospreciar lo que puede llegar a significar la altitud en esta etapa. A la altura media hay que sumar la máxima cota alcanzada y su carácter de puerto, con lo que las condiciones climatológicas pueden ser muy montañeras.

Los senderos a veces tienen un firme con bastantes piedras o directamente se camina por lapiaces incipientes. Hay que llevar un calzado adecuado para ello. No hay puntos de agua hasta llegar a la zona de Hondonero, y aún así no está tratada para el consumo humano.

2. Finalización de la etapa:

Acceso al punto de finalización: Desde Málaga, la A-92 M, la salida 20 hacia la A-7203. Desde Granada, en la A-92 salida 177 a la A-92 M dirección Málaga y salida 16 por la MA-231 hacia Villanueva del Rosario.

Punto de finalización: Villanueva del Rosario, en la intersección de la Calle Arroyo con el Camino de las Lomas.

3. Alternativas:

Posibles escapes: La mejor posibili- dad de escape antes de subir al puerto más alto es volverse y llegar hasta el Camping abandonado (hasta donde llegan sin problemas los vehículos) para bajar a Villanueva del Trabuco, que está muy cerca. Del Puerto hacia abajo, seguir al Mirador de Hondonero hasta donde llegan los coches y utilizar la pista forestal para acceder a Villanueva del Rosario.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: En Alfarnate hay tres Senderos de Pequeño Recorrido, el ya conocido PR A-268 del Bosque de las Morillas, el PR A-267 del Pico de Vilo y el que más afecta a la etapa, el PR A-266 de Las Pilas con el que se empieza en el Arroyo Morales.

En la entrada del camping abandonado están señalizados los accesos a las zonas de escalada (sectores) de Darrin y Toriles.

En cuanto a las vías pecuarias, el ascenso del comienzo de la etapa es de hecho la Vereda de Archidona, que cuando vuelca y sigue hasta Villanueva del Trabuco recibe el nombre de Realenga de Alfarnate. La segunda parte coincide mientras corona el puerto de mayor altitud con la Vereda del Camino de Alfarnate, pero solo hasta el bosque de arces. Luego, desde la entrada al Tajo de la Madera es otra Vereda, la del Camino de Riogordo, la que se coge hacia abajo mientras ella continúa hasta lo alto de la Sierra de Camarolos para volcar hacia el pueblo destino.

En la zona de Hondonero, Villanueva del Rosario ha habilitado una ruta circular de 10 kilómetros que lleva el mismo trazado que el GR, pasando por la ermita y el Tajo de la Madera, que han denominado Ruta del Nacimiento. Precisamente, desde la iglesia romera hay un acceso señalizado al Nacimiento del Chorro, a poca distancia. El último camino es el que lleva incluso en vehículo hasta el Mirador del Alto de Hondonero, con un ingente número de paneles indicadores e interpretativos en consonancia con la complejidad ambiental y patrimonial de la zona.

 

Duración - 5:15 horas
Longitud - 15400 Km